El Salón Rojo
Hablemos de cine

You are here

Ambulante 2017

Pequeña guía sobre qué ver en la edición 2017 de Ambulante
24/03/2017
11:07
-A +A

Ambulante 2017

 

Al año hay más de 100 festivales de cine en toda la república mexicana, pero de todos ellos probablemente uno de los más generosos y relevantes es Ambulante. Generoso porque, a diferencia de otros festivales, este no se queda en una sede, se mueve por toda la república acercando el cine a la gente. Relevante porque justo el cine documental es un género en el que México es potencia. Los documentales mexicanos no le piden nada a los de otros países. Somos muy malos haciendo cine de ficción, pero muy buenos retratando la realidad.

 

En Ambulante no hay pierde, prácticamente cualquier documental que elijan de su programa será bueno, pero por si acaso, aquí una lista de algunos que al momento he podido ver y otros (marcados con un asterisco) que por referencias de colegas sé que son imperdibles.

 

La Libertad Del Diablo (*)

Dir: Everardo González

 

No creo exagerar al decir que Everardo González es el mejor documentalista mexicano en activo. Su ya clásico Los Ladrones Viejos sigue siendo un referente sobre la forma en como un documental debe operar, la mezcla perfecta entre una buena historia y cómo contarla. Para su quinto largometraje, Everardo regresa con La Libertad del Diablo, un conjunto de testimonios a cuadro de víctimas y victimarios de la violencia en el país. Se trata de madres que buscan a sus hijos, hijos que buscan a sus padres, desaparecidos, heridos, pero también sicarios, policías, ex militares y demás perpetradores de la violencia estatal en la llamada “guerra contra el narco”. Pero la violencia no es el eje que une a estas historias, sino el hecho de que todos, al final, aunque resulte difícil aceptarlo, somos seres humanos.

 

Batallas Íntimas

Dir: Lucía Gajá

 

El inicio de Batallas Íntimas, el tercer largometraje documental de la directora Lucía Gajá, vemos un collage con imágenes de varias bodas: ellas con cara de ilusión en sendos vestidos blancos, ellos elegantes y con sonrisa plena, alrededor de ellos los amigos, las cámaras, la recepción. Es el inicio de una vida llena de ilusiones.

 

Acto seguido, en una elipsis cruel pero efectiva, vemos -años después- a alguna de esas mujeres en vestido blanco, denunciando ante el MP a su marido por maltrato físico, golpes, insultos. El sueño termina con la realidad atroz de la violencia intrafamiliar.

 

La directora Lucía Gajá podría haber encontrado cientos de casos en México, pero como para probar que la violencia hacia las mujeres no es un asunto exclusivo de nuestro país, la cineasta nos muestra casos en Nueva York, India, España y más, donde las historias se repiten: una boda llena de ilusión, que poco a poco se va resquebrajando a base de celos, golpes, violencia. La mujer, como decía Lennon, sigue siendo el negro del mundo.

 

Lucha México

Dir: ALEXANDRIA HAMMOND e IAN MARKIEWICZ

 

Una actualización al mito viviente de la lucha libre en México. De mano de ‘El Shocker’ (“1,000% guapo”) el documental se adentra en los entretelones de la nueva lucha libre mexicana donde sale a relucir el estilo de vida de estos atletas, alejados de todo oropel y lujo pero entregados totalmente al gimnasio y a los fans. Resalta el hecho de que los rudos, usualmente impopulares, son ahora los favoritos del público dado su estilo cada vez más sanguinario de lucha (en el ring salen a relucir no solo los tradicionales sillazos sino ya también alambres de púas, chinches, focos que se estrellan en la cabeza). Una mirada reveladora a un estilo de vida que camina entre la muerte, las lesiones y la sobrevivencia.

 

 

Author: The JT LeRoy Story

Dir: Jeff Feuerzeig

 

A finales de los años ochenta un nuevo talento de la literatura tomó a la sociedad norteamericana por sorpresa. Se hacía llamar JT Leroy y en sus libros narraba su vida como un adolescente drogadicto, de madre prostituta, que a los 17 ya había pisado la cárcel. Sus relatos, siempre decadentes, fueron aclamados por la crítica literaria al grado de compararlo con Truman Capote. Inicialmente tímido, la popularidad fue tal que JT Leroy tuvo que salir a la luz. Se trataba de una chica, andrógina, siempre de lentes, sumamente tímida.

 

El grado de fanatismo por sus libros y por su historia fue tal que varios miembros de la farándula y el cine la empezaron a buscar: Winona Ryder, Debbie Harry, REM, Pearl Jam, Bono de U2 tuvo una larga charla en backstage con ella, declarándose fans de sus libros. El director de cine Gus Van Sant se hizo amiga de ella, tratando de llevar uno de sus títulos al cine e incluso colaborando juntos en el guión de Elephant, la cinta que le daría la Palma de Oro en Cannes.

 

El documental de Jeff Feuerzeig narra toda esta historia que resulta increíble no por lo antes descrito sino porque la realidad es que todo fue un engaño: la autora de los libros era otra chica -que se hacía pasar por la manager de JT- llamada Laura Albert quien gustaba en su adolescencia hacerse pasar por un niño en llamadas a centros telefónicos de ayuda psicológica. Más que la historia de un fraude, lo que se retrata es la historia de uno de los mayores autoengaños en la industria del entretenimiento.

 

Eight Days a Week

Dir: Ron Howard

 

¿Qué se puede decir que no se haya dicho ya sobre The Beatles? En la historia de la música, no hay banda cuyo día a día haya sido registrado con tal obsesión como con los Fab Four. Y sin embargo, el director Ron Howard hizo bien la tarea: hurgó donde pudo para obtener material inédito (que no aparece ni siquiera en la famosa Antología de los Beatles) para hacer de este documental algo único.

 

Los Beatles cambiaron la historia de la música en tan solo 10 años (los mismos que estuvieron juntos como banda) pero más de la mitad de esos años la pasaron en el estudio, sin dar conciertos en vivo. En Eight Days a Week, Howard analiza el porqué del fenómeno de la Beatlemanía (los gritos incesantes de las fans que no dejaban escuchar nada del concierto), la fama repentina y kilométrica, los años felices de una banda que rápidamente se asqueaba del asunto y -obligados a madurar o morir- deciden dejar los escenarios para dedicarse cien por ciento a componer.

 

Ron Howard no está mostrando la debacle de una banda, sino la lenta pero firme transformación de cuatro jóvenes en leyendas.

 

Presunto Culpable

Dir: Roberto Hernández y Geoffrey Smith

 

Documental del 2011 que, gracias al incansable trabajo de nuestras autoridades encargadas de la impartición de justicia, sigue vigente como si se hubiera filmado ayer. Se trata de la crónica puntual sobre el caso del joven Antonio Zúñiga, acusado de asesinato, y la lucha legal que inician un par de abogados que deciden ayudarlo. El documental no sólo revela las inconsistencias del caso sino que ilustra todo el aparato criminalmente burocrático con el cual se imparte (es un decir) justicia en México.

Más allá de lo pertinente de este documental (uno de los mejores en la historia de México), Presunto Culpable es un gran documental que no le pide nada a cualquier otra cinta de ficción: es emocionante, se da espacio para el humor (muchos momentos a cargo de Rafael Heredia, abogado defensor que resulta ser todo un personaje en sí mismo), manteniendo una constante incertidumbre sobre el qué pasará, ¿qué nueva cloaca se destapará?, ¿qué tan sucio puede llegar a ser este lugar que en teoría debiera procurar la justicia?

 

Chavela (*)

Dir: Catherine Gund y Daresha Kyi

 

Convencional pero no por ello menos revelador documental sobre la cantante Chavela Vargas. Pleno en testimonios, grabaciones viejas y charlas con sus amigos (destaca por supuesto Pedro Almodóvar), el documental no pierde oportunidad también para mostrar algunos aspectos no tan brillantes en la vida de esta leyenda de la música popular mexicana.

 

Selva Negra (*)

Dir: Charles Fairbanks y Saul Kak

 

Un íntimo retrato a la cultura zoque. Los cineastas siguen a un par de indígenas de la región chiapaneca para mostrarnos su cultura, sus creencias, su forma de vida y cómo el mercantilismo de una empresa multinivel se ha enraizado en esos lugares. El documental sería absolutamente convencional de no ser que los propios cineastas, al ver la forma de vida de esta gente, comienzan a cuestionarse si lo que están haciendo tiene sentido o deberñian de botar la cámara de una buena vez y comenzar a ayudarlos.

@elsalonrojo

@filmsteria

Alejandro
Crítico de cine con 9 años de experiencia profesional. Ha colaborado en revistas y periódicos como 24 Horas, Newsweek, Chilango, Quién, Esquire, Cambio, entre otros.

Comentarios

Comentarios