Crisis de los 30
El lugar de las #plaquejas

Se encuentra usted aquí

En defensa de Mars Aguirre

11/07/2017
10:16
-A +A
Entre más veo sus videos, mejor que cae esta chava y más gordos sus detractores

Hoy, en “Plaqueta llega tardísimo a los temas candentes de redes sociales por andar de feminazi conspirando por la desaparición de los hombres cisgénero del planeta”, les traigo mis sentidas reflexiones sobre... ¡la Mars!

Por si ya se les olvidó quién es ella porque es un asunto taaaaaaaan de marzo gooooeeeei, Mars Aguirre es una morra de 16 años que se hizo famosa porque subió a YouTube un video donde anunciaba que dejaba la prepa. 


(Foto robada de su Instagram)

Se me fue totalmente el tren del mame, pero el viernes pasado mi queridísima y siempre genial @andreinski tuiteó: 
“Si amas a Malala pero te cagas en la Mars, lo más probable es que seas alguien vale verga”. 

A lo que yo respondí “Amo muchísimo a la Mars”. 

Esto, uuuuuuuf, fue LA NAVIDAD de nuestros haters, porque para ellos era la prueba de que teníamos frutilupis en la cabeza.

ÑOM. 

A ver, Andreinski se refería a que “la gente del internet”, al cagarse en la Mars, acosarla y hacerle bullying sin piedad, estaban siendo unos culeros. Además de que las decisiones ajenas no son su pinche asunto, estamos hablando de una lluvia de odio a UNA CHAVITITA DE 16 AÑOS. Andreinski tuiteó más adelante, con mucha razón “Proteger a lxs morrxs no es nada más cuando estxs nos caen bien”. Y luego, con todavía más razón: “La verdad es que todos fuimos la Mars y ninguno Malala, deberíamos ser menos cabezadura”.

Exacto. Luego añadió Luis Reséndiz: “‘ay mira las adolescentes de hoy ojalá fueran como malala’. BUENO OJALÁ TÚ FUERAS MARTIN LUTHER KING PERO PUES NADIE TE ESTÁ CHINGANDO, NO?”

 Como sea, debo confesar que mi comentario no estaba muy bien fundamentado, porque ni siquiera había visto con detenimiento el video original que desató la polémica. Mi amor estaba más basado en llevarle la contra a la masa odiante pendeja que en el seguimiento minucioso de la carrera mediática de la Mars. 

Pero ya me puse a ver su onda y, ahora sí pinches haters, tomen, se los regalo: soy fan. 

Todo empezó cuando la Mars anunció que se iba de la prepa porque estaba hasta la madre del sistema retrógrada en el que el maestro se sentía la gran verga por estar a cargo de una guardería. 

Ella se queja de que necesitamos taaantos años de pasar materias de relleno para el fin estudiar lo que sí nos gusta. Lamenta que necesitemos ser mayores de edad para hacer ciertas cosas, y no se refiere a chupar, sino a tomar decisiones y definir el rumbo de nuestras vidas. Que hay que esperaaaaar y esperaaaaar, con el poquito tiempo que hay, para empezar hacer lo que quieres. Que tienes que cumplir una serie de requisitos pendejos para “realizarte”, ¡cuando podrías arrancar desde ya!

Mars deja clarísimo que es SU opinión y SU experiencia, y que si a otras personas les gusta la escuela y ése es el camino hacia sus sueños, está chingón y lo respeta. 

Luego añade: “Si hoy fuera tu último día en la vida, ¿qué harías?”. Pues sí, si tuviera 16 años, definitivamente mi respuesta NO incluiría “levantarme a las 5:30 de la mañana para llegar a tiempo a Ética con el profe asqueroso que le coquetea a las alumnas y luego hacer examen de Historia para el que me obligaron a aprenderme puras fechas exactas y después chutarme dos horas de ‘Educación para la salud’ donde la profesora homofóbica nos dice que la mota es igual de peligrosa que el meth adulterado con jabón de ropa y que si me cojo a mi novio me voy a morir de mil formas diferentes y no puedo creer que esto esté pasando en una prepa de la UNAM no me quiero imaginar cómo estarán las otras auxiliooooooo”. 

Estoy muy de acuerdo con ella. A menos que vayas a una escuela muuUUuuUUuUuuUUuuy chingona, la educación previa a la universidad apesta. Sí, hay una que otra clase chida y nunca falta la maestra o el profe con vocación que te cambia la vida, pero en general es una hueeeeeeva. No sólo era mi opinión: según recuerdo, era el consenso general. Así que ahora me sorprende ver a la banda superadoctrinada llorarle a la pinche escuela con el discurso “oficial” que cobardemente manejaban frente a sus familiares y autoridades académicas. “Iy piri li esquiili is li mís mirivillisi del mindi”. Pffff. 

Por eso doble mérito a la Mars. Aun sabiendo que la gente no iba a estar de acuerdo con ella, de ser perfectamente consciente de que estaba hablando de un TEMA PROHIBIDO, se plantó frente a la cámara y dijo lo que pensaba con una elocuencia y un carisma que nuestros políticos de popó envidiarían.


 
El argumento favorito contra ella es que  “desaprovecha la oportunidad de estudiar mientras millones de niñes en México y el mundo no pueden”. 

¿Saben qué NO va a contribuir a lograr la utopía educativa, en la que todes tengan las mismas oportunidades? Que Mars se quede en el bachillerato a memorizar el capítulo tres de Nociones de Derecho Mexicano y aprender a hacer el enlace covalente y el balanceo de ecuaciones de síntesis. ¿Saben qué sí podría llegar a ayudar? Qué más jóvenes cuestionen el sistema de mierda que les están obligando a padecer. No se trata de que todes se salgan (tener la opción de no estudiar también es privilegio, pero creo que eso ella lo tiene clarísimo), pero en lugar de seguir como zombis aguantando vara, podrían señalar, hablar y proponer. 

Lo que sería hermoso es llegar a un mundo en el que tuviéramos acceso universal a educación de calidad. En este sueño guajiro, a los 16 años ya podrías beber cerveza legalmente (como en Suiza) y tomar decisiones sobre tu vida. Por ejemplo, que el sistema escolarizado no es tuyo, y que vas navegar tu futuro de otra manera. Paradójicamente, como ya habrás recibido década y media de educación chida, tendrás excelente infrestrocchor para lograrlo. 

Pero como eso son sólo sueños guajiros, volvemos a México, donde nos encanta decir que todos los problemas tienen su origen en la educación chafa. 

OK, es cierto, y eso mismo dijo la Mars.

 AH NO POR QUÉ NO APROVECHAS LA EDUCACIÓN ES LO MÁS MARAVILLOSO DEL MUNDO.  

Oye, ¿pero no habías dicho que era el caldo de cultivo de la podredumbre del país? 

ESCUELA DEBE SEGUIR LAS REGLAS ESCUELA PAGAR IMPUESTOS DEBO OBEDECER VOTAR POR EL PRI EL POBRE ES POBRE PORQUE QUIERE HAY QUE ECHARLE GANAS A TRABAJAR NO PROTESTAR EN JAPÓN TRABAJAN MAS EN LUGAR DE HACER HUELGA ECHARLE GANAS AAAAAAAAHHAHAHWFJKAH

 El siguiente episodio del drama de la Mars es que Adela Micha la entrevistó en su show y luego la invitó a colaborar en su sitio. 

Aquí la plática, en la que Mars demuestra, una vez más, ser una chida. 

Ahí hace hincapié en que no iba a dejar de aprender ni de leer, simplemente no quería hacerlo en el sistema escolarizado. Habla de su frustración en la escuela con maestros huevones y desmotivados que se negaban a explicarle cosas que no fueran a venir en el examen (uf, tantos flashbacks). 

“Si me equivoco, será una buena oportunidad de aprendizaje para mí”, le dice a Adela Micha. O sea, a diferencia de nosotros, adultos hongueados, que creemos poseer la verdad absoluta del universo nada más porque ya Hacienda nos trae checaditos y compramos un juego de portavasos en el Sears a 12 meses sin intereses, ella reconoce que la puede cagar y que todavía está viendo qué pedo. 

Ella dice que no quiere ser empleada de nadie y que quiere emprender. ¿Pues no se la pasan mamando con que ese es el futuro de la economía? Ah, ¿pero sólo se vale decirlo si tienes tu título del Tec de Monterrey o si eres un comercial de gobierno que te indica que más vale que pongas tu propio changarro porque la precariedad laboral creada por ellos mismos está cabrona y que ni sueñes con un retiro digno y que si no emprendiste será tu culpa terminar jodido? Um. Ah, pero lo dijo una chava de 16 años, entonces no. 

En fin. El siguiente capítulo de esta telenovela, es que Adela Micha hizo un video diciendo cómo mandó a la verga a la Mars... cuando en realidad fue al revés. 

Esta mujer se burla de que la Mars tiene un manager. Ejem, Adela, tú mejor que nadie deberías saber que así funcionan las cosas, y que en estos tiempos ya no sólo los escritores, músicos y actores tienen agente, sino los “influencers”. Y tú pues qué vergas crees que es la Mars o qué. 

Qué chingón llegar tan rápido a la etapa en que tienes a alguien que negocia por ti y se encarga de chingar a las empresas que contratan tus servicios no sólo para que te paguen lo justo, sino QUE TE PAGUEN, porque luego hay banda aprovechada como Adela Micha que quiere que hagas las cosas de gratis. “Se quiso pasar de viva”, declara en el video. Con todas sus letras, Adela condena que la Mars quisiera COBRARLE. Pues sí pendeja, se llama trabajo remunerado, y lo que tú querías aplicar era explotación descarada. ¿Quién se quiso pasar de viva, en realidad?

Esto habla del modelo podrido de los pinches vejetes (perdón, sé que está mal decirlo, que #Conapreeeeeeed, pero en este caso son los que están en una posición de poder) que dicen que los millennials son huevones, ah, pero creen que su chamba es de chocolate, que “no cuenta” porque “están aprendiendo”. Todo esto lo dicen frente a una computadora desconectada con la que no saben cómo sacar la arroba (YA SÉ AHí VIENE LA PATRULLA CONAPRED ME ENTREGOOOOO). 

Ah, pero ahora sí todo el internet haciéndole fiestas a Adela Micha por ser una culera. Pinche México bully, adultocentrista, mohoso. 

El siguiente episodio de la Mars es el del video donde se mete un condón por la nariz. Lo cual es, indiscutiblemente, una pendejada. 

Sin embargo, la mayoría de comentarios de odio son de vatos bugas de mi edad y alrededores. Los mismos que crecieron mamando Jackass. Y que no me quiero ni imaginar la cantidad de estupideces que hicieron en retos babosos con sus amigotes, todo con tal de demostrar su masculinidad.

Baia baia. 

 Por último, les paso el video donde la Mars le contesta a sus haters. 

BUM. 

BUM. 

BUM. 

Mientras los xennials, y obviamente los generación x y más rucos, todavía nos ardemos porque nos dicen que estamos gordos y feos y mensos, ella se burla del odio como una campeona y les recuerda que si está ahí es precisamente porque ellos a han hecho grande. 

La Mars es más auténtica y tiene un chingo más de gracia, chispa e inteligencia que el youtuber mexicano promedio, y ni hablar de mucha gente que está en plataformas tradicionales. Claramente su futuro está en los medios, que su vocación no era como médica, ingeniera, abogada o arquitecta o alguna de esas cosas para las que sí se tiene que ir a la escuela. De haber seguido estudiando, seguro terminaba en Ciencias de la Comunicación, que es UNA VACILADA TOTAL Y PERFECTAMENTE PRESCINDIBLE. O díganme, neta, queridos colegas, cuántas veces les han servido los libros de Marshall McLuhan, a menos que haya sido para mamonear. 

Mars, no necesitas que nadie te lo diga, pero eres una chingona. Cuando vuelvas a venir a la CDMX te invito una malteada.  

Como la escuela de diseño le quedaba muy lejos, Tamara De Anda (Ciudad de México, 1983) estudió Comunicación en la UNAM.

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES