Lento progreso durante la ronda intersesional, reconoce Canadá

Sin avances, a pesar de que es una reunión técnica, afirma Steve Verheul, jefe negociador
Negociación. El gobierno de Donald Trump pidió no abordar los principales temas durante la ronda, para poder avanzar en otro tipo de asuntos
14/12/2017
03:21
Ivette Saldaña
Washington
-A +A

[email protected]

La ronda intersesional de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) avanza “bastante lenta”, a pesar de que se trata de temas técnicos en los que hay pocas divergencias, aseguró el jefe negociador de Canadá, Steve Verheul.

Sobre el avance de las negociaciones en esta ronda, el funcionario dijo que van “moviéndose bastante lento, estamos trabajando sobre temas técnicos, pero no estamos teniendo mucho progreso”.

Verheul dijo que las propuestas que planteó Estados Unidos y que son los principales temas de discusión no se pusieron en la agenda de esta ronda por petición del gobierno de Donald Trump.

“Estados Unidos dijo que es mejor dedicar tiempo a resolver aspectos técnicos donde ellos pensaron que podríamos tener progresos”.

En esta ronda se incluyeron capítulos como comercio digital, procedimientos aduaneros, anticorrupción, anexos sectoriales, telecomunicaciones y buenas prácticas regulatorias, principalmente.

Los temas que no se incluyeron son: cláusula de vigencia del TLCAN de cinco años, discusión sobre las reglas de origen, en el cual Estados Unidos pidió que el contenido regional de los automóviles se incremente de 62.5% a 85%, y que de ese porcentaje la mitad sea de insumos o equipo de esa nación.

Tampoco están en la agenda las compras de gobierno, porque la administración estadounidense pretende que por cada dólar que ellos den en contratos sus socios otorguen otro; el problema es, a decir de funcionarios nacionales, que México tiene un presupuesto en pesos y no son comparables las compras que realizan una y otra administración.

Quedaron fuera de la discusión los tres capítulos de solución de controversias, es decir, el 11, el 19 y el 20, porque Estados Unidos pretende eliminar los acuerdos referentes a reglas para solucionar conflictos comerciales que tengan que ver con subsidios o dumping, lo que significa precios por debajo de mercado.

Además, la administración de Trump pidió que sea opcional el capítulo 11 referente a diferencias inversionista-Estado y, de entrada, los estadounidenses no participarían.

En el capítulo 20 la administración de Estados Unidos también pretende que las resoluciones no sean obligatorias, lo que haría ineficiente el sistema de conflictos.

Dentro de ese capítulo se pidió que el intercambio de productos agrícolas sea por temporadas, es decir, que EU sólo importará frutas u hortalizas cuando ellos no tengan producción, a fin de no dañar a sus trabajadores.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS