Combatir inactividad física, objetivo de empresas

No hacer ejercicio es el cuarto factor de riesgo en mortalidad mundial, es decir, 6 por ciento, según la OMS
Combatir inactividad física, objetivo de empresas
Foto: Especial
23/10/2017
00:00
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Los problemas de salud pública están en la lista de responsabilidades empresariales. Son varias las compañías que se han sumado a los esfuerzos y a la propuesta de soluciones para disminuir los casos de obesidad y sobrepeso que existen en México.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 (ENSANUT), siete de cada diez adultos en nuestro país tienen sobrepeso y obesidad y 14.4 % de la población no cumple con la recomendación de actividad física de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ―150 minutos semanales en adultos―.

La inactividad física es conocida por ser uno de los factores de la prevalencia de ambos padecimientos, además de mostrar altos niveles en casi todos los países desarrollados y en desarrollo, ya que de la urbanización han surgido varios factores ambientales que desalientan la actividad física como superpoblación, aumento de la pobreza, el incremento de la criminalidad, gran densidad del tránsito, mala calidad del aire e inexistencia de parques, aceras e instalaciones deportivas y recreativas.

ejercicio_grafica.jpg

Cabe señalar que en la actividad física se engloban el ejercicio y otras actividades que implican movimiento corporal y que se realizan como parte de los momentos de recreación, del trabajo, de formas de transporte activas y de las tareas domésticas, principalmente.

Debido a esto, se considera que la inactividad física es un problema que atañe a lo social y no solo a lo individual, por lo que se requiere de la perspectiva poblacional, multisectorial, multidisciplinaria y cultural.

Esto es un tema que involucra principalmente a las empresas de la industria de alimentos y bebidas, las cuales han atendido el llamado tanto de la población como de las autoridades para estimular a las personas a evitar comportamientos sedentarios. Lo hacen desde distintos frentes.

Coca-Cola, por ejemplo, en su Informe de Sustentabilidad 2016 reporta que trabaja en conjunto con autoridades, sociedad civil y empresas para implementar proyectos con el fin de potenciar y acelerar una plataforma de acciones a favor del bien común.

Muestra de ello son iniciativas como: Vive tu Parque, proyecto que promueve la recuperación de espacios públicos con la finalidad de instalar parques urbanos con áreas de convivencia familiar, aparatos de acondicionamiento físico, entre otros.

Además Coca-Cola México, en conjunto con otras 11 empresas líderes en el sector de alimentos y bebidas no alcohólicas firmaron a mediados de septiembre la “Carta Compromisos de Empresas con la Salud de los Mexicanos”, ante el doctor José Narro Robles, secretario de Salud del gobierno federal.

Esta iniciativa tiene como objetivo refrendar su apoyo a la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso y la Obesidad.

Otro caso es Bimbo, empresa que ha promovido en los últimos años diversos programas de activación física como torneos de fútbol, baloncesto, carreras y caminatas. Al igual que Gamesa, que ha ejecutado proyectos relacionados con estilos de vida saludable para impulsar la calidad de vida, según su Informe de Responsabilidad Corporativa 2016.

Aunque la responsabilidad de promover la actividad física entre la población económicamente activa puede recaer en las corporaciones, con el aumento de programas masivos en la materia, contribuir a la disminución de los casos de sedentarismo, obesidad y sobrepeso requiere de la participación de varios actores.

Sin la acción conjunta, la epidemia de obesidad y sobrepeso será difícil de erradicar.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS