Se encuentra usted aquí

Muro fronterizo y parálisis del gobierno de EU

¿Será que Trump y sus fieles estarán realmente dispuestos a paralizar al gobierno entero para conseguir el muro?
23/09/2017
02:16
-A +A

De la campaña, a Twitter, a la Oficina Oval, y ahora al Congreso, la propuesta del muro fronterizo con México se vuelve con frecuencia trending topic. El financiamiento para su construcción, sin embargo, parece ser más bien un sueño guajiro, ya que el gobierno mexicano descarta la insistencia del presidente Trump de pagar por el muro y la resolución presupuestaria que el Congreso aprobó en abril de este año no incluyó fondos para su construcción. Incluso en la propuesta de presupuesto federal, el requerimiento del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para comenzar la construcción del muro en 2017 se limito a 1.6 mil millones de dólares, muy por debajo de los 21 mil millones que se estiman necesarios para completar el proyecto en 2020.

El muro no sólo es una pésima idea, sino una pésima inversión. En primer lugar, son las visas vencidas la principal fuente de migrantes indocumentados residiendo en Estados Unidos, al contrario de la idea que Trump y sus partidarios nos quieren hacer creer: gente atravesando la frontera en la oscuridad de la noche sin vigilancia. El segundo argumento citado frecuentemente para abogar por la construcción del muro es aquel de detener el flujo de drogas y la entrada de terroristas. Pero ni siquiera este argumento pasa la prueba. Los cárteles han demostrado ser cada vez más inteligentes y creativos en la forma en que envían sus productos, a través de túneles, submarinos, catapultas, camiones, logísticas Chapo, en fin... un muro no los detendrá. Y por supuesto, no hay evidencia alguna que documente la entrada de un solo terrorista desde la frontera entre Estados Unidos y México, haciendo del muro una respuesta a un problema que no existe.

Es precisamente por esta razón que representantes del territorio fronterizo en el Congreso, quienes realmente viven y comprenden la dimensión del problema, como el republicano de Texas Will Hurd, se niegan rotundamente a apoyar la idea.

La idea tampoco es popular. Hasta abril de 2017, 64 por ciento del electorado estadounidense se opone a la construcción del muro. La oposición se refleja ahora en ambos lados del Congreso, por lo que la idea un financiamiento público del muro se lleva a cabo con mayor sigilo. El propio proceso de licitación para definir el prototipo y construir el muro ha sido caótico. De acuerdo con un informe reciente, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos seleccionó a dos finalistas para cerrar la licitación, pero ni siquiera estos tienen certeza de que el proyecto comenzará este año.

Pero nada de esto ha detenido a un puñado de congresistas, fervientes en la causa del muro (y si, hombres todos), que amenazan con hacer del gobierno su principal rehén a costa de una idea bastante costosa, impráctica y con escasa popularidad. La administración y varios representantes han amenazado con un cierre de gobierno ante la negativa del Congreso para abastecer de fondos a la promesa de campaña de Trump.

Si el gobierno se paraliza gracias a una infructuosa discusión sobre el muro, Trump y el Congreso de mayoría republicana cargarán con toda la culpa de suspender actividades federales, que van desde el acceso a parques nacionales, la emisión de pasaportes y servicios sociales del día a día. Y que decir de los efectos sobre las relaciones exteriores, la reducción del personal diplomático y la pérdida económica de coartar el turismo y las comisiones recaudadas por los servicios federales.

Un cierre de gobierno también podría retrasar el cumplimiento de otra promesa de campaña de Trump: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Canadá y México. De suspender actividades en septiembre u octubre, con la ronda de negociaciones apenas comenzando, el ritmo y el tono de las conversaciones sufrirían graves alteraciones. ¿Realmente esperan que México haga concesiones significativas a las demandas de Estados Unidos para un comercio más justo cuando el gobierno suspende actividades por un muro?

Mientras que el debate migratorio ha tomado un giro negativo en Estados Unidos —difícil de revirar— otra de las manifestaciones más ofensivas y costosas atraviesa el punto mas crítico. ¿Será que Trump y sus seguidores en el Congreso estarán realmente dispuestos a paralizar al gobierno entero para conseguirlo? Los mantendremos al tanto.

Especialista en Relaciones
Internaciones y desarrollo económico.
theglobalamericans.org

Especialista en Relaciones Internaciones y desarrollo económico. theglobalamericans.org

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN

NOTICIAS DEL DÍA