Sin TLCAN, prevén alza en alimentos y bienes industriales

Exportaciones a EU, con aranceles de hasta 30%; expertos ven impacto a bolsillo del consumidor
Cruce fronterizo en Nuevo Laredo. Camionetas, productos agrícolas, ropa y petroquímicos tendrían alzas sin el acuerdo comercial, advierten expertos. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
23/10/2017
01:29
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

El rompimiento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte provocará el encarecimiento de productos como cacahuates, melones, ajo, cebolla, lácteos, tabaco, ropa, calzado, cereales y petroquímicos, entre otros, coincidieron expertos.

Entre los bienes que se exportan a Estados Unidos y que sufrirá el mayor impacto están camionetas o pick up, pues pagarían un arancel de 25%.

De acuerdo con la directora de la consultoría LMM, Luz María de la Mora, 29% de las exportaciones de vehículos de 2016 corren el riesgo de ser gravadas con ese porcentaje.

La experta dijo que la cancelación del TLCAN implicará que para México se encarezcan los costos de importar lácteos, cereales, maíz amarillo, productos químicos y autopartes.

Los productos nacionales que llagan al mercado estadounidense proclives a que su precios se eleve son pick ups, bebidas, ropa, tabaco, melones, albaricoques, cacahuates, entre muchos otros, expuso.

“Sin el TLCAN, el principal afectado será el consumidor”, afirmó el presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Bosco de la Vega, quien agregó que el sector pecuario importa maíz para alimentar a aves y ganado, y ello podría afectar precios de los cárnicos en el país, aunque podría buscarse otro país proveedor.

El coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM, Ignacio Martínez, aseguró que hay productos de consumo final y uso cotidiano que podrían alcanzar niveles arancelarios y que impactarían drásticamente al bolsillo al consumidor.

Detalló que entre las mercancías susceptibles a una aplicación de arancel de 25% está el calzado para mujeres. A la ropa se le aplicará una tasa de 16%, mientras a productos para consumo animal y vegetal sería de hasta 30%, y en alimentos, de 15%.

De la Mora comentó que sería más caro exportar desde México a Estados Unidos prendas tejidas de combinaciones de lana, sintéticos y otros filamentos; sacos, ropa interior, abrigos y capas para hombres; sacos, blusas, faldas, playeras, suéteres y ropa interior para mujeres.

Otros productos sensibles serían ropa para bebé y zapatos deportivos. Así como artículos de vidrio como vasos, artículos para baño y cerámica para cocina, hotel y restaurante.

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, afirmó: “Los dos sectores más importantes desde el punto de vista de volumen, que serían parte de ese subconjunto que enfrentaría aranceles positivos (por parte de Estados Unidos), son dos: es el agroalimentario y el petroquímico, y el químico, de alguna manera.

“El arancel promedio más o menos de sus importaciones estaría aproximadamente, en sus exportaciones, estaría en 2.6%.

“Mientras que el arancel promedio de lo que vendría de Estados Unidos enfrentaría un 6.7%”, dijo.

Martínez afirmó que la ruptura del TLCAN también afectaría al consumidor estadounidense, porque imponer un arancel de 3.2% a cinco fracciones arancelarias se incrementarían los precios en el mercado de Trump. Como por ejemplo cervezas, refrigeradores y congeladores, legumbres y hortalizas.

“El aumento de los precios de estos productos impactaría no sólo en la balanza comercial, sino en hábitos de consumo de la población estadounidense que tendrían que pagar un precio mayor por este tipo de productos” de terminarse el TLCAN.

El arancel más alto de México contra productos lácteos de Estados Unidos, sería de dos veces y media el precio del producto. Para cereales y preparaciones estadounidenses se tiene un arancel promedio de 21.4%, para ropa de 16% y para equipo de transporte es de 5.8%.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS