Concamin espera un menor PIB para 2017

Sugiere acciones para mejorar ritmo de expansión de la actividad productiva
Agenda interna. La competitividad de México no depende de acuerdos comerciales sino del esfuerzo propio, asegura la Concamin. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
04/12/2017
01:52
Ivette Saldaña
-A +A

[email protected]

México cerrará este año con un menor crecimiento que el de 2016, lo que muestra que aún y cuando hay avances no se alcanza el ritmo deseado ni el perfil incluyente que requiere el país, por lo que se necesitan acciones que mejoren la velocidad a la que avanza la actividad productiva, dijo el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera.

El líder de los industriales pidió a los actores políticos promover el debate de ideas y “no de ocurrencias”, sobre todo en el ámbito económico, porque México mantiene ritmos de crecimientos que no están a la velocidad deseadas ni con el perfil incluyente requerido.

“Nuestra economía transita el último tramo de 2017 avanzando a un ritmo moderado y cada vez menor, respecto a los dos primeros trimestres del año. La desaceleración domina el comportamiento del mercado interno y de la producción nacional de bienes y servicios. Cerraremos el año con un crecimiento menor al reportado en 2016 pero con capacidad para acelerar el paso si impulsamos el repunte de la inversión productiva pública y privada”, advirtió Herrera.

Agregó que independientemente de lo que ocurra con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, México debe acelerar reformas estructurales que ayudan a la renovación de las bases del crecimiento.

Dijo que es necesario impulsar la planta productiva, sobre todo el sector industrial, porque se generan más empleos.

“Tenemos una agenda interna prioritaria, porque de ella depende el fortalecimiento de nuestra capacidad de crecimiento y la integración de más y mejores cadenas de valor. Nuestra competitividad y modernización no dependen de acuerdos comerciales sino del esfuerzo propio”, explicó.

Para el industrial, a pesar de las amenazas que se recibieron por las políticas proteccionistas estadounidenses México salió bien librado. La economía nacional “logró sortear las dificultades que marcaron el inicio de este año, sobre todo la incertidumbre asociada a los vientos proteccionistas del norte de nuestra frontera”.

“Contra algunos pronósticos, mantuvimos el crecimiento económico, la industria aportó la mayor cantidad de empleos registrados en el sector formal de la economía, la industria manufacturera se consolidó como uno de los sectores más dinámicos de la economía, las exportaciones consolidaron su trayectoria ascendente y se conservó un ambiente macroeconómico estable”, concluyó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS