Toyota Camry 2018: En defensa de los sedanes medianos

Aunque es notorio que los SUVs han ganado terreno, los sedanes son aún los consentidos.
15/10/2017
06:31
LUIS HERNÁNDEZ DEL ARCO
-A +A

Tan es así que siete de los 10 vehículos más vendidos en México pertenecen a este segmento. No obstante, los sedanes de talla mediana son los que más han sufrido el impacto de la moda por las camionetas utilitarias, a pesar que estas no sean necesariamente tan prácticas como aparentan. 

Y es que con lo que vale un SUV compacto podemos disfrutar de un sedán mediano, como una compra más razonable y de mayor utilidad. Sin embargo, al final todo se reduce a una cuestión de gustos.

camry_02.jpg

Renovación radical. Para darnos una idea del nivel de la evolución que sufrió este ejemplar, hay que tomar en cuenta que solo se conservan el logo de Toyota y el nombre con su predecesor, pues el resto es completamente distinto, incluyendo la tipografía que remata el nombre de Camry en este modelo. 

Uno de los puntos más destacables de esta nueva generación del Camry es el cambio drástico que sufrió la carrocería. Aunque en términos de longitud el tamaño varía por muy poco, lo más interesante es el nuevo diseño que dice adiós a esa imagen seria para dar la bienvenida a un aspecto mucho más atrevido. Queda claro que con esta nueva apuesta en materia de diseño, la octava generación ya no será vista como un auto señorial.

Además de este atrevido perfil, podemos notar que la estampa del vehículo tiene un aliento deportivo o bien, un aspecto más formal, esto como parte del atuendo que ofrecen las versiones que comprenden al Camry 2018. De esta forma, la carrocería cambia el estilo de la parrilla, los rines, las fascias y hasta la salida  de escape. 

camry01.jpg

Al cambiar por completo, el interior del Camry 2018 también fue sujeto a un remodelación en la arquitectura de la cabina

A pesar que hubo mejoras en la calidad de los materiales, es fácil encontrar algunos plásticos que lucen bien de primera impresión, sin embargo, al tacto no son del todo ideales.

Como parte de esta transformación total, el Camry 2018 también proporciona un mejor andar y un menor consumo de combustible, aun cuando el motor entrega más caballos de fuerza. Pero lejos de si la potencia es mayor y la ingesta es inferior, dos factores fundamentales al considerar este modelo, es de admirar la calidad de marcha. En conjunto, la dirección, suspensión, transmisión e insonorización del vehículo tienen papel destacable para alcanzar un manejo suave. Ya sea en carreteras en mal estado o caminos empedrados, esta nueva generación supera en cuestiones dinámicas 
a la ya de por sí cómoda y agraciada séptima generación.

De la misma manera que lo mencionamos en un inicio, desde nuestro punto de vista un sedán compacto o mediano es la compra más racional que puede existir versus un SUV subcompacto o compacto, sobre todo si consideramos el precio, el espacio interior y el consumo de gasolina. Este Camry es un buen ejemplo de cómo podemos tener un gran número de beneficios, por la misma cantidad de dinero que se pagaría por una camioneta de menor tamaño a este sedán. Habrá que poner en la balanza si se desea estar a la moda o tener un vehículo con grandes atributos.  

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS