¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Migración Ilegal de México hacia Estados Unidos

Los problemas que enfrentan los migrantes al entrar de manera irregular al vecino país continúan: desde la violencia que sufren en su trayecto a manos de la delincuencia, violaciones a sus derechos humanos en México y EU, y las leyes antinmigrantes que criminalizan su entrada.
03/02/2016
00:00
-A +A

 

A pesar de la disminución de migrantes mexicanos a los Estados Unidos (EU) en fechas recientes, los problemas que enfrentan estos al entrar de manera irregular al vecino país continúan: desde la violencia que sufren en su trayecto a manos de la delincuencia, violaciones a sus derechos humanos en México y EU, y las leyes antinmigrantes que criminalizan su entrada ilegal.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM, 2006) no existe una definición universalmente aceptada de la migración irregular. Para los países de destino significa que el ingreso, estadía o trabajo son ilegales, puesto que el migrante no tiene los documentos requeridos por las autoridades de inmigración. En tanto que para los países de origen la irregularidad se da cuando las personas atraviesan una frontera internacional sin documentos de viaje o no cumplen con los requisitos administrativos exigidos para salir del país.

A partir del uso de la Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México se determinó que el flujo de migrantes mexicanos sin documentos hacia los Estados Unidos ha disminuido de 2005 a 2014 en un 85.20%, en tanto que el flujo de migrantes con documentos ha tenido una disminución de 51.66%, no obstante, como se puede apreciar en la gráfica estas disminuciones han provocado que los flujos de personas que tratan de cruzar a EU con y sin documentos sean cada vez más similares.

 

Desplazamientos de migrantes hacia los EU con y sin documentos para cruzar

(2005-2014)

Fuente: Elaboración propia con datos de las EMIF Norte (2005-2014)

 

Es importante tomar en cuenta que por su entorno de ilegalidad la estimación del número de migrantes resulta difícil de cuantificar, en un principio por que la EMIF considera desplazamientos y no personas, por lo que puede estar considerada una personas más de una vez, por otro lado la ilegalidad de la migración puede darse posteriormente a la entrada en el país receptor, por diversas razones, entre estas que la persona permanezca más tiempo del que su visa señale o porque no cuente con una visa de trabajo pese que se encuentre laborando en el país receptor. Por tanto para fines prácticos los datos presentados únicamente toman en cuenta los desplazamientos de personas que indicaron que cruzarían a los EU y no contaban con documentos para realizarlo.

Respecto a las zonas de cruce para la migración ilegal mexicana, la mayor parte del flujo migratorio sigue siendo por Sonora (más del 50%) tal y como lo muestran las encuestas de los últimos 10 años, no obstante su participación porcentual ha disminuido y entidades como Chihuahua y Tamaulipas han experimentado crecimientos respecto al total nacional, cabe destacar que varias de estas entidades presentan graves problemas de inseguridad para los migrantes, debido a que las rutas que utilizan son también usadas por los grupos criminales para el trasiego de drogas, el tráfico de armas y de personas, por lo que pueden ser víctimas de ataques por parte de grupos criminales, además de que como lo registran diferentes medios de comunicación y organizaciones suelen ser extorsionados y/o secuestrados por la delincuencia, dentro del territorio nacional.

 

Distribución del flujo de migrantes por entidad de cruce a los EU

Fuente: Elaboración propia con datos de las EMIF Norte (2005-2014)

 

Pese a la disminución del flujo migratorio en particular de los migrantes sin documentos, el porcentaje de cruces ilegales donde las personas indicaron que harían uso de un intermediario para cruzar de forma clandestina es significativo, por arriba del 50% del total hasta 2014, cuando este disminuyó a 44.39%, el nivel más bajo de los últimos 10 años. Si bien décadas atrás el cruce ilegal a los EU resultaba menos complicado y peligroso, en la actualidad el aumento de las medidas de seguridad en la frontera, los peligros y la probabilidad de ser atrapados por la patrulla fronteriza, hacen que muchos de los migrantes contraten a “coyotes” o “polleros” que les ayuden a ingresar, sin importar los riesgos que implica como: rutas de transito de mayor peligro, el abandono por parte de los intermediarios en el desierto o su colusión con grupos del crimen organizado quienes entregan a los migrantes para ser extorsionados o usados como “mulas” para el trasiego de drogas.

De acuerdo con la regionalización propuesta por el Consejo Nacional de Población (CONAPO, 2012) la gran mayoría del flujo migratorio ilegal en México continua concentrándose en la región tradicional comprendida por las entidades de: Aguascalientes, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, San Luis Potosí y Zacatecas, que han construido vínculos históricos con algunos estados y regiones estadounidenses. Esta región es seguida muy de cerca por la zona sur-sureste que agrupas los estados de: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, y que de acuerdo con CONAPO se distingue por su reciente incorporación a la migración hacia los Estados Unidos, destacando Chiapas y Veracruz por experimentar acelerados crecimientos migratorios en la primera década del siglo XXI. En este sentido es evidente el aumento del flujo de migrantes mexicanos de entidades cada vez más alejadas de la frontera norte de México, traduciéndose en costos más altos y rutas más largas de migración expuestas a la inseguridad y violencia del crimen organizado.

 

Distribución del flujo de migrantes hacia los EU, según región de origen*

Fuente: Elaboración propia con datos de las EMIF Norte (2005-2014)

 

Por otro lado la mayor parte del flujo de migrantes ilegales continua dirigiéndose a lo que el CONAPO (2012) denominada como región sudoeste primera fase constituida por los estados de la frontera sur norteamericana: Arizona, California, Nuevo México y Texas; aunque ha reducido su participación porcentual en años recientes, incrementándose el porcentaje de migrantes que no tienen un destino en particular y el de migrantes que se dirigen a regiones en donde la migración mexicana es minoría, como consecuencia entre otras razones del endurecimiento de las leyes antinmigrantes, particularmente en los estados de la frontera sur y de la ampliación de las redes sociales y/o familiares.

 

Distribución del flujo de migrantes hacia los EU, según región de destino*

Fuente: Elaboración propia con datos de las EMIF Norte (2005-2014)

 

A manera de conclusión podemos decir que a pesar de la disminución del flujo migratorio ilegal de mexicanos a los EU, las violaciones a sus derechos, la criminalización de su estadía y los peligros que enfrentan al tratar de cruzar siguen existiendo y se han incrementado en los últimos años. No podemos pasar por alto que muchos de estas migraciones se originan en la falta de oportunidades y de mejores condiciones de vida que sus lugares de origen no han podido ofrecerles, por lo que han decidido dejar sus lugares de origen a pesar de los peligros que esto representa. Por tanto el gobierno no sólo tiene la responsabilidad de garantizar su seguridad en su viaje hacia los EU, también debe mejorar las condiciones de seguridad en sus lugares de origen, además de reducir las brechas de desigualdad y pobreza en la población que ve en la migración una válvula de escape a las condiciones existentes.

 


 

Bibliografía

 

 

Oscar Rodríguez Chávez

Investigador del Observatorio Nacional Ciudadano

@RdCh85 @ObsNalCiudadano

 

 

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
 

COMENTARIOS

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA