El romance de Roger Dubuis con los superautos

La marca suiza presenta tres impresionantes modelos esqueletados con guiños al mundo del automovilismo high end, después de sus exitosos relojes hechos en colaboración con Pirelli e Italdesign
Excalibur Spider con Doble Tourbillon Volante
El nuevo Excalibur Spider con Doble Tourbillon Volante cuyo código cromático, con el color naranja, recuerda al de los salpicaderos de los supercoches. Es una edición limitada a 28 piezas.
15/07/2017
18:44
Manuel Martínez
México
-A +A

Roger Dubuis ha escogido una ruta original para vincularse al mundo del automovilismo. En lugar de aliarse con una armadora o patrocinar una competencia o una escudería, como es lo más común en el sector relojero, esta marca suiza ha establecido lazos con reconocidas firmas que están detrás del rendimiento de los supercoches.

A principios de 2017 presentó dos relojes muy atractivos en edición limitada surgidos de su recién estrenada asociación con el fabricante de neumáticos italiano Pirelli. En ambos modelos Excalibur Spider la correa está hecha con el caucho de las llantas utilizadas por autos que han ganado grandes premios de Fórmula 1, de la que Pirelli es proveedor exclusivo desde 2011.

En marzo, durante la edición 85 del Salón del Automóvil de Ginebra, debutó el Excalibur Spider en homenaje a Italdesign, la prestigiosa firma italiana de diseño e ingeniería que ha participado en la creación de vehículos para varias marcas, entre ellas Bugatti, Ferrari, Lamborghini y Maserati, además de sus propios prototipos.

Esta estrategia de alianzas de Roger Dubuis se amolda a su apuesta de concebir piezas disruptivas. La casa fundada en 1995 por el relojero homónimo, hoy propiedad de Grupo Richemont, ha sido fiel a la innovación durante su historia y este año centra sus esfuerzos de investigación y desarrollo en uno de sus puntos fuertes en los últimos años: los materiales.

La colección Excalibur es el pilar de esta marca ginebrina y sus mecanismos Astral Skeleton son verdaderas esculturas mecánicas. Astral Skeleton se refiere a la forma de estrella con las puntas orientadas hacia los índices de las horas característica de los esqueletados técnicos de esta casa. Es fácil quedar atrapados en la telaraña de los modelos Spider que empezó a producir en 2015, cuando su lanzamiento estrella fue un doble tourbillon volante esqueletado cuya caja combinaba titanio, DLC y aluminio.

Para seguir en esa senda, este mes presenta tres nuevos relojes con guiños automovilísticos. El primero es un Excalibur Spider con Doble Tourbillon Volante cuyo código cromático recuerda al de los salpicaderos de los supercoches. Esto es evidente en la carrura de titanio sobremoldeada con caucho naranja, un efecto que se repite en la corona. Ese color también es el del pespunte de la correa hecha con base de caucho negro e incrustación de piel de becerro.

mood_picture_2017_-excalibur_spider_-_rddbex0589_1536256_0.jpg

Los tourbillones volantes con rotación de un minuto ubicados a las 5 y las 7 horas están bordeados por segunderos tipo velocímetro con índices inspirados en el tablero de instrumentos de los coches. El indicador de reserva de marcha redondo multicolor (a las 9 horas) es un guiño a los indicadores de nivel de combustible de los habitáculos de los autos de carreras.

La caja mide 47 milímetros de diámetro y está hecha en titanio con tratamiento DLC negro. El bisel acanalado también es de titanio. La esfera tiene realce negro y naranja, y los índices chapados en rodio están rellenos de Super-LumiNova blanca. Las manecillas son de oro con revestimiento PVD negro, calcos rojos y puntas blancas luminiscentes. Su mecanismo es el calibre esqueletado RD105SQ de cuerda manual y 52 horas de marcha con los acabados necesarios para recibir el certificado del Sello de Ginebra. Es una edición limitada a 28 piezas.

Las otras novedades son dos modelos Excalibur Spider Automático Esqueletizado. En el primero, la caja está hecha en carbono dividido en múltiples capas con carrura de titanio sobremoldeada con caucho negro. El bisel acanalado es de oro rosa y la corona es de titanio sobremoldeado con caucho negro y abrazadera de oro rosa. La esfera esqueletada es negra y dorada con realce negro e índices dorados rellenos de Super-LumiNova Blanca. Las agujas son de oro con revestimiento PVD negro, calcos dorados y puntas blancas de Super-LumiNova.

mood_picture_2017_-_excalibur_spider_-_rddbex0615_1536258_0.jpg

En el segundo, la caja es de oro rosa con carrura de titanio sobremoldeado con caucho negro, al igual que la corona que además tiene abrazadera de oro rosa. El bisel es de titanio. La esfera esqueletada es negra y dorada con realce negro y dorado e índices dorados rellenos de Super-LumiNova Blanca. Las agujas son de oro con revestimiento PVD negro, calcos dorados y puntas blancas de Super-LumiNova.

mood_picture_2017_-_excalibur_spider_automatic_skeleton_-_rddbex0574_1536192_0.jpg
Ambos relojes miden 45 milímetros de diámetro por 14.02 milímetros de grosor y están equipados con el mecanismo calibre RD820SQ de carga automática y 60 horas de marcha. También en ambos la correa tiene base de caucho negro e incrustación de piel de becerro negro con pespunte gris. Son ediciones limitadas a 88 piezas cada una y tienen el certificado Sello de Ginebra.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS