Cero Varo
Economía para simples mortales

Se encuentra usted aquí

Película que aplaudió Nobel de Economía, también ganó Oscar

5
No se habló tanto de ella, pero 'La Gran Apuesta' es la historia detrás de la crisis que magnates como Rupert Murdoch “no quieren que veas”, según la advertencia de Paul Krugman
04/03/2016
00:57
-A +A

Los reflectores fueron para DiCaprio y en México también para 'El Chivo' y González Iñárritu. Incluso la polémica 'Spotlight', sobre los abusos de curas en Boston, dio mucho de qué hablar tras la pasada ceremonia de los Premios Oscar.

Sin embargo, otra película igualmente ganadora pasó un tanto desapercibida, con todo y su reconocimiento como 'Mejor Guión Adaptado' de un libro incisivo -incluso best seller- del periodista en economía Michael Lewis: 'The Big Short'.

Publicado en 2010 y traducido al español como 'La Gran Apuesta', es la historia detrás de la crisis financiera de 2008, aunque el autor ya advertía la codicia de los mercados financieros desde su primer trabajo, 'Liar's Poker', otro superventas de 1989.

Ahora adaptada como película y dirigida por Adam McKay -con estrellas del calibre de Brad Pitt y Christian Bale- las ideas de Lewis llegan a la pantalla grande para recordarnos que, más allá de la mentada crisis hipotecaria y las burbujas especulativas, fueron la avaricia y corrupción de los financieros de carne hueso quienes llevaron al desastre a Wall Street.

En la historia son cuatro tipos los que se dan cuenta de tal mezquindad, una realidad que incluso las agencias calificadoras habían pasado por alto, por lo que se atreven a lo impensable: apostar por un próximo colapso, apostar contra la credibilidad de los banqueros y de paso arrancarle al sistema financiero (cada vez menos regulado) una cucharada de su propio chocolate.

De todas las reseñas posibles, la más interesante no la escribió un crítico de cine. La hizo un Nobel de Economía, el profesor Paul Krugman, reconocido en 2008 por sus estudios sobre el comercio internacional y la concentración geográfica de la riqueza.

Su análisis para el diario español El País ha sido al menos provocativo: “una nueva película que los enemigos de la regulación financiera no quieren, bajo ningún concepto, que veamos”. Y advierte: “ya ha sido objeto de ataques virulentos en los periódicos controlados por (Rupert) Murdoch”, el accionista detrás del tabloide The Sun y la cadena televisiva Fox.

Cabe recordar que el filme tuvo una distribución limitada en salas del vecino país y que se normalizó casi dos semanas después en el mes de diciembre. En México no todo el público supo de ella y pese a estar nominada al Oscar, ahora parece estar fuera de cartelera.

El mismo discurso del director McKay tras recibir la estatuilla, parece que tampoco tuvo tanto eco entre la audiencia: “no voten por candidatos que toman dinero de los grandes bancos”.

Lo que opina el Nobel de 'La Gran Apuesta'

Lo primero que alaba el académico de Princeton es la capacidad del guión para evitar abstracciones económicas y enfocarse en “personajes pintorescos que se dieron cuenta de la putrefacción del sistema y trataron de ganar dinero aprovechando ese conocimiento”.

Muy cierto lo que plantea Krugman, ya que entre tecnicismos como “hipotecas subprime” o bien “obligaciones de deuda garantizada” (CDO en inglés) las escenas explican con sencillez la maña de disfrazar préstamos dudosos en instrumentos supuestamente seguros (incluso las sensuales Selena Gómez y Margot Robbie parecen definirlos sin titubeos en un par de cameos).

No obstante, el Nobel advierte que la triste realidad superó la ficción, ya que fueron más que un puñado de locos los que sabían de la inminente burbuja inmobiliaria (un alza exagerada de las casas, pero con precios que no tienen nada que ver con su valor real).

“Protagonistas influyentes y aparentemente fiables, empezando por Alan Greenspan, insistieron no solo en que no había ninguna burbuja, sino también en que la formación de una burbuja ni siquiera era posible. Y de hecho, la burbuja cuya existencia negaron se infló en gran medida gracias a unos planes financieros opacos que, en muchos casos, constituían un auténtico fraude”.

Krugman concede que 'The Big Short' recoge las bases de la crisis que se extendió por años, pero añade que “el verdadero relato” es aun más molesto para los poderosos, quienes han difundido “una historia alternativa” que culpa a Washington por prestar demasiado a los pobres.

Así pues amigo cinéfilo, busque en las pocas salas donde todavía se exhibe 'La Gran Apuesta' o bien no deje de pelear por verla en internet, Blu-Ray o donde pueda. Y no olvide las palomitas.

[email protected]

SÍGUEME EN TWITTER / LÉEME EN BLOGGER

 
Periodista egresado de la UNAM, con estudios en la Facultad de Economía hasta que el diario EL UNIVERSAL se cruzó en su camino, aunque regresó después a la ciencia económica con un posgrado de...

Comentarios