"Vamos a proponer apoyo para jubilados"

Se busca reducir impuesto al ahorro pensionario en las Afore; preparan regla para evitar relación con empresas fantasma
Titular de Prodecon, Diana Bernal. (CAMILA MATA. EL UNIVERSAL)
29/01/2018
01:26
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Un plan para ayudar a los jubilados a través de la equidad fiscal va a entregar la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) a los candidatos a la presidencia, adelanta la ombudsman fiscal, Diana Bernal.

“Tenemos todo un plan este año para apoyar a los jubilados, incluso lo que queremos en su momento es hacer una propuesta muy seria, para que cuando haya candidatos a la presidencia formales, pedir que la adopten”, dice a EL UNIVERSAL.

En sus oficinas en Insurgentes, al sur de la Ciudad de México, también da a conocer en exclusiva que está lista la regla para evitar que empresas fantasma tengan relaciones comerciales con el gobierno federal.

Se trata de una disposición para que los privados que quieran hacer contratos con el gobierno deban contar con una opinión de cumplimiento fiscal adicionada a la que existe actualmente para demostrar que no es una empresa fantasma.

Para ello, Prodecon trabajó con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción para emitir la regla por medio de una Resolución Miscelánea que se dará a conocer en unos días.

Pensiones justas

Bernal afirma que mientras que hay candidatos que hablan de quitar la pensión a los ex presidentes, lo más importante es proteger a los ciudadanos comunes y corrientes.

La iniciativa que está elaborando la Prodecon va en el sentido de reducir el impuesto al ahorro pensionario en las Afore cuando llega el momento del retiro laboral.

Actualmente se paga 35% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), es decir, la tarifa máxima cuando se les entrega el ahorro en una sola exhibición.

“A mí me interesa que una persona que trabajó toda su vida y retira un millón de pesos no le metan una tarifa de 35%”, apunta.

Explica que si el jubilado opta porque le den una pensión mensual está exenta del gravamen sólo hasta por el equivalente a 15 salarios mínimos.

Bernal lamenta que en este país quién paga los impuestos por pensiones es la clase trabajadora, desde obreros hasta clase media.

Todo jubilado tiene derecho a retirar su dinero porque a lo mejor tiene planes de emprender un negocio o irse a vivir a otro lado, asegura.

Su propuesta irá acompañada de un estudio y análisis sustentado para convencer a los candidatos de que se trata de justicia y equidad fiscal en materia de seguridad social, como las pensiones en México.

Actualmente, Prodecon está ganando muchos casos en tribunales relacionados con pago de incapacidad, para el pago de un laudo laboral o pensión para una sola exhibición.

“Les están cobrando un impuesto muy alto, por eso les hacemos la propuesta técnica de que el que llegue a ganar cambie ese régimen fiscal y la forma en que se está causando el gravamen cuando se termina la relación laboral”, detalla.  

Balance anual

Al hacer un balance de 2017 del trabajo en defensa de los pagadores de impuestos, Bernal señala que obtuvieron resultados favorables tomando en cuenta que el organismo va a cumplir apenas siete años el próximo 1 de septiembre.

“El año pasado tuvimos un crecimiento de 41% en servicios; en 2016 acabamos con 142 mil 767 atenciones y en 2017 con 202 mil 85, o sea que tuvimos prácticamente 60 mil atenciones más entre 2016 y 2017”.

Pone de manifiesto que no es fácil alcanzar un crecimiento de ese tamaño, sobre todo en una materia tan especializada como es la fiscal, y que la gente todavía no conoce mucho a la Prodecon.

En quejas y reclamaciones pasaron de casi 28 mil a 35 mil 492, lo que representó un aumento de 27%, y en acuerdos conclusivos fue de más de 18%; sin embargo, el mayor avance fue en asesoría, gracias a que han multiplicado los canales de comunicación con los contribuyentes que no sólo es personalizada, sino a través de centros telefónicos de atención gratuita, el chat que ha tenido muy buena respuesta y los módulos virtuales.

De los módulos de atención virtual, resalta que son totalmente autosuficientes. Tienen uno en la administración desconcentrada de  auditoria en Cholula del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en Puebla, y otro en las oficinas de la secretaría de Finanzas en Chihuahua.

“Son dos módulos en donde hay entre siete y 10 atenciones diarias, pero es muy bonito porque se puede interactuar, en donde se puede presentar la queja, se digitaliza la firma y los documentos y se regresa el papel con el cual se va a iniciar el procedimiento; no es necesario ir a las oficinas de Prodecon y se puede ir viendo el avance por correo electrónico o chat a ir al módulo”, explica Bernal.

Lo anterior les ha permitido ir creciendo, aunque la mayoría de la gente todavía prefiere hacer sus trámites y procedimientos de manera presencial, comenta.

Prodecon cuenta con 31 delegaciones en el país, una en cada estado de la República, con excepción de Tlaxcala, porque se atiende a los contribuyentes en Puebla, y en Jalisco hay dos por la gran cantidad de trabajo.

Además tienen tres oficinas desconcentradas, una en Mexicali, otra en Matamoros y una más en Ciudad Juárez, que son espacios más reducidos, con un subdelegado y con poco personal.

Por ejemplo, ese tipo de oficina que tienen en Ciudad Juárez, Chihuahua, reporta un buen número de atenciones, porque ahí hay muchas empresas y comercios; sin embargo, existe una gran distancia entre ese lugar y la capital del estado, como sucede lo mismo entre Tampico y Matamoros en Tamaulipas.

No obstante, ponderó que el total del personal de la Prodecon no supera los 630 colaboradores en el país. “No nos hemos burocratizado y eso gracias a que todo lo tenemos en plataforma digital; si queremos saber cuántas quejas se recibieron en la República lo podemos saber así como por cada entidad”, destaca. 

Están aprovechando todas las herramientas tecnológicas a favor de los contribuyentes y para ser más eficientes en su trabajo con poco presupuesto.

Para su labor, la Cámara de Diputados le aprobó un presupuesto de 854 millones de pesos para este 2018, frente a los 839 millones que autorizados el año pasado, es decir, un aumento de 15 millones.

Lo anterior ha servido para contratar más personal para atención al público, mientras que han reducido estructuras de alta dirección.  

“Eso se traduce en que la gente está viendo realmente un remedio eficaz para su problema”, afirma.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS