Coparmex: salarios, fuera del TLCAN 2.0

Aumentarlo a 92 pesos diarios daría buena señal para la renegociación, afirma
GUSTAVO DE HOYOS WALTHER Presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
23/08/2017
01:16
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

Subir el salario mínimo de 80.04 a más de 92 pesos diarios, considerado como la línea de bienestar, enviaría una señal a los dos países socios del TLCAN de que por sí mismo y como resultado de convenios internos México busca mejores condiciones laborales, aseguró el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos.

Mejorar las condiciones laborales “es una propuesta que parte de una realidad doméstica y, aunque es ajena a la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México pudiera llegar a la segunda ronda, del 1 al 5 de septiembre, con esta decisión tomada que sería un gran elemento para evidenciar que el país avanza por sí mismo en nivel salarial”.

Aun cuando el tema de los salarios no se planteó en la discusión en la primera ronda del TLCAN, es necesario dejar sentado que aumentar el pago mínimo a los trabajadores es un asunto interno que a los empresarios les interesa mejorar.

De Hoyos dijo que el incremento salarial se discutirá entre los diversos sectores en México el próximo 31 de agosto en la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami). En dicha reunión, Coparmex planteará el alza de 80.04 a más de 92 pesos diarios, que es la línea de bienestar.

“El tema salarial es una política doméstica y no debe incluirse en el TLCAN, sino que debe arreglarse en el país”, comentó en entrevista.

A unos días de que concluyó la primera ronda del TLCAN —que se realizó en Washington del 16 al 20 de agosto—, dijo que no se conoció que existiera un planteamiento de incluir medidas para obligar a México a que suba los salarios.

“Seguramente en su momento será discutido, pero no tengo conocimiento de una petición formal”, dijo el líder del sindicato patronal.

Pero lo cierto es que los niveles salariales en la economía mexicana están por encima de Cuba y Venezuela, así que “hay una oportunidad importantísima” para hacer el planteamiento interno para que haya un acuerdo de subir el salario mínimo, ya que de hacerlo se mandaría un buen mensaje en las negociaciones.

Sobre las reglas de origen, dijo que no se podrá aceptar ninguna propuesta que implique subir el contenido nacional de los productos exportados, en lugar de hablar de contenido regional, tal como se incluye en el tratado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS