Propuesta elevará precio de vehículos, advierten expertos

Absorberá industria estadounidense más impacto y beneficiará a Asia, coinciden
Planta de Ford en Wayne, Michigan. Analistas mexicanos consideran que EU no tiene infraestructura para usar 50% de autopartes hechas en su territorio. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/10/2017
02:25
Sara Cantera y Miguel Pallares
-A +A

[email protected]

La propuesta de Estados Unidos (EU) de incrementar el contenido regional en la fabricación de vehículos en el área del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, de 62.5% a 85%, donde 50% de los componentes tendrían que ser de origen estadounidense, no es aceptable y elevaría costos de producción, coincidieron analistas.

Armando Soto, director general de la consultora Kaso y Asociados, dijo que el nivel de contenido propuesto no es aceptable y afectaría la competitividad en Norteamérica, mientras que la fabricación de autos en Asia se volvería más competitiva.

“Esa regla de origen no va a pasar. ¿Qué sucederá? No podemos saberlo todavía, simplemente deben ser negociaciones muy álgidas en ese sentido. Llegar a un nivel de contenido local estadounidense de 50%, cuando está en niveles de 35% o 40% como máximo, sería un gran costo en la fabricación de un vehículo y un componente”, explicó.

De aprobarse, el experto anticipó un posible aumento en el precio de los vehículos por el impacto en el costo de fabricación, además de que serían necesarios ajustes y reestructuración en las armadoras, así como en su cadena de suministro para adaptarse al nuevo escenario.

Miguel León, profesor decano del Área de Dirección de Operaciones del IPADE Business School, dijo que si se acepta ese 50% de contenido estadounidense, el impacto en el costo de producción de las armadoras sería de 600 dólares más por cada automóvil fabricado en la región.

“No conviene. La región se vuelve más débil y el que más pierde es EU, porque México exporta 80% de sus autopartes hacia allá. Además, México tendría que quedarse con 30% del contenido y Canadá 20%”, dijo.

A las armadoras les tomaría mucho tiempo desarrollar proveedores en EU, tendrían que invertir en tecnología y sus plantas están a máxima capacidad, por lo que tampoco pueden absorber producción de México o Canadá en poco tiempo.

Para Juan Francisco Torres-Landa, socio director del despacho de abogados Hogan Lovells, la propuesta es una ofensa al espíritu de facilitar el comercio, promover la eficiencia y competencia en el sector automotriz en el marco del tratado.

Considera que la propuesta abre el camino para que Donald Trump diga que no se puede lograr el objetivo de la renegociación del TLCAN y suspenda el acuerdo comercial.

Ricardo Haneine, socio de A.T. Kearney, agregó que ese nivel de contenido regional ni siquiera le conviene a las armadoras estadounidenses, ya que si existieran componentes en ese país a precios competitivos, ya los estarían usando.

Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes, descartó que la propuesta se haya dado de manera formal, pero dijo que se presentaría sábado o domingo.

“Se le consultó a las automotrices americanas, no a nosotros”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal