Banxico sube tasa y encarece la Navidad

Decide incrementar tipos de interés de 7% a 7.25%; prevén impacto en crecimiento y costo del dinero
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
15/12/2017
04:10
Leonor Flores
-A +A

[email protected]

En la última reunión de política monetaria del año y a unos días de la Navidad, el Banco de México (Banxico) encareció el costo del dinero a través de un aumento de 25 puntos en la tasa de referencia, con el fin de hacerle frente a las presiones inflacionarias de corto plazo.

Con ello, el objetivo de la tasa de interés interbancaria a un día, que es la herramienta que tiene el banco central para controlar el crecimiento de dinero y de la inflación cerró con un nivel de 7.25% en 2017, desde 5.75% en el que se encontraba en diciembre de 2016.

Analistas dijeron que hacer más restrictivas las condiciones monetarias va a afectar el crecimiento y por lo tanto el costo del dinero.

BBVA-Bancomer advirtió que la desaceleración en los segmentos del crédito al consumo refleja la moderación en la demanda interna, como efecto de que los salarios reales se han visto afectados por mayores niveles de inflación.

El subdirector de análisis de Vector Casa de Bolsa, Luis Adrián Muñiz, dijo que de por sí la tasa estaba muy alta y con la postura más restrictiva de Banxico se teme que empiece a afectar el crecimiento.

Consideró que primero se necesita determinar la tasa neutral, que según sus estimaciones debe estar entre 5.50% y 6.50%.

Pero lo que el banco central está diciendo en su anuncio de política monetaria fue que tener una tasa en 7% no fue suficiente, afirmó.

Al haber sido una decisión por mayoría, en la cual uno de los cuatro miembros votó porque el incremento fuera de 50 puntos, se dejó la puerta abierta para futuros aumentos, añadió Muñiz.

Primera reunión. Durante la primera reunión de la Junta de Gobierno, encabezada por Alejandro Díaz de León, se decidió por mayoría subir la tasa en un cuarto de punto en un contexto en el que un día antes la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos también apretó su política monetaria, y tras el resultado de la inflación de noviembre en México, que reportó un aumento mensual de 1.03%, con lo cual el Índice Nacional de Precios al Consumidor se colocó a una tasa anual de 6.63%.

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, dijo que subieron la tasa con el fin de mantener ancladas las expectativas de la inflación, a pesar de que tendrá un efecto sobre la economía.

“Aumentar el costo del financiamiento [alza de la tasa] tiene un efecto sobre la economía, pero de no hacerlo el costo es mayor”, admitió el gobernador en entrevista en Fórmula Financiera.

Esgrimió que ante este segundo rebote de la inflación es importante ser oportunos. Señaló que esto no sólo se debe al nivel de la tasa, sino a factores como la incertidumbre del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) que representan un riesgo para lo cual se debe tener prudencia.

Banorte estimó otra alza a la tasa de referencia en 25 puntos base para la próxima reunión, que se llevará a cabo el 8 de febrero.

Sin embargo, no descartó la posibilidad de incrementos adicionales de darse un entorno más volátil y que empeore el panorama para la inflación.

En su anuncio de política monetaria, el Banco de México reconoció que las perspectivas para la inflación se han tornado más complejas, sobre todo desde el tercer trimestre de este año, con las presiones sobre la cotización de la moneda nacional.

El banco advirtió que ante el complejo entorno que la economía sigue enfrentando es relevante que las autoridades perseveren en mantener la solidez de los fundamentos macroeconómicos del país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS