Azucareros ven afectaciones si falla proceso de renegociación

Riesgo. Sin TLCAN, la venta de 2 millones de toneladas de azúcar peligra
26/10/2017
02:37
Julián Sánchez
-A +A

[email protected]

De fracasar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “pegará a la industria azucarera” como a muchas otras y habrá una variación en el precio, y la afectación repercutirá en el sector que genera más de 2 millones de empleos directos e indirectos en 52 ingenios de 15 estados del país, afirmó José Ángel Ponce García, quien será ratificado el próximo 10 de noviembre como secretario general del Sindicato de la Industria Azucarera y Alcoholera de la República Mexicana.

En entrevista, Ponce García, quien se ha hecho cargo del despacho luego de la muerte del ex dirigente Adrián Sánchez Vargas el mes pasado, alertó sobre la problemática que se puede generar de no vender a Estados Unidos más de 2 millones de toneladas si no resulta una buena negociación.

“La negociación que se lleva a cabo con el gobierno de Norteamérica nos tiene frenados, nos tiene inquietos porque no sabemos que pueda suceder con el gobierno de Donald Trump. Hay una amenaza terrible, pero esperamos que les vaya bien a quienes están negociando por la parte de México”, expuso el dirigente.

De no comercializarse esos más de 2 millones de toneladas de azúcar, el escenario es que se queda en manos de los industriales y esa producción estará detenida, lo cual derivará en afectaciones al sector, reiteró.

Respecto a si una mala negociación derivaría en cierre de ingenios y pérdida de empleos, Ponce García respondió que: “eso es lo que no queremos pensar, porque nos pega a todos, al no recibir azúcar en Estados Unidos, tendría que buscar el gobierno mexicano en que otros países podría quedar ese excedente.

“La amenaza podría ser entonces el cierre de ingenios”, reconoció, aunque resaltó que los derechos de los trabajadores están blindados y por ahora se debe reconocer que el mes pasado se dio el incremento más alto en los últimos años con 6.35% directo al salario de los trabajadores de la industria azucarera y alcoholera.

“Eso para nosotros es un consuelo, una ayuda, porque sí llega apoyo para nuestra gente”.

José Ángel Ponce García destacó que la postura de los negociadores mexicanos es adecuada, por lo que hizo votos para que las negociaciones vayan por buen camino, aunque resaltó que la última palabra todavía no está dada y por ningún motivo permitirán que los 52 ingenios cierren, como ha sido en siete que están parados principalmente por falta de materia prima.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS