​Urgen American Society y Coparmex a una reforma fiscal profunda

Ambos organismos se pronunciaron por un esquema de estímulos que permita reducir el impuesto tributario en 20% como se ubica en Estados Unidos
07/02/2018
17:13
Suzzete Alcántara e Ivette Saldaña
-A +A

La American Society y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), hicieron un llamado a la Federación y al Congreso de la Unión para que en breve se lleve a cabo una reforma fiscal, que permita reducir el impuesto tributario en 20% como se ubica en Estados Unidos.
 
Se dijeron confiados de que en el corto plazo y antes del proceso electoral del 1 de julio, se esté firmando en nuevo acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América (TLCAN), lo que permitirá que tanto México, Canadá como Estados Unidos, sigan siendo países competitivos.
 
El presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, hizo un llamado puntual al presidente Enrique Peña Nieto y a la Secretaría de Hacienda, para que sin “demora puedan emitir un decreto de estímulos fiscales, más allá de que se requiere una reforma fiscal a fondo, similar a la de Estados Unidos en corto plazo”, refirió.
 
Añadió que los empresarios esperarían que se dé el decreto que está dentro de sus facultades, para que haya un esquema de depreciación inmediata de las inversiones, para que haya un ambiente de incertidumbre al final de la administración de Peña Nieto, y así las empresas tengan incentivos para invertir en equipo, maquinaría, bienes de capital.
 
“Les exhortamos que pasemos del discurso a los hechos y que para fomentar la formalidad en el empleo se regrese la deducibilidad plena y las prestaciones laborales, es un contrasentido, fomentar el empleo formal y que solo un 47 o 53% -según el tipo de empresas- de las inversiones que se hace en prestaciones laborales puedan ser llevadas fiscalmente”, expresó.
 
Larry Rubin, el presidente del Consejo Directivo del American Society, señaló que en el marco de las renegociaciones del Tratado, se debe discutir en el Congreso mexicano una reforma fiscal que no solo apoye al empresario norteamericano, sino al de casa, así como a la clase media y trabajadora.
 
En conferencia conjunta, aprovechó para pedir a los precandidatos presidenciales pronunciar sobre una nueva reforma fiscal, que permita el incremento de la base tributable, apoye a los que pagan impuestos para incrementar el consumo y la inversión, además de darle “un duro golpe” al desempleo.
 
“Creemos que sí México lleva a cabo una reforma fiscal similar a la de Estados Unidos, tendrá un beneficio cuantificables a las familias mexicanas, más allá de los empresarios mexicanos. Una reforma en donde se establezca una tasa del 20 al 21%, creemos que México sí puede y debe entrar a una nueva reforma fiscal”, indicó.
 
Sobre el Tratado, apuntó que de lado de la comunidad americana están seguros que se firmará en breve y apropiadamente en beneficio de las tres naciones; “creemos firmemente que el TLCAN será más fuerte y mejorado para las tres naciones, como saben en la sexta ronda ya se establecieron mecanismos contra la corrupción que van a beneficiar a los empresarios de las tres naciones”, indicó.
 
De Hoyos se dijo optimista del final que tenga el TLCAN, ya que hay señales claras de que se avanza en temas críticos, como lo fue el capítulo sobre corrupción, por lo que la renegociación del Tratado será un vehículo más eficaz para mejorar la comercialización entre los tres países.
 
“Pensamos que las dos últimas rondas serán definitorias, por lo que esperamos haya coincidencias para que pueda materializarse. Hacemos votos”, asentó. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios