Arte a bordo: la sección Áurea y el diseño automotriz.

La sección Áurea y el diseño automotriz son uno solo
diseño exterior
Los autos están orientados al conductor. (Foto: Pixabay)
07/11/2017
14:21
Rodrigo Ponce de León
CDMX
-A +A

¿Cómo se diseña el exterior de un auto?

Existen principios matemáticos para los desarrollos de diseño pero probablemente el más socorrido sea la Sección de oro, también nombrada como La proporción Áurea, atribuida de forma errónea a los sabios matemáticos de la edad media, que a la luz de un oscurantismo religioso la denominaron “La divina proporción”, alegando que era parte del diseño de su creador sobre todo lo que había en la tierra.

Lo cierto es que lejos de esas acepciones históricas, la Sección Áurea, su nombre correcto, se encuentra presente desde las primeras culturas de la historia como la griega.
Esto se ve reflejado en su arquitectura, el diseño de los barcos de guerra, las distancias entre las articulaciones de sus propios cuerpos y en la gran mayoría de objetos diseñados al cobijo de la civilización. Ante un principio tan esencial en el diseño, las creaciones automotrices no podrían estar apartadas de esto.

A fuerza de la observación del entorno, el hombre determinó la existencia de una proporción armónica para cada entero, sin importar la medida total de éste, equivalente al .618 de ese total, explicado claramente en La espiral de Fibonacci, nombrada así en honor al que nos hizo favor de darle forma visual a este principio matemático.

espiral_0.png

Así, para efectos prácticos los perfiles y volúmenes aplicados al exterior de un auto se desarrollan en los centros del diseño que tienen las armadoras automotrices alrededor del mundo, siguiendo esta simple regla dominada por la explicación visual del matemático italiano.

Todos los elementos aplicados en los perfiles laterales, frontales y traseros en un auto, son medidos y colocados en un orden geométrico de pesos visuales para que resulten atractivos a la vista.

Los diseñadores automotrices están conscientes de que alterar un elemento repercute en todo lo demás, desequilibrando el conjunto. Hasta los logotipos de las marcas, han sido diseñados bajo este concepto.

diseno_coche_0.png

Así que, la próxima vez que mires un automóvil por la calle, no dejes de recordar que, aunque, como dicen algunas señoras, “se ve divino”, detrás de su desarrollo hay mucho más que intervenciones celestiales y afortunadas casualidades.

¿Qué tal eh?

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS