Las más buscadas. Necesitas habilidades “suaves”

Ser el mejor de la clase ya no es garantía de ser el mejor candidato. Hoy las empresas buscan otros tipos de inteligencias
ILUSTRACIÓN: DANTE DE LA VEGA. EL UNIVERSAL
21/03/2018
00:49
Mariana F. Maldonado
-A +A

Si algún día ser el mejor en lo que se estudiaba era garantía de conseguir un buen empleo, esos días se terminaron. Hoy el mundo laboral funciona al revés y son las habilidades que no tienen que ver con lo técnico las más valoradas. Porque mientras lo primero se puede aprender de una manera relativamente sencilla, lo segundo no tanto.

“Las empresas se dieron cuenta que lo hard (conocimientos técnicos) se puede aprender y lo soft (habilidades suaves) no tan fácil. Además se dieron cuenta de que una persona con las habilidades suaves puede llegar a superar a una persona con los conocimientos”, explica Arleth Leal, directora asociada de Red Ring, una empresa dedicada a recursos humanos.

A estas habilidades que no son técnicas se les ha llamado “habilidades suaves” y tienen que ver con saber trabajar en equipo, ser empático, ser inteligente emocional —saber gestionar las propias emociones y las de los otros—, tener capacidad de aprender, tener la capacidad de convivir con otras culturas, tener buena comunicación y ser curioso, entre otras.

Así, una de las tendencias que domina nuestro mundo del trabajo cada vez más tecnológico, es precisamente esta demanda de habilidades suaves, según la reclutadora Hays.

Es que frente a la tecnología, hoy lo más valorado es eso que nos hace humanos.

¿Se pueden aprender o no?

Algunos especialistas sostienen que no del todo; otros aseguran que sí se pueden aprender. Lo que sí es que para empezar al menos a desarrollar alguna de estas habilidades, la persona necesita tener la voluntad para hacerlo. Incluso hay algunos expertos que sostienen que tomar coaching es también una buena opción.

Por supuesto, algunos de nosotros tenemos estas habilidades más desarrolladas que otros, y es casi seguro que algunos tenemos carencias en donde otros tienen una aptitud de este tipo bien desarrollada. Por fortuna, los trabajadores mexicanos lo saben y están dispuestos a hacer algo al respecto. Según el Informe de brechas de habilidades 2017 realizado por Udemy, una plataforma global de formación para aprender y enseñar en línea, 66% de los empleados cree que existe una brecha de habilidades en los trabajadores mexicanos, que se encuentra afectado por esta, y que, en primer lugar, las habilidades que tienen que desarrollar para permanecer competitivos en el mercado son las relaciones interpersonales y trabajo en equipo.

“En un mercado laboral competitivo donde para muchos el tener un título profesional no es suficiente, el estudio realizado a trabajadores arrojó que más de la mitad de éstos considera que uno mismo debe responsabilizarse por mejorar su propia capacitación”, sostiene este estudio. Así, los mexicanos saben de qué pie cojean y también están conscientes de que en sus manos está capacitarse en todo aquello en lo que no son tan buenos. Así que es momento de empezar a poner atención a qué habilidades nos faltan y a hacer cosas por resolverlo. ¿Cómo empezar? Uno de los caminos más sencillos, es el de la lectura.

Varios estudios han encontrado que leer ayuda a las personas a ser más empáticas, es decir, a entender, a ponerse en los zapatos del otro y a sentir lo que otros están sintiendo. Un estudio realizado por The New School, una universidad en la ciudad de Nueva York, arrojó que las personas que leyeron ficción mejoró su capacidad para entender lo que otros están pensando y sintiendo. Pero no se trata de leer cualquier cosa. Los investigadores pusieron a varios grupos a leer distintos textos, entre estos, ficción popular —es decir géneros como thrillers, horror, romance, western, fantasía o ciencia ficción–, ficción literaria, no ficción (investigaciones periodísticas, por ejemplo) o nada, y después, le pidieron a los participantes a que resolvieran un cuestionario, con lo que hallaron que aquellos que habían leído ficción literaria habían mejorado su capacidad de empatía.

Así que si no te encanta leer, es hora de que le des otra oportunidad. Verás que te ayuda no sólo a esto, sino a disminuir el estrés, mucho más que dar un paseo o jugar videojuegos (un estudio lo comprobó).

Otra actividad que seguro te va a encantar y te va a ayudar mucho a desarrollar este tipo de habilidades es viajar. Una de las habilidades suaves más demandadas para 2018, de acuerdo con un conteo de Hays, es la inteligencia cultural y esta es, que los empleados puedan establecer una relación con colegas y clientes internacionales, “una capacidad que solo puede provenir de ser culturalmente sensible”. Así que si estás indeciso en aceptar esa expatriación que está abierta para ti desde hace tiempo, es momento de que te decidas a hacerlo. Esto te abrirá los horizontes y convivir con personas de otra cultura desarrollará tu sensibilidad y empatía.

Un estudio de la Friedrich Schiller University, en Jena, Alemania, encontró que vivir en otro país mientras se estudia ayudó a los estudiantes que lo hicieron a desarrollarse mejor emocionalmente. “Los estudiantes que viajan tienen una mente más abierta y son más conscientes y extrovertidos que los que se quedaron en casa”, sostienen los investigadores. En resumen: Las personas que se integraron a una cultura diferente pueden manejar mejor situaciones nuevas y retos importantes.

¿No estás en posición de viajar ahora? No te preocupes. “Puedes aprender un nuevo idioma, incluso si se trata de un nivel básico. Otro consejo muy útil es ampliar los tipos de libros y periódicos que lees, las películas que miras, las personas con las que hablas, etcétera, con esto puedes abrir tu mente a nuevas culturas y perspectivas. Hagas lo que hagas, en última instancia, necesitas ‘globalizarte’ en un intento de impulsar tu inteligencia cultural en 2018”, es la recomendación de Hays.

Aprender es otra habilidad que está del lado de las llamadas “suaves”. Hoy los trabajadores tienen en sus manos el desarrollo de su carrera y deberían estar abiertos a aprender nuevas cosas, siempre y en muchas circunstancias.

Si estás convencido de ello, sal de tu zona de confort e inscríbete a un taller o curso. Está bien si tiene que ver con tu carrera, pero también lo está si no tiene que ver.

El objetivo es abrir tu mente a conocimientos nuevos porque esto te abrirá nuevas perspectivas para interpretar de una manera más completa tu contexto. Además, inscribirte en alguna actividad puede permitirte también mejorar tus habilidades de trabajo en equipo y de comunicación. Y apúrate porque en el mundo laboral de hoy trabajar en equipo no es un plus, sino una parte del set de habilidades indispensables para cualquier puesto

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS