Necesario, embarcarse en más reformas: SHCP

Pide mejorar fiscalización y ampliar base de contribuyentes; destaca competitividad, pese a riesgos para la economía
Durante su conferencia en Los Pinos, José Antonio González Anaya, secretario de Hacienda y Crédito Público, afirmó que es natural la incertidumbre generada por las próximas elecciones (LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL)
13/02/2018
02:52
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

Para seguir derribando los obstáculos que enfrenta la economía, México necesita embarcarse en nuevas reformas que permitan mejorar la fiscalización y ampliar la base de contribuyentes, así como darle continuidad a la política macroeconómica e implementar los cambios que ya se hicieron, dijo el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya.

“Mejorar la fiscalización, continuar con la ampliación de la base [de contribuyentes]. Me podría ir con cada una [de las reformas] y decir cuál es la agenda pendiente, pero en todo esto se sigue avanzando y hay otras reformas en las que se tendría que embarcar México”, consideró el secretario de Hacienda.

En conferencia conjunta con el vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez, en la Residencia Oficial de Los Pinos, González Anaya señaló que lo que “nos falta es continuar con la implementación de estas reformas y embarcar en otras”, además de que seguirá el trabajo de fiscalización.

Estableció que a pesar de que el proceso electoral, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la reforma fiscal de Estados Unidos representan un riesgo para la economía, México sigue siendo competitivo, está creciendo y captando inversión, ya que estamos bien “pertrechados y blindados”.

Sobre la incertidumbre por el proceso electoral que se llevará a cabo en julio próximo, consideró que es natural, mientras que sobre el efecto de la reforma fiscal con Estados Unidos, el funcionario dijo que se mantiene un constante diálogo con el sector privado.

Economía sólida. El vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez, destacó que el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a llevar a la economía mexicana a su máximo referencial en beneficio de las familias.

Recalcó que en las últimas tres décadas el bajo crecimiento inercial de la economía fue insuficiente para crear los empleos que demandaban las nuevas generaciones; bajos niveles de productividad impidieron incrementar el nivel de vida de las familias a través de mejores salarios, y la baja recaudación de impuestos así como la dependencia de los ingresos del petróleo, constituían una amenaza constante para la estabilidad de la economía.

Esto se comprobó durante las crisis que golpearon al país desde 1982 hasta 2009, expuso.

El vocero señaló que en los últimos cinco años, la economía nacional ha enfrentado grandes retos como la caída de los petroprecios y la debilidad del sector industrial de Estados Unidos, así como la incertidumbre generada por los ajustes a la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

Sin embargo, afirmó que actualmente la economía tiene una posición sólida, estable y en constante crecimiento.

Aseguró que lo anterior se debe en buena medida a la puesta en marcha de las reformas estructurales, especialmente la energética, de telecomunicaciones, laboral, hacendaria y financiera, las cuales removieron obstáculos que limitaban el potencial económico.

“México hoy inspira confianza en el mundo y esa confianza se traduce en más inversiones que generan más y mejores empleos. México lleva en este sexenio 163 mil millones de dólares de inversión. El gobierno sigue derribando barreras para que cada mexicano pueda construir su propia historia de éxito”, manifestó el vocero de la Presidencia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS