Europa pide a México cláusula anticorrupción

Busca librar pacto comercial de prácticas que frenen inversión; la propuesta impulsa códigos de conducta y de transparencia
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
30/01/2018
03:20
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas
-A +A

[email protected]

El próximo Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y México tendrá como fin combatir las prácticas corruptas que obstaculizan la inversión y el comercio, y favorecen el lavado de dinero y otras actividades delictivas trasnacionales.

Las partes buscarán alcanzar el objetivo mediante un acuerdo bilateral de cooperación y la adopción de una serie de compromisos que tendrán como punto de partida las obligaciones asumidas en el Convenio de Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC, por sus siglas en inglés) de 2003.

Desde la institucionalización de las relaciones bilaterales, en 2000, el cáncer de la corrupción en México ha sido abordado por los europeos de manera aislada como parte del diálogo político.

Sin embargo, está previsto que el pacto, actualmente en negociación, incluya por primera vez un capítulo específico en la materia.

Según la propuesta de la Comisión Europea, a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL, el nuevo texto comprometerá a los socios a combatir la corrupción pasiva y activa de oficiales públicos “adoptando todas las medidas necesarias”, en particular conforme a los artículos 15 y 16 del UNCAC.

También promoverán la integridad en el sector privado, pues al igual que el público “tiene responsabilidades complementarias al respecto”.

Entre las acciones, establece el impulso a la transparencia, el desarrollo de códigos de conducta, el mejoramiento de los registros contables, así como de los estándares de auditoría y de certificación.
29ene2018-comerciodemexicoconlaunioneuropea.gif

“Para prevenir la corrupción relacionada con el comercio y la inversión, las partes deberán adoptar medidas que exijan a las grandes empresas de interés público, con más de 500 empleados, publicar las medidas que estén adoptando para prevenir y detectar la corrupción y el soborno”.

Igualmente, México y la UE deberán impulsar medidas para prevenir casos de conflicto de intereses, mediante la imposición de restricciones específicas a ex funcionarios públicos, “según corresponda y por un periodo razonable”.

En la lucha contra el blanqueo de capitales, las partes se comprometerán a mantener, promover y establecer medidas disuasorias y de supervisión de entidades particulares, financieras y no financieras.

La iniciativa dela Comisión Europea, que es la base del futuro texto consolidado, considera clave involucrar a la sociedad civil, por lo que propone adoptar medidas que promuevan la participación activa de individuos y asociaciones no gubernamentales.

Para la solución de futuras disputas relacionadas con casos de corrupción está previsto que el pacto modernizado incluya un mecanismo de solución de conflictos.

El texto del Ejecutivo comunitario sostiene que “la corrupción en el comercio y la inversión socava el buen gobierno y el desarrollo económico”, así como distorsiona las condiciones competitivas internacionales al restringir las oportunidades, erosionar los compromisos pactados y actuar como barrera no arancelaria.

Las próximas rondas de negociaciones tendrán lugar en Bruselas del 5 al 9 de febrero, y en México del 12 al 16 de febrero.

Blindados contra el problema. El sábado pasado, EL UNIVERSAL publicó que durante la sexta ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos lograron cerrar el capítulo anticorrupción.

Este acuerdo permite a los socios comerciales combatir prácticas y delitos como soborno, desvíos de recursos, cohecho internacional, peculado y malversación de fondos, principalmente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS