3 errores que cometes y “matan” a tus neumáticos

Recuerda que las llantas son un elemento primordial de tu automóvil, son la única parte que está en contacto con el pavimento
26/09/2017
13:20
Redacción
-A +A

Las calles, avenidas y carreteras de nuestro país no se caracterizan por estar en buenas condiciones, o bueno, al menos la mayoría. Los baches, pedazos de vidrio y piedras, son las sorpresas más desagradables que nos tienen los caminos, mismas que muchas veces, aunque estemos alerta todo el tiempo, no se pueden evitar y por lo tanto tenemos una pinchadura, en el mejor de los casos.

Sin embargo, existen algunos problemas que dañan los neumáticos y que puedes evitar.

Error de calibración

La baja presión genera excesiva flexibilidad del revestimiento del neumático, lo que da como resultado el calentamiento por encima de la media, además del aumento de la resistencia al rodaje y el desgaste prematuro. En casos extremos, el neumático puede verse seriamente dañado.

Igual de perjudicial es la presión superior a la media que tiende a reducir la durabilidad del neumático, además de afectar la adherencia al suelo (especialmente cuando se frena) y crear desgastes irregulares en los neumáticos.

Conducir a alta velocidad

Cuando el conductor pisa a fondo el acelerador, corre más riesgo de causar daños a los neumáticos que a baja velocidad – especialmente al entrar en contacto con baches u objetos en la carretera.

Al mantener una alta velocidad durante un largo período, existe un considerable aumento de la temperatura en los neumáticos que pueden deteriorar el producto. En situaciones extremas, el neumático puede incluso sufrir daños graves, impidiendo su uso

Exceso de carga

El equipaje extra también es motivo perjudicial para los neumáticos. Para garantizar que no están sobrecargados, compruebe la tabla de cargas de los neumáticos - que generalmente está en el  lateral del neumático y compruebe el equivalente en kilos en el manual del usuario.

Es importante no exceder este límite de carga, porque los neumáticos sobrecargados pueden recalentarse, lo que lleva a una destrucción repentina del caucho.

Recuerda también no excederse en la carga máxima por eje en ninguno de los ejes de su vehículo.

Fuente: Micheline

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS