“Golpearán sismos a quienes menos tienen”

Urgen políticas con resultados aceptables; globalización eleva brecha entre clases
James Galbraith Profesor de la Escuela de Asuntos Públicos Lyndon B. Johnson de la Universidad de Texas (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
02/10/2017
01:33
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

México y el resto de los países de América Latina que tienen un elevado nivel de desigualdad requieren de políticas económicas factibles que generen resultados sociales más aceptables como el aumento del salario mínimo. Y más ahora que México sufre los estragos de los sismos, porque golpeará más a los que menos tienen.

Así lo plantea James K. Galbraith, profesor de la Escuela de Asuntos Públicos Lyndon B. Johnson de la Universidad de Texas en donde dirige el Proyecto sobre Desigualdad.

En entrevista con EL UNIVERSAL, considera que se necesita aumentar el salario mínimo, mejorar el transporte y la vivienda para elevar el bienestar de las familias.

El hijo del renombrado economista John Kenneth Galbraith, señala que en México las principales causas de la desigualdad son la concentración del poder industrial, la tenencia de la tierra y la conexión entre la desigualdad de ingresos y riqueza, así como el poder político.

Globalización.

De visita en México, el autor del libro Desigualdad. Lo que todo el mundo debería saber sobre la distribución de los ingresos y de la riqueza, dice que un agravante de la situación de las grandes diferencias económicas entre la población mexicana es por los efectos de la globalización, porque se ha observado una desindustrialización y los obreros de ese sector son la base de la clase media de la desigualdad.

La reconfiguración industrial de ingresos hace más subordinada a la industria, lo que se ha visto también en Estados Unidos y aquí en materia de desigualdad, puntualiza.

Sobre si los avances tecnológicos han ayudado a reducir o profundizar la brecha entre ricos y pobres, Galbraith pondera que los datos de desigualdad en EU ponen de manifiesto el crecimiento y la concentración de las empresas de tecnología de la información como Apple y Facebook que tienen un impacto importante.

Resultados sociales

Sobre las políticas económicas factibles que se necesitan para resultados sociales más aceptables, Galbraith afirma que un salario mínimo más alto daría impactos positivos sobre la mala distribución del ingreso, y otros factores como mejorar el transporte y la vivienda.

ce que al elevar el salario se puede tener un impacto positivo sobre la recuperación del poder adquisitivo de las familias.

Un segundo elemento es llevar a cabo políticas económicas que den mayores oportunidades a las familias como transporte, salud y educación.

Como tercer elemento menciona la seguridad social, en un sentido amplio para la gran mayoría de la población. Y políticas para que no haya continuación de las grandes fortunas a través de impuestos, considera.

Plan fiscal Trump

Si bien en el momento de la entrevista, Galbraith no conocía a detalle el plan fiscal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prevé que agravará la desigualdad.

Bromea al aclarar que aunque se dice que los economistas son malos para hacer pronósticos porque siempre fallan, en este caso se siente seguro.

La semana pasada, Trump presentó el plan fiscal en el cual se propone reducir la tasa del impuesto sobre la renta corporativo de 35% a 20% y eliminar el impuesto a las herencias.

Galbraith refiere que desde Roosevelt existen los impuestos sobre la acumulación de grandes riqueza en EU, lo que genera el incentivo para las donaciones a instituciones públicas, para que esa riqueza no quede en las familias.

Efectos sismos

Galbraith no canceló su visita a México, a pesar de los sismos de septiembre. Dice quq México es un pueblo con gran resiliencia a pesar de todo lo sucedido, y eso da un gran aliento.

Los desastres naturales no son neutros en cuanto a distribución de riqueza y con menos dinero la gente vive en lugares más vulnerables, y por lo tanto, los que más padecen los estragos son los que menos tienen, dice.

Estima que no hay una clave para combatir la desigualdad, pero hay dos cosas relacionadas: la capacidad de las instituciones de resguardar a la clase media y mitigar los efectos de las tendencias internacionales

Al final, menciona cuál fue la enseñanza más importante que le dejó su padre: “Desconfiar mucho de las palabras de los economistas”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS