Roban con "diablitos" y ordeña 60 mil mdp

CFE pierde 40 mil mdp al año por hurto de luz y fallas técnicas; merma eléctrica es el doble de la que generan los huachicoleros
Jaime Hernández, director de la Comisión Federal de Electricidad, impartió una cátedra en la Universidad Anáhuac (CORTESÍA)
08/09/2017
03:00
Noé Cruz Serrano
-A +A

Entre el robo de combustibles por parte de huachicoleros y el robo de energía eléctrica, a través de diablitos, cables que se cuelgan a postes, errores de facturación y en general pérdidas provocadas por fallas operativas y de confiabilidad del sistema eléctrico nacional, el país pierde 60 mil millones de pesos al año.

De esa cantidad, 40 mil millones de pesos se pierden en la operación de la CFE y 20 mil millones en Petróleos Mexicanos (Pemex).

Es decir, las pérdidas de energía eléctrica son el doble del daño económico que provocan huachicoleros en la red de ductos de Pemex.

Esos 60 mil millones de pesos son equivalentes a lo que se destina a la educación superior que imparten la UNAM, UAM, Politécnico y la Universidad Pedagógica Nacional; son también equivalentes a 132 veces el presupuesto para la prevención y control de sobrepeso, obesidad y diabetes, y 29 veces la inversión que se destina al fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares.

El costo más grande de dichas pérdidas recae en el sector eléctrico, en donde están involucrados asentamientos irregulares y población que no paga luz por uso de diablitos y cables que se cuelgan a postes y las que se originan en el proceso comercial: fallas de medición, errores de facturación y usos ilícitos.

A ello se agregan pérdidas por problemas en transformadores de potencia, circuitos de distribución de media tensión, transformadores de distribución, redes de baja tensión, acometidas y medidores.

El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Hernández, aseguró que la empresa pierde en promedio 40 mil millones de pesos al año por las pérdidas, incluido el robo de electricidad.

Durante la cátedra prima que impartió en la Universidad Anáhuac, el funcionario comentó que esperan cerrar este año con un porcentaje de pérdidas de 12.2% respecto de la energía recibida en la Unidad de Negocio de la empresa productiva del Estado, y para 2018 la meta es reducir esa proporción a 10%.

Se ha establecido como objetivo para 2024 alcanzar un nivel de pérdidas comparable con estándares internacionales, que es de 8%.
En países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el promedio de pérdidas es de 6%.

En el Programa de Ampliación y Modernización de las Redes Generales de Distribución 2017–2031, CFE señala que en 2016 el costo de las pérdidas técnicas fue de 10 mil 888 millones de pesos y las no técnicas (fundamentalmente robo de electricidad) ascendió a 25 mil 944 millones de pesos.

Por ello, la empresa prevé inversiones por 50 mil millones de pesos en su Plan de Negocios 2017-2021 en materia de distribución, las cuales están priorizadas de acuerdo con su rentabilidad y dirigidas a mejorar los indicadores de confiabilidad, con el fin de atender las nuevas solicitudes de conexión y el crecimiento de usuarios actuales, así como contener pérdidas técnicas, detalló Jaime Hernández.

Para reducción de pérdidas técnicas se habrán de invertir 8 mil 534 millones de pesos en los próximos cinco años y en regularizar colonias populares mil 774 millones.
En el caso de Pemex, dichas pérdidas se deben al robo de combustibles por huachicoleros vía tomas clandestinas en la red de ductos.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, calcula que el crimen organizado provoca pérdidas a Pemex y al país por 20 mil millones de pesos anuales por la perforación ilegal a ductos para sustraer todo tipo de hidrocarburos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS