Tercera ronda del TLCAN inicia con embestida de EU

Va contra reglas de contenido regional de automóviles; podría pegar al acero; países no socios se benefician a través de México y Canadá, acusa Wilbur Ross
Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, destacó que el contenido de ese país en los bienes importados desde Canadá y México ha caído de 1995 a 2011, lo cual impulsa un déficit de 70 mil millones de dólares con México. (JEENAH MOON. REUTERS)
23/09/2017
02:16
Ottawa, Canadá
Ivette Saldaña y Miguel Pallares Reportera y enviado
-A +A

[email protected]

La tercera ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) inicia hoy con una embestida por parte de Estados Unidos en contra de las reglas de contenido regional de automóviles, que podría tener implicaciones en los componentes de acero.

A través de una declaración titulada “Las reglas del TLCAN están matando nuestros empleos”, Wilbur Ross, secretario de comercio de Estados Unidos, argumentó ayer que el contenido estadounidense en los bienes importados desde Canadá y México ha registrado caídas de 1995 a 2011, lo cual ha impulsado el déficit de 70 mil millones de dólares que tiene su país con México.

“El contenido estadounidense en los bienes manufacturados importados desde Canadá cayó significativamente de 21% a 15%. El contenido estadounidense en los bienes importados desde México cayó de 26% a 16%. Estos datos están disponibles sólo hasta 2011, pero no hay una razón para pensar que la situación ha mejorado”, indicó.

Ross destacó que las importaciones de Canadá y México están siendo absorbidas en gran parte por países no pertenecientes al TLCAN.

Las reglas de origen que establecen el contenido regional de automóviles de 62.5% forman parte de una de las mesas de negociación. Dicho porcentaje corresponde a la cantidad de componentes originales que deben tener los vehículos para obtener el beneficio de estar libres de aranceles.

Luz María de la Mora, directora de LMM Consulting, dijo que las declaraciones de Ross podrían tener implicaciones en la lista de rastreabilidad, ya que es ahí donde se establecen aquellos componentes de un vehículo que deben contabilizar los insumos no originales (provenientes de países ajenos al TLCAN) usados en la fabricación de un bien.

“En este momento se traen piezas o insumos de China, Taiwán y otros países, todas ellas no son originarias de la región, todas las incorporas dentro de un bien, con eso arman un componente y como ese componente no está dentro del anexo (la lista de rastreabilidad), lo pueden incorporar, entonces lo no originario pasa a ser considerado como originario de la región”, explicó la especialista.

En la actualidad, la lista de rastreabilidad tomada del Anexo 403.1 del TLCAN ha favorecido una exigencia para los componentes mencionados en el documento, pero otros han logrado salir beneficiados por no formar parte de la lista.

 

Acero. Una de las mayores preocupaciones para México está en el tema del acero, ya que no está en la lista de rastreabilidad y, por lo tanto, hoy es beneficiado por no tener la exigencia de reportar los insumos no originales o fuera de la región que contenga.

“Una gran parte del vehículo, cerca de 70% es acero. Si esta lista no lo contiene quiere decir en principio que para efectos de calificar origen, no tendrías que hacer rastreabilidad. Eso ha permitido que muchas empresas que no necesariamente tienen cadena de valor fuerte en la región pueden calificar fácil sus vehículos”, comentó Rubén Ibarra Contreras, experto en la industria automotriz.

Para el especialista, la maniobra de Estados Unidos podría acabar con la lista de rastreabilidad, con el objetivo de incrementar la exigencia de contenido regional, pero existe la posibilidad de que se proponga un porcentaje específico de contenido local proveniente de Estados Unidos.

“Si se decide que Estados Unidos pusiera un porcentaje de 25% o 15% dentro de 62.5%, habría empresas que estarían tentadas en hacer cambios en su cadena de valor”, comentó.

Consideró factible la propuesta de Estados Unidos por aumentar el porcentaje del contenido regional de 62.5% a más de 70%.

El impacto, agregó Ibarra, estaría vinculado a las automotrices de origen asiático, además de las europeas, por ejemplo, Nissan, Honda, Volkswagen, Audi, BMW y todas aquellas que no forman parte del TLCAN.

Mantente al día con el boletín de El Universal