Presumen hubo trato preferencial hacia Odebrecht

Petrolera solicitaba a constructora mostrar interés en obra para la Refinería de Tula: ASF
Según la Auditoría Superior de la Federación, hubo varios contratos que se adjudicaron a la constructora brasileña sin mediar licitación (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
07/11/2017
03:18
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]
El trato preferencial que los funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) le daban a la empresa brasileña Odebrecht llegó a tal grado que le solicitaron que “mostrara interés” por seguir participando en contratos con la empresa, luego de haber obtenido por la vía de adjudicación directa el contrato para el acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto Aprovechamiento de Residuales en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula de Allende, Hidalgo, por un monto de 2 mil 315 millones de pesos

En 14 días, entre octubre y noviembre de 2015, Pemex le preparó un nuevo contrato a la empresa (DCPA-OP-GCP-DGTRI-A-3-15), actualmente acusada de sobornos, por un monto de mil 811 millones de pesos para trabajos en la misma refinería de Tula.

 

De acuerdo con el resultado de la segunda entrega de informes individuales de la Cuenta Pública 2016 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), “el 29 de octubre de 2015, la dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento, a cargo de Arturo Henríquez, solicitó a la Constructora Norberto Odebrecht que manifestara su interés por participar en la construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula, Hidalgo, con un plazo de 530 días naturales”.

 

A través de su apoderado legal, Odebrecht manifestó cinco días después, el 3 noviembre, “el tener interés en participar en la ejecución de dichos trabajos”.

 

La rapidez con que se ejecutó su participación en este nuevo contrato hizo que ese mismo día la Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento efectuara el análisis de mercado para esas obras, firmado por el administrador
del proyecto.

 

La ASF sostiene que nuevamente, tal y como ocurrió con el contrato anterior, el 5 de noviembre de 2015, el director general de Pemex Transformación Industrial, cargo que entonces ocupaba Alejandro Martínez Sibaja, junto con el Grupo de Trabajo de Inversión de Petróleos Mexicanos, acreditó la etapa FEL III del proyecto, que se pensó entregar a Odebrecht a través de adjudicación directa, es decir sin mediar licitación.

 

Durante ese periodo, el consejero independiente Jorge Borja Navarrete fungía como el presidente del Comité de Estrategias
de Inversión.

 

El 11 de noviembre fue clave en la entrega del contrato: el Grupo de Autorización de la Excepción al Concurso Abierto de Petróleos Mexicanos y Empresas Productivas Subsidiarias, cuyo responsable de acuerdo con la normatividad fue nombrado por el director de Pemex, dictaminó sobre la
procedencia de excepción al concurso abierto.

 

Con esa misma fecha, el administrador del proyecto adscrito a la Dirección de Proyectos de Pemex Refinación, solicitó la contratación mediante el procedimiento de adjudicación directa en
favor de la Constructora Norberto Odebrecht.

 

Para ese mismo día, la Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento le solicitó al director general de Pemex Transformación Industrial la convalidación del proceso de contratación en el esquema de adjudicación directa para la construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la Refinería Miguel Hidalgo.

 

También ese 11 de noviembre de 2015, la Constructora Norberto Odebrecht presentó la propuesta técnica-económica para el proyecto y el mismo día el administrador del proyecto emitió el resultado de la evaluación técnica de la cotización de la empresa, en tanto que la Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento concluyó que la cotización propuesta por la constructora “fue económicamente razonable”.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios