5 amenazas para empresas en lo que resta de 2017

El cambio en el comportamiento de los consumidores, los escenarios reguladores y los avances tecnológicos figuran entre los principales riesgos globales que contribuyen a un entorno empresarial desafiante
05/09/2017
19:48
Redacción
Ciudad de México
-A +A

El cambio en el comportamiento de los consumidores, los escenarios reguladores, la velocidad con la que se difunden las buenas y malas noticias, así como avances tecnológicos y nuevos modelos de negocio figuran entre los principales riesgos globales que contribuyen a un entorno empresarial desafiante.

De acuerdo con la Encuesta Global de Administración de Riesgos 2017, de la firma aseguradora Aon, hay cinco riesgos principales que enfrentan las empresas. El estudio recopila información proveniente de mil 843 empresas públicas y privadas de 64 países.

1. Daños a la reputación y marca empresarial.

Los escándalos, las malas relaciones con los clientes o los retiros de productos pueden costar millones de pesos a una compañía. Basta con un evento dañino para la marca difundido en las redes sociales para afectar el precio de las acciones de una compañía a corto plazo y causar problemas financieros a más largo plazo.

2. Caída de la actividad económica y recuperación económica lenta.

Sólo 3 de cada 10 respuestas de los encuestados dicen tener un plan o han emprendido una revisión formal de este riesgo. Una recesión en la economía suele anunciar un período de contracción en la demanda, un gasto bajo y una estrategia de inversión conservadora, la cual puede afectar los ingresos de una empresa o contener sus ambiciones. En tiempos de desaceleración, las organizaciones tienden a invertir menos en investigación y desarrollo, lo que puede inhibir el crecimiento futuro.

3. Creciente competencia.

Las empresas tienen razón de preocuparse por la amenaza de la expansión o la aparición repentina de nuevos competidores.

4. Cambios reglamentarios y legislativos.

Las regulaciones pueden traer ventajas para los consumidores, ya que tratan de crear un campo de juego equitativo en toda una industria, pero pueden ser costosas para las empresas y más aún si se infringen.

5. Delitos cibernéticos, hackers, virus y códigos maliciosos de computación.

En pocos años, más de 50 millones de dispositivos estarán conectados a Internet. A mayor número de aparatos existe mayor riesgo, ya que hay más posibilidades de ataques maliciosos de malware, ransomware, brechas de datos, fallos del sistema o simple error humano. Una intrusión cibernética importante puede comprometer una amplia gama de activos de la empresa, datos y la infraestructura. Además de causar un daño duradero para el negocio y su reputación.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS