Chevrolet Beat notchback; La importancia de aprovechar el espacio

Con esta versión del Beat 2018, los subcompactos pequeños adquieren una nueva dimensión
09/09/2017
14:13
Francisco Cuevas
-A +A

El tamaño sí importa. Esa vieja consigna que causa tanta polémica en las camas del mundo, se convierte en una verdad absoluta cuando se habla de subcompactos pequeños. Como si el término ‘subcompacto’ no empequeñeciera, por sí solo, cualquier expectativa, esta categoría normalmente lleva el adjetivo ‘pequeño’ para dejar clarísima una cosa: se trata de autos con las dimensiones justas para quienes, sin complejos, buscan un vehículo práctico que los mueva de modo ágil y accesible por el mundo. (Autos “chiquitos pero rinconeros”, dirían en mi barrio.)

Sin embargo, ¿qué tan bien se ajusta ese adjetivo (pequeño) al nuevo Beat notchback 2018, de Chevrolet? 

“No vas a poner esa cosota dentro de mí”, diría un típico auto de la categoría ante la posibilidad de que su dueño quisiera introducir en su cajuela una maletota ‘con únicamente lo indispensable’ de su esposa. No es el caso con el Beat notchback: esa palabreja que le sirve de segundo nombre alude al rasgo que hace que este subcompacto pequeño no lo sea tanto:  la principal novedad aquí es el tamaño de su funcional trasero (su cajuela). Si fuera humano, es como si, al ritmo de la canción más famosa de El General (“un kilo de cadera no es cadera…”), hubiera hecho sentadillas y desplantes y más sentadillas y desplantes sin parar. 

Pero volvamos al tema...

Mientras que la cajuela del Spark actual (como conocemos hoy al Beat del mañana) tiene una capacidad de 170 litros sin los asientos abatidos, la del Beat notchback es de, ni más ni menos, ¡385! Para darte una idea: considera que una tina de baño estándar tiene una capacidad para entre 100 y 200 litros de agua. Esta cajuela tiene casi el doble de capacidad. (Créenos: no gastes el ‘vital líquido’ para comprobarlo.)

 Mucho más que un trasero amplio. Hay otras cosas que nos parecieron grandes en el Beat notchback. Y, aunque no son exclusivas suyas en comparación con otras opciones de la categoría, sí hablan de una nueva era en que las versiones “base” no necesariamente implican poseer apenas lo básico. Por ejemplo, nos encanta que, en el caso que nos ocupa, la seguridad no sea un lujo reservado para el tope de gama. Este Beat cuenta con bolsas de aire en todas su versiones (son dos para conductor y pasajero), además de una defensa frontal que, nos dicen, está diseñada para reducir los daños en caso de una (Dios no lo quiera) colisión.

En cuanto a la conducción en ciudad, podemos decir lo siguiente: durante el tráfico de las 9:00 AM, extrañamos que no tenga versión automática todavía; sin embargo, su transmisión manual de cinco velocidades nos resultó placentera en el viaje de regreso, con las calles descongestionadas (aunque se trata de un auto con la modesta potencia de 81 hp). Y, aunque no estamos hablando de un coche para gente que busque viajar como sobre nubes, su suspensión es lo suficientemente buena como para lograr que los inevitables baches no se sientan como socavones. Y, hablando de agujeros, otra ventaja de este notchback es que no hará hoyos en tus finanzas. Cumple con creces en lo que a consumo combinado se refiere: sus fabricantes lo establecen en 20.7 km/l.  

El ‘infoentretenimiento’ cumple sin más: la versión tope de gama cuenta con una pantalla táctil de 7” con Chevrolet MyLink (para conectar tu smartphone vía Bluetooth), conexión con Apple Car Play y Android Auto, y controles de audio y teléfono al volante. 

En cuanto al diseño, hay que decir que ya nos gustaba desde que respondía al nombre de Spark en versión hatchback. Así que, más que una novedad por su aspecto, resulta llamativo por la capacidad extra de almacenamiento. Y, por cierto, al menos en la versión que manejamos (LTZ) los acentos en el tablero no son del mismo color de la carrocería, cosa que agradecemos: en versiones anteriores del Spark, los motivos del color externo en los interiores parecían tan innecesarios como buscar calcetines del mismo Pantone que tu camisa. 

Este Beat demuestra que el tamaño (con espacios bien aprovechados) sí importa

ESPECIFICACIONES

MOTOR1.2 litros / 4 cilindros
POTENCIA81 hp
TORQUE 80 lb-pie @4800 rpm
TRANSMISIÓN Manual de 5 velocidades
PRECIO $ 157,900 de entrada (LS)

20.7 Kilómetros por litro, el consumo combinado que Chevrolet reporta

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios