EU propone regla de origen automotriz más estricta

Pone sobre la mesa eliminar lista de rastreo; difícil de cumplir, advierte AMIA; considera incorporación de salarios como parte del contenido regional
EU propone agrupar las autopartes en cinco categorías, el primer grupo sería el de los siete componentes esenciales, cuyo contenido regional se elevaría a 8 5% (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/04/2018
04:38
Sara Cantera
-A +A

[email protected]

La nueva propuesta de Estados Unidos (EU) sobre reglas de origen para la industria automotriz en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Note (TLCAN) es más estricta que la actual, porque propone medir el origen de los componentes para fabricar un vehículo eliminando la lista de rastreo, dijo Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Además, la nueva propuesta si bien elimina la petición de que 50% de los componentes que conforman un vehículo sean originarios de EU, sigue elevando la regla de origen de 62.5% actual a 85%.

Eliminar la lista de rastreo implica que para alcanzar 62.5% de contenido originario de Norteamérica ahora se utilice una metodología donde la medición sea a través de costo neto; es decir, no se permitiría la importación de componentes de otras regiones para considerarlos de manera indirecta como originarios de Norteamérica.

En conferencia de prensa, el director general de AMIA, dijo que esta nueva propuesta les parece más estricta y difícil de cumplir.

“Contiene elementos que la hacen más estricta e incumplible que la propuesta original y la razón es que sigue manteniéndose la obligación de mantener un contenido regional de 85% para los vehículos.

“Es muy difícil alcanzar estos valores de contenido regional planteados por EU, sobre todo la eliminación de la lista de rastreo. Esta misma postura la hemos comentado con nuestras contrapartes de Canadá y EU y tienen la misma impresión. Estamos conscientes de que es muy difícil alcanzar estos niveles de contenido regional”, explicó Cuevas.

La nueva propuesta es agrupar a las autopartes en cinco categorías. El primer grupo estaría conformado por los siete componentes esenciales que conforman un vehículo como motores y transmisiones, donde el contenido regional se elevaría hasta un 85%.

En el resto de los grupos se incorporarían el resto de las autopartes para alcanzar diferentes contenidos regionales que van de 60% a 75%.

La propuesta de EU también considera la incorporación de los salarios como parte del contenido regional de un vehículo. Es decir, se estaría buscando que 40% de los componentes de un vehículo fabricado en la región contenga piezas de países donde se pague un sueldo promedio de 16 a 19 dólares la hora.

El director general de AMIA agregó que a partir de este miércoles se discutirá el tema de reglas de origen en el sector automotor en las mesas de negociación del TLCAN, sin tener claridad de cuáles son los segmentos que se estarán revisando.

Sobre la posibilidad de que se alcance un acuerdo preliminar del TLCAN a principios de mayo, Cuevas dijo que aún no saben si es posible o no.

“Todos los temas álgidos que están sin resolver no se han logrado, entre ellos el de reglas de origen automotriz, para que hubiera un acuerdo, en principio, deberíamos tener avances en esto”, indicó Cuevas.

De acuerdo con AMIA, el contenido de componentes provenientes de EU en los autos que fabrica México es de 37% a 39.5%, dependiendo de los escenarios.

Por lo tanto, se puede cumplir relativamente fácil con el requerimiento de que 40% de los componentes sean originarios de una zona con altos sueldos como EU o Canadá.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS