Reglas de origen en automotriz pueden aumentar 2.5 puntos

Enrique Guillén (Canacintra), Luz María de la Mora (LMM Consulting), Luis de la Calle (De la Calle, Madrazo y Mancera) y Luis Robles (ABM), coincidieron en que México no debe aceptar cualquier propuesta del TLCAN sólo para mantenerse (CAMILA MATA)
04/10/2017
01:19
Ivette Saldaña
San Francisco del Rincón, Gto.
-A +A

[email protected]

El contenido regional que hay en las exportaciones del sector automotriz de América del Norte puede subir un máximo de 2.5 puntos porcentuales afirmó el director general de De la Calle, Madrazo y Mancera, Luis de la Calle.

Explicó que es lo más que se puede porque es el porcentaje de costo de producción que puede absorberse si se considera que aumentarlo da margen a que se prefiera exportar sin utilizar el TLCAN, y hacerlo a través del arancel de Nación Más Favorecida de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Lo máximo que podrías aumentar el costo de producción en promedio en la región es de 2.5%, porque si le subes más empiezas a exportar por arancel de la OMC. Los autos que se exportan de Canadá y Estados Unidos tienen 71% de contenido de América del Norte que es muy alto, por lo que aun cuando se puede aumentar el contenido, se corre el riesgo de perder competitividad, dijo

En el Foro En la era incertidumbre el reto es la reinvención, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Enrique Guillén; la directora de LMM Consulting, Luz María de la Mora, y el vicepresidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles, coincidieron en que no se debe aceptar cualquier propuesta sólo por seguir el acuerdo.

Para Robles, con o sin TLCAN, Estados Unidos seguirá siendo un socio muy importante.

De la Mora afirmó que sorprende que Donald Trump afirme que el tratado es el peor acuerdo negociado. Y dijo que el mayor reto es mantener la negociación viable sin afectar intereses nacionales.

Agregó que el sector automotriz es el estandarte de los cambios estadounidenses y, añadió que se está ante un gobierno estadounidense que crea paradigmas que no son parte del libre comercio, como el pedir que se termine con el déficit comercial que tiene con México.

Guillén explicó que “de ninguna manera el sector industrial apoyará una acuerdo que resulte con pérdidas para algún sector”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS