Empleo manufacturero crece, pero remuneración se estanca

Personal ocupado en la industria reportó alza anual acumulada de 3.6%: Inegi; capacidad de planta utilizada se ubicó el año pasado en 81.4%, señala el instit uto
En 2017, la tasa de crecimiento del personal ocupado en la manufactura fue la más alta desde 2008, cuando inició el registro de este indicador. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
20/02/2018
01:31
Rubén Migueles
-A +A

[email protected]

El crecimiento del empleo manufacturero alcanzó una cifra récord en 2017, aunque las remuneraciones medias reales del sector se estancaron por el repunte de la inflación y el desplome de las prestaciones laborales, de acuerdo con datos del Inegi.

El año pasado el personal ocupado en la industria manufacturera reportó un crecimiento anual acumulado de 3.6%, la tasa más alta de la que se tenga reporte desde 2008, cuando inició el registro del indicador.

Un reflejo de ello es que la capacidad de planta utilizada por la industria manufacturera el año pasado se ubicó en 81.4%, proporción que no se había alcanzado en los últimos 10 años en que se tiene registro.

Los sectores con la mayor capacidad de uso de planta fueron la industria del papel, con una tasa de 88.7%; fabricación de muebles y colchones, 87.5%, así como la fabricación de productos a base de minerales no metálicos, con 86.6%.

De esta forma, el sector manufacturero se constituyó el año pasado en unos de los más dinámicos en materia de empleo. Por tipo de contratación, el número de empleados aumentó 3.4% de forma acumulada en 2017 respecto a 2016, mientras que el de obreros aumentó 3.6%, la tasa más alta desde 2010.

Por el contrario, las remuneraciones medias reales pagadas en el sector manufacturero se mantuvieron estancadas, al no reportar ningún cambio acumulado el año pasado respecto a 2016, hecho que no se registraba desde 2010.

De manera desagregada, los salarios pagados a obreros crecieron 1% y los sueldos pagados a empleados retrocedieron 0.1%, en tanto que las prestaciones sociales disminuyeron y cayeron 1.4% en su comparación anual acumulada.

De las 21 actividades que comprende la industria manufacturera, 12 reportaron un retroceso el año pasado en las remuneraciones medias reales, entre las que se encuentran la fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, con una caída de 5.6%; las industria de las bebidas y del tabaco, con baja de 2.9%; también con resultado negativo de 2.3%, la impresión e industrias conexas, y la industria del papel, 2.2%.

Por el contrario, entre las actividades manufactureras en las cuales las remuneraciones reales reportaron un incremento anual acumulado el año pasado, destacan la fabricación de productos metálicos, con un alza de 2.7%; fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, 2.6%, así como el segmento de otras industrias manufactureras, con un incremento de 2.2%.

En el caso del personal ocupado, solamente cinco actividades manufactureras reportaron una baja anual acumulada durante 2017. Entre estas actividades se encuentran la fabricación de prendas de vestir, con un retroceso de 1.9; fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, 1.8%; impresión e industrias conexas, 1.6%; fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, 1.2%, y la fabricación de productos a base de minerales no metálicos.

Finalmente, las horas trabajadas en las industrias manufactureras mostraron un alza anual acumulada de 3.5% el año pasado, la cifra más alta de los últimos siete años. Las correspondientes a los empleados fueron superiores en 3.1% y las de los obreros 3.6% a tasa acumulada en 2017 respecto al año previo.

Para este año se espera que la actividad manufacturera siga creciendo pero a un ritmo más bajo que el alcanzado el año pasado, mientras las remuneraciones medias reales tenderían a mejorar en la medida que la inflación reporte tasas más bajas, sobre todo a partir de la segunda mitad del presente año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS