Percibe CAF oportunidad para México en reconstrucción

Aunque un terremoto no es deseable, puede motivar una mejoría en la ciudad; plantea que las urbes deben planear crecimiento con infraestructura adecuada
Los fenómenos naturales como los sismos agudizarán sus efectos en ciudades como la de México, por lo que se debe mejorar su infraestructura, advierte el CAF. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
29/11/2017
01:28
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Los retos que enfrentan ciudades como la de México se agudizarán con los efectos de desastres naturales como los sismos de septiembre, advirtió el director corporativo de Análisis Económico y Conocimiento del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), Pablo Sanguinetti.

“México tiene el problema con los terremotos, pero otras ciudades tienen problemas de inundaciones y cambio climático; por eso, hoy más que nunca las ciudades deben planear hacia adelante el crecimiento de la urbe con infraestructura adecuada”, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL con motivo de la presentación del informe Crecimiento urbano y acceso a oportunidades: un desafío para América Latina.

Aseguró que México tiene la oportunidad de hacer una mejoría en la planeación urbana.

“México ahora con los terremotos tiene una oportunidad; por supuesto, es algo que no hubiéramos querido que pasara, pero es una oportunidad para hacer mejoras en el planeamiento urbano de manera preventiva, para ordenar un poco más la ciudad”, consideró Sanguinetti.

Ello implica no solamente dónde crecer y ubicar las actividades comerciales e industriales, sino qué tipo de requisitos se necesitan para las nuevas construcciones y en materia de densidad de población.

“Ver las restricciones para crecer hacia arriba o en las extensiones; si ya no se puede crecer hacia arriba o a los costados, eso encarece más la vivienda. No hay que tenerle miedo a crecer, se puede hacer de manera adecuada”, enfatizó al mencionar que los gobernantes por lo general le temen a una expansión de las metrópolis, sobre todo cuando lo hacen de forma desordenada, como la mala experiencia que ha tenido la CDMX.

México tiene una de las ciudades más importantes, por contar con la misma población que Nueva York, con 8 millones de habitantes, pero con una densidad de alrededor de 110 frente a la de 30-25 de la ciudad de los rascacielos.

Se trata de una ciudad importante con centros económicos relevantes, pero no ha resuelto el problema de los servicios y los tiempos de traslado, señaló Pablo Sanguinetti.

Transporte y vivienda. El Reporte de Economía y Desarrollo (RED) 2017 arroja que en América Latina los principales desafíos de las urbes son el transporte público y la vivienda como parte del reordenamiento, pues 80% de la población vive en ciudades.

Señala que en ciudades como la de México los habitantes necesitan ahorrar durante 70 años el 30% de sus ingresos para comprar una vivienda de 50 metros cuadrados al precio promedio en la ciudad.

Por eso, se plantea que el rol de las ciudades para promover la productividad de las economías es regular el transporte privado mediante el cobro para entrar a las zonas céntricas de las ciudades más congestionadas o en horas pico.

Se requiere fortalecimiento institucional y capacidades estatales a nivel metropolitano para coordinar más y mejor las políticas capaces de llevar a las ciudades a lograr el objetivo de una mayor accesibilidad.

Pablo Sanguinetti destacó que en materia de transporte Buenos Aires está mejor que otras, pero tiene problemas de vivienda.

En tanto, en la CDMX el programa Hoy no Circula no ha funcionado, por eso en el informe recomiendan que se debe ir más por un esquema de cobro para transitar en horas pico o restringir el transporte privado en zonas muy congestionadas.

Mencionó el caso de Londres, en donde se cobra un impuesto a la congestión para poder circular en el centro de la ciudad.

Medellín: ejemplo. Hay tres tipos de políticas para tener ganancias en empleos, servicios y difusión de ideas para controlar la congestión: planificación del uso de suelo, movilidad y vivienda tienen que ser coordinadas en las metrópolis de una misma región, puntualizó.

Lo anterior se debe completar con una figura de autoridad metropolitana o gobernanza metropolitana para una mayor y mejor coordinación.

De acuerdo con su experiencia, Medellín, en Colombia, es una ciudad que ha avanzado mucho porque tiene un sistema de gobernanza metropolitana muy moderno, con diversas mejoras en transporte.

“Es hoy una ciudad muy interesante para mirar en muchas dimensiones, claramente muy interesante, así como Buenos Aires es otra que podemos voltear a mirar”, afirmó Pablo Sanguinetti.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios