Renegociación será compleja y difícil: IP

EU insiste en centrar TLC en función del déficit: Coparmex; preocupa planteamiento para aumentar contenido nacional
18/08/2017
01:41
Ivette Saldaña
WASHINGTON, D.C.
-A +A

[email protected]

Las primeras 48 horas de renegociación del TLCAN confirman que la discusión será difícil, compleja y en medio de incertidumbre, un ambiente que preocupa, según senadores y representantes de la iniciativa privada.

Hay preocupación por parte de México porque el gobierno estadounidense insiste en definir el éxito del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en función del déficit y porque se habla ahora de incrementar el contenido nacional estadounidense, en lugar de pensar en que se aumente el contenido regional, expuso el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Gustavo de Hoyos.

El empresario, quien participó en el banderazo de arranque de la primera ronda de negociaciones y estuvo en reuniones de la cúpula empresarial con el equipo negociador mexicano, dijo que sería atípico e iría contra el tratado trilateral el hablar de subir el contenido nacional en lugar del regional.

Hay especial preocupación por el tema automotriz y de autopartes, y por el planteamiento de la autoridad estadounidense de subir el porcentaje de insumos que son de la región. “Van a ser temas complejos, arduos y difíciles de discutir”, consideró.

Tras una reunión con el equipo negociador mexicano, senadores que forman parte del grupo de ocho legisladores que conforman el grupo de acompañamiento del gobierno federal coincidieron en que entre Estados Unidos y México hay fuertes divergencias en algunos temas.

Para la senadora del PRD y coordinadora del mismo partido de la Cámara Alta, Dolores Padierna, se observa que hay posiciones enfrentadas entre México y Estados Unidos en torno a varios temas como solución de controversias, contenido nacional y en materia laboral, entre otros.

Por ejemplo, en la mesa de discusiones los estadounidenses pidieron aumentar el contenido regional y restringir las importaciones de insumos asiáticos, algo que preocupa a la industria automotriz porque subirían sus costos de producción.

Padierna expuso se espera que de esta primera ronda de negociaciones los tres países presenten sus propuestas de texto para cada uno de los capítulos para llegar a coincidencias y elaborar un documento que integre los intereses de los socios.

Será difícil la negociación, coincidió el senador panista e integrante de la comisión de Hacienda del Senado, Ernesto Cordero.

“Estados Unidos considera que hay un problema con el déficit, que es culpa del comercio con México, pero eso sólo muestra ignorancia en materia económica”, añadió.

Al respecto, el senador panista Héctor Larios dijo que si bien hay diferencias con EU se buscan alternativas para negociar y salir airosos, sobre todo porque hay sectores que piden a la administración de Trump no terminar con los tratados.

17ago17-balanzainternacional.gif

Agenda TLCAN. En el segundo día de la primera ronda de negociaciones el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se reunió con el grupo de senadores mexicanos y dio instrucciones al equipo negociador.

Por la tarde, el funcionario abordó el avión de regreso a México, con lo que en Washington queda al frente del equipo negociador el subsecretario de Comercio Exterior, Juan Carlos Baker.

Los coordinadores del cuarto de junto del sector privado mexicano mantienen reuniones con el equipo negociador y con las firmas de consultores que contrataron para este proceso de negociaciones.

La cúpula del sector privado, entre ellos el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón; de Concamin, Manuel Herrera; de Coparmex, Gustavo de Hoyos, y Enrique Guillén, de Canacintra, regresaron a México.

Los senadores Ernesto Cordero, Héctor Larios, Marcela Guerra, Ascención Orihuela, Ricardo Urzúa, Gerardo Flores y Héctor Flores concluyeron su agenda de trabajo, por lo que varios regresan a México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS