Aprende a armar un presupuesto en 12 pasos

Si buscas arreglar tu desorden financiero, necesitas sentarte a hacerlo con papel y lápiz en la mano. Hacerlo te ayudará a deshacerte de los gastos hormiga que están haciendo que a tu dinero le salgan pies
Foto: Archivo
18/01/2018
19:50
Mariana F. Maldonado
Ciudad de México
-A +A

El presupuesto es el rey de las finanzas personales, así que si quieres arreglar tu desorden financiero, no hay de otra, necesitas sentarte a hacerlo con papel y lápiz en la mano. Hacerlo te ayudará a deshacerte de esos gastos hormiga que están haciendo que a tu dinero le salgan pies. Aquí te damos el paso a paso para que por fin este 2018 lo logres.

1. Motívate. Piensa en un objetivo financiero que te gustaría alcanzar porque esto va a motivarte. Esto es importante porque tener un presupuesto simplemente por el hecho de que es una buena práctica financiera no te va a llevar muy lejos. ¿Quieres irte a Cancún a mediados del año? ¿Ahorrar para tu retiro? ¿Juntar dinero suficiente para la universidad de tus hijos? Después de que pongas en claro tu situación financiera puedes empezar a trazar la estrategia para lograrlos. No tiene que ser solo un objetivo, sino que puedes tener varios y destinar distintos montos y tener distinta periodicidad para ahorrar en ello, pero primero, por partes.

2. Lo pesado. Rastrear tus gastos es quizá el paso más estresante y difícil, pero si tienes constancia sólo lo tendrás que hacer una vez. Descarga alguna app que te ayude a controlar gastos y descarga un Excel que te permita también hacerlo. No te angusties, no lo tienes que hacer desde cero, hay formatos en internet ya hechos especialmente para ello. La especialista en finanzas personales Sonia Sánchez Escuer en su sitio blogylana.com tiene uno que puedes bajar de manera gratuita. Llevar un control por las dos vías te ayudará a hacerlo de la mejor manera.

3. Síguele la pista a tu dinero. Saca de tu cartera todos los tickets, busca todos tus estados de cuenta y saca papel y lápiz, que también te ayudará. Ahora bien. Anota primero todos tus ingresos. Hazlo primero en el Excel y ya después lo pasas a la app o viceversa.

4. Ya que los tienes, empieza a rastrear tu dinero. Para ello también es útil tu banca móvil, ya que ahí hay registro de las veces que has pagado con tarjeta. Empieza a capturar los gastos y ya sea en la hoja de Excel o en la app, se irán restando de manera automática a tus ingresos.

5. La triste realidad. ¿Cómo? ¿No logras localizar 30% de tu quincena? ¿Gastaste una cantidad estratosférica en comidas con tus amigos? No te preocupes, todas son preguntas (o lamentos) que todos nos hemos hecho a la hora de hacer un presupuesto. Si logras ser constante, no va a volver a sucederte.

6. Primero los gastos fijos. Ahora bien, ya tienes claro hasta ahora en qué has gastado, así que necesitas pagar de una vez tus gastos fijos:Renta, agua, luz, pago de tarjetas, etcétera. Procura cada mes pagar primero estos gastos fijos para deshacerte de deudas de una vez y no quedarte sin dinero luego. Captúralos en tus formatos, así te darás cuenta con cuanto dinero cuentas para ahorrar y para gastar de manera corriente.

7. Ahora el ahorro. ¿Cuánto vas a ahorrar? Si todavía no lo haces, es importante destinar una cantidad a este rubro. Se recomienda que sea entre 30% y 40% de tus ingresos lo que se dedique al ahorro. 10% a metas de corto, 10% a mediano, 10% a largo y el otro 10% a un fondo de emergencia.

8. Tus metas financieras. ¿Cuáles son estas metas financieras que quieres alcanzar? De este 30% o 40% de tu sueldo, divídelo en todas aquellas metas que quieres realizar. ¿Quieres irte a Cancún en seis meses? ¿Cuánto estás dispuesto a destinar a este rubro? Y así sucesivamente. Si bien hay buenas prácticas, cada cartera es un mundo así que divide el dinero que le destinarás a cada meta de manera prioritaria para ti. No dejes de lado el fondo de emergencia que te puede salvar ante cualquier eventualidad, la recomendación es que sea lo equivalente a tres meses de tu sueldo.

9. Conserva el valor de tu dinero en el tiempo. Si no sabes qué hacer con esta cantidad por ahora, una posibilidad es que abras una cuenta en cetesdirecto.com y compres Cetes para que al menos conserves el valor de tu dinero en el tiempo. Un Certificado de Tesorería (Cete) es un instrumento que emite el gobierno, es decir, que tú estarías comprándole al gobierno bonos con los cuales éste se financiará y por prestarle te va a pagar una cantidad. Estos instrumentos están dando al año 7.78%, lo cual al menos cubre la inflación. Define a cuánto ascenderá este monto, captúralo en el registro y en cuanto puedas, sepáralo en la cuenta de Cetes. Es posible domiciliar una cantidad fija ya sea cada mes o cada quincena, así que automatízalo para que te olvides de hacerlo cada periodo.

10. Planea tu gasto corriente. Ya que tienes esto claro, la suma restante –ya que separaste los gastos fijos, el ahorro– va a gasto corriente, pero para que no te quedes sin dinero antes de tiempo, haz una lista de tus hábitos financieros. Si acostumbras salir con amigos, desde ahora considera la cantidad que vas a dedicar a ello. Si esta quincena tienes que cortarte el cabello, también considéralo. Y así, haz memoria de todos los rubros en los que gastas para que los consideres y no te quedes sin dinero al final de la quincena. Esto lo tienes que hacer al inicio de cada periodo.

11. Ten constancia. Busca en la configuración de la app la posibilidad de generar recordatorios y activa uno al final del día. Esto hará que si durante el día estuviste demasiado atareado para apuntar los gastos no dejes pasar el día completo para hacerlo.

12. ¡Te mereces un premio! Cada vez que tengas un pequeño logro, recompénsate porque esto te ayudará a mantenerte motivado.

TIPS: A la hora de proponerte objetivos financieros, cuida que estos sean concretos, medibles, realizables y tengan un periodo de tiempo determinado para que les puedas dar seguimiento.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS