Heredan alta dependencia en importación de hidrocarburos

Sener proyecta una mayor dependencia externa en gasolina y gas; prevén comprar en promedio 434.8 mil bd de Magna de 2018 a 2023
Foto: Mario Arturo Martínez / EL UNIVERSAL
05/01/2018
04:20
Noé Cruz Serrano
-A +A

[email protected]

La próxima administración gubernamental heredará altos volúmenes de importación de gasolina, gas LPLicuado de Petróleo, que se entrega en cilindros metálicos— y las compras externas de gas natural más elevadas en la historia de México.

La excesiva dependencia externa se centrará sobre todo en estos tipos de combustibles, de acuerdo con las últimas proyecciones de política energética que elabora y entrega esta administración, a través de su Prospectiva de petróleo crudo y petrolíferos 2017-2031, dada a conocer por la Secretaría de Energía.

El siguiente documento prospectivo será responsabilidad del próximo gobierno.

Las áreas de planeación de la dependencia reconocen que la producción nacional de estos hidrocarburos será un talón de Aquiles para las autoridades que asuman el gobierno a finales de 2018, por lo que el mercado nacional seguirá dependiendo no sólo de las importaciones sino de los precios que fijen estos mercados, esencialmente el estadounidense, de donde llegarán los mayores volúmenes de gasolinas y gas natural.

proyecciones_sobre_compra_externa_de_energeticos.jpg

En la administración que está por concluir, las importaciones de estos hidrocarburos le costaron casi 140 mil millones de dólares.

En la prospectiva se plantean las dificultades que va a presentar el Sistema Nacional de Refinación, integrado por los seis complejos que opera Pemex, lo que obligará a las siguientes autoridades a salir al exterior y comprar gasolina procesada en refinerías extranjeras, en volúmenes promedio de 434.8 mil barriles diarios entre 2018 y 2023.

Esta cifra es el tercer registro más alto de los últimos 28 años: en 2016 fue de 504.7 mil barriles diarios y en lo que va de 2017 alcanza los 509 mil barriles. Del diesel se esperan importaciones por 131.9 mil barriles diarios en promedio en elmismo periodo.

De igual forma, México requerirá de importaciones de gas LP por 142.5 mil barriles diarios, por lo que persistirá la dependencia externa del carburante, tomando en cuenta que “en los últimos 10 años, la oferta interna de gas LP no ha sido suficiente para cubrir las necesidades del país, por lo que se ha recurrido a la importación”, de acuerdo con la Sener.

En materia de gas natural, se prevé que en 2020 México registre un pico máximo de importación de gas natural que alcance los 6 mil 79.1 millones de pies cúbicos diarios, lo que representa el doble de lo que se produzca al interior ese año (3 mil 195.8 millones de pies cúbicos por día).

Este volumen de compras externas no tiene precedente en la industria de gas natural nacional. La cifra más alta se registró en 2016, con mil 936 millones de pies cúbicos diarios, de acuerdo con la Base de Datos Institucional de Petróleos Mexicanos.

Las nuevas proyecciones del gobierno detallan que la aspiración máxima para el próximo sexenio es que el Sistema Nacional de Refinación aporte en promedio 370.8 mil barriles diarios de gasolinas y 317.9 mil barriles diarios de diesel.

Al mismo tiempo, se espera que la demanda de gasolinas —de acuerdo con proyecciones realizadas por el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP)— del sector del autotransporte seguirá incrementando su consumo, para alcanzar un promedio de 727.9 mil barriles diarios, lo que significa que la producción nacional alcanzará a cubrir la mitad de la demanda nacional. La otra mitad se cubrirá con importaciones.

En el caso del diesel, la demanda promedio esperada en los próximos seis años es de 393.9 mil barriles diarios, por lo que la producción nacional estaría en condiciones de cubrir casi 81% del consumo nacional y el resto con compras externas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS