Humo blanco industrial, pero sin emisiones

13/02/2018
02:32
Mauricio Millán C.
-A +A

El pasado viernes 9 de febrero, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), integrada por 46 cámaras nacionales, 14 cámaras regionales, tres cámaras genéricas y 46 asociaciones de los distintos sectores productivos que existen en México, eligió al que será su próximo presidente para el periodo 2018-2019.

El proceso de elección de la Confederación, organismo cúpula de representación industrial constituido desde 1918, se caracterizó por desarrollarse en medio de un espíritu democrático y participativo, sirviendo de antesala y como ejemplo para los mexicanos ante las próximas elecciones y a su vez, reflejando el respeto y la honorabilidad del sector empresarial industrial.

La transparencia de un proceso electoral y el respeto a sus resultados demuestra madurez política y democrática de los contendientes, y envía señales de certeza y buen ejemplo que fortalecen la credibilidad en las instituciones.

Con la elección de su próximo presidente, y anteponiendo su unidad como principal fortaleza ante los actuales momentos políticos, los industriales enfrentarán para este año, un panorama económico y político de incertidumbre en el que el sector industrial deberá recuperar el dinamismo en su desempeño económico y con ello revertir los números rojos con los que cerró el año pasado.

Se estima que en 2017 el sector secundario del país sufrió la caída más importante desde hace ocho años y con ello acumuló una contracción de 0.6% anual respecto del año pasado.

De comportarse como el último trimestre de 2016, la construcción registraría una caída de 1.6% anual, pero no tan pronunciada como la minería que cerraría con una caída de 9.7% explicada en buena medida por la baja en la extracción de petróleo. Las industrias manufactureras habrían de cerrar con un crecimiento de 3.2%; sin embargo, ha mostrado en los últimos trimestres una marcada desaceleración.

En la minería, la caída en la extracción de gas y petróleo se explica por la reducción en el número de barriles extraídos, así como de la caída en los precios internacionales del petróleo que comenzó a principios de 2014 y que a la fecha no recuperan los niveles vistos en 2013 de los 100 dólares por barril.

En la construcción, en el caso de obras de ingeniería civil, por ejemplo, se han observado bajas que se remontan a los últimos 19 meses.

De 2009 a 2017, la inversión pública en infraestructura se ha reducido de manera acumulada casi 40%. En la inversión privada, aunque entre 2012 y 2016 creció, durante el primer semestre de 2017 registró una baja de 3.5% respecto del mismo periodo de 2016.

Por su parte, la producción de las industrias manufactureras ha registrado una desaceleración en los últimos trimestres. Si bien, entre 2010 y 2016, el sector ha recibido mayor inversión extranjera directa, ésta ha disminuido como proporción del PIB, asimismo, el bajo contenido nacional de la manufactura impacta negativamente en las cadenas productivas en el país.

De manera transversal, al interior de la industria nacional existen retos como la generación de más y mejores empleos, con mayores niveles de capacitación, insertos a modelos de negocio más competitivos y productivos. Asimismo, el desarrollo industrial requerirá integrar en paralelo un desarrollo sustentable que incremente su intensad energética, reduzca sus niveles de emisión, utilice en mayor medida energías renovables y con ello se dirija a la transición energética.

Al exterior, la reducción de la brecha económica entre las regiones del país es un lastre que no permite elevar su potencial y se refleja en la menor presencia de clústeres en el sureste mexicano respecto del norte y, el aumento del crimen organizado impacta a las empresas.

En suma, la agenda de trabajo de los industriales mexicanos deberá atender estos retos tan importantes, que demandan cada vez más modernización tecnológica que integre a las cadenas productivas y a su vez, estimule la productividad, a través de mayor capacitación y mejores condiciones laborales.

En este contexto, debe aprovechar la Ley para Impulsar el Incremento Sostenido de la Productividad y Competitividad de Economía Nacional y aterrizarla, junto con autoridades, academia y sector obrero, en acciones concretas.

Aprovechamos para enviar una afectuosa felicitación a la Concamin por haber concluido exitosamente el proceso de elección para su próximo presidente.

Enhorabuena por este ejemplo de transparencia, de competencia honesta a través de ideas y contenidos sólidos, y por la unidad de sus representados ante un panorama con alto contenido político y que requiere de mayor protagonismo por parte del sector industrial.

 

 

Vicepresidente de Consultores Internacionales

 

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS