Se encuentra usted aquí

Suman propuestas “inaceptables”

Gobierno de EU incluye al menos cuatro proyectos que socios rechazan
Para agricultura, Estados Unidos pretende limitar exportaciones a una lista de 60 productos en temporada de cosecha de cada país (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
16/10/2017
01:27
Ivette Saldaña
ARLINGTON, Virginia.
-A +A

[email protected]

En tan sólo cuatro días de la cuarta ronda para modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el gobierno estadounidense incluyó al menos cuatro nuevas posiciones disruptivas para reglas de origen del sector automotriz, solución de controversias y vigencia del tratado.

Al planteamiento de Estados Unidos de eliminar el capítulo 19 de solución de controversias para dumping —exportación de productos por debajo del precio real— y subsidios, el sábado se agregó la propuesta de hacer opcional adoptar los otros dos capítulos de controversias, el capítulo 11 sección B que se refiere a conflictos entre un inversionista y el Estado y, el 20 sobre la creación de un panel para dirimir diferencias entre las partes.

De acuerdo con fuentes cercanas al proceso, el objetivo es que ninguna instancia fuera de EU pueda influir en las decisiones de la autoridad estadounidense, por lo que se planteó que cada país decida si prefiere que se resuelva la disputa vía el capítulo 11 de inversionista-Estado, o si se busca otra instancia en el poder judicial del país acusado, situación que preocupa a la iniciativa privada de EU.

Mientras que con el capítulo 20, referente a solucionar controversias vía la creación de un panel dentro de la Comisión de Libre Comercio, la propuesta es que se mantenga.

Para México y Canadá las propuestas son inaceptables porque el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se quedaría sin mecanismos para solucionar los conflictos comerciales y se debilitaría la fuerza de éstos, de acuerdo con fuentes.

En el tema textil, los estadounidenses pidieron elaborar una lista de productos que no se originen en Norteamérica y que podrán integrarse a las telas y confecciones a exportarse dentro de la región, así como eliminar esquemas que permiten incorporar insumos del exterior para lograr mayor competitividad, un esquema como el que tiene EU con naciones de Centroamérica.

Todo ello se suma a la petición de EU subir las reglas de origen de 62.5% a 85%, y que dentro de ese porcentaje por lo menos la mitad sea estadounidense, y a la idea de incluir una cláusula de extinción, a través de la cual el tratado se acabaría cada cinco años.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS