El ABC para tener un fondo de ahorro de emergencia

Si aún no tienes un ahorro destinado para las emergencias, ahora es un buen momento para iniciarlo
16/10/2017
11:18
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Las emergencias pueden llegar en cualquier momento -puede ser de salud, de trabajo, desastres naturales o familiares-, y es común que nos sorprendan sin estar preparados.

Cuando ahorramos tenemos en mente objetivos definidos: unas vacaciones, un automóvil, un celular nuevo, la hipoteca de nuestra casa o para nuestro retiro, ¿pero qué pasa con los ahorros para emergencias? ¿Los tenemos contemplados? Por lo general, la respuesta es no

Si aún no tienes un ahorro destinado para las emergencias, ahora es un buen momento para iniciarlo.

¿Cómo calcular este fondo de emergencia?

De acuerdo con Principal, depende de cada situación, pero en esencia su liquidez debe ser entre 3 y 6 meses de tu sueldo.

Si por ejemplo ganas 15 mil pesos mensuales, tu reserva de emergencia debería ser de 45 mil a 90 mil pesos.

Para conocer el monto que deberás tener como fondo de emergencia calcula cuánto gastas al mes en categorías fijas como alimentación, vivienda, transporte, pago de deudas, educación y salud, eso deberás multiplicarlo por seis o tres, según lo decidas. 

Un aspecto importante es que el monto va a ir cambiando a lo largo de tu vida, pues entre mayor sea tu sueldo, los bienes que poseas o si tienes familia, tu fondo debe ir en aumento para cubrir cualquier situación que se presente.

¿En dónde guardarlo?

La recomendación es que no tengas ese dinero debajo del colchón, sino en una institución financiera, tal vez en una cuenta bancaria que te genere rendimientos, pero en ningún caso lo tengas estancado, sino que esté trabajando todo el tiempo.

Ya sean 3 o 6 meses de tu sueldo, es una cantidad importante que estará protegida en una institución bancaria, además de que mantendrá su valor con el tiempo.

Estos son los pasos que puedes seguir para sortear de mejor manera una emergencia:

- Planifica: Aunque las emergencias no se pueden prever, sí podemos planear nuestra respuesta a ellas.

Además del aspecto financiero, debes tener preparados tus documentos importantes escaneados en tu correo electrónico, contar con un botiquín médico a la mano o platicar con tus seres queridos sobre qué hacer en casos de emergencia y fijar un punto de reunión en caso de no estar juntos en ese momento.

- Asegúrate: Es importante que además de contar con un ahorro específico para emergencias, tengas contratado un Seguro de Gastos Médicos Mayores o un Seguro de Vida.

También asegura tu patrimonio con un seguro para coche y otro para tu casa o departamento. En cada uno de estos productos hay muchas modalidades, formas de pago y cláusulas, por lo que es bueno asesorarte con un experto que te ofrezca aquellos seguros que tú necesitas para no quedar desprotegido.

- No entres en pánico: Estar en medio de una crisis genera estrés y tu capacidad de tomar decisiones se vuelve de suma importancia, así que una mala decisión financiera podría causarte más daños que la misma crisis.

En estos momentos no tomes decisiones financieras por ti mismo, busca ayuda de un experto o de un asesor financiero que pueda orientarte de la mejor manera.

Por ejemplo, si chocas tu automóvil, espera a que tu aseguradora te brinde el apoyo necesario y posteriormente revisar el deducible. Tu fondo de ahorro para emergencias es para este tipo de gastos.

- Recupérate: Una vez pasada la emergencia, es tiempo de que repongas el dinero que tomaste de tu fondo de ahorro para que esté listo nuevamente.

En caso de que también hayas usado tus demás ahorros, será un periodo en el que tendrás que administrar aún mejor tus gastos para poder recuperar tus finanzas.

Trata de no apoyarte en préstamos bancarios a menos que sea realmente necesario.

Sin importar la crisis que se presente, si planeas y te anticipas, podrás salir mejor librado del problema de cualquier emergencia.

tcm

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS