“Fruitfly”, el malware que lleva años espiando a los equipos Mac

Una nueva versión del virus, permite controlar tu Mac de manera remota
El virus lleva operando desde hace aproximadamente una década
07/08/2017
09:35
Redacción y agencias
-A +A
Investigadores de la empresa de seguridad Malwarebytes encontraron un nuevo tipo de malware llamado FruitFly, que durante años ha estado infectando computadoras de la marca Mac de Apple.

El virus opera en segundo plano, espía a los usuarios a través de la cámara y toma capturas de pantalla con las que pueden crear un registro de todas las actividades que realice la persona en el dispositivo.

A comienzo de este año la empresa descubrió una primera versión, pero recientemente apareció una segunda llamada FruitFly 2, según informa el canal de noticias CNN.

El investigador jefe de seguridad de la compañía Synack, Patrick Wardle, encontró aproximadamente 400 equipos infectados con el virus, luego de conocerse esta segunda versión, sin descartar que podría haber más.

De acuerdo con los resultados del análisis, se calcula que el virus ha estado operando hace aproximadamente diez años y que afecta a los equipos Mac con versiones recientes como MacOs.

Wardle explica que hay múltiples versiones de FruitFly y aunque todas tengan las mismas técnicas de espionaje, el código varía en cada versión.

El malware FruitFly se conecta a un servidor de comando desde donde puede espiar a la persona y manejar su Mac de forma remota.

Se desconoce el grado de infección, ya que “No es el malware de Mac más sofisticado”, señaló Wardle, por lo que para interactuar con él tuvo que “crear un servidor de comando y control que pudiera hablar el 'lenguaje' del malware”, añadió.

Una de las características más destacables del virus es que puede enviar una alerta que indica en qué momento el usuario está utilizando su equipo, porque es necesario que esté en funcionamiento para realizar la manipulación y espionaje de manera remota.

El también ex hacker de la NSA, no cree que se trate de un caso de ciberespionaje de Estado o de un criminal que quiera secuestrar los datos a cambio de un rescate, sino “creo que sus objetivos eran mucho más insidiosos y enfermos: espiar a la gente”, concluyó Wardle.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS