Negocios internacionales más eficientes

Más que una opción de inversión, el bitcoin puede ser una herramienta para la operación de las PyMEs
Los emprendedores creen que las criptomonedas ayudarán a crecer la inclusión financiera
14/05/2017
00:05
Ariadna Cruz
-A +A

El bitcoin es una divisa digital creada en 2009 que permite hacer transacciones inmediatas y sin intermediarios sin importar la ubicación geográfica, por lo que los emprendedores de Bitso, la ven como una oportunidad para ampliar los negocios internacionales de las PyMEs.

En México esta criptomoneda se ha utilizado más como un instrumento de inversión. Sin embargo, Pablo González, uno de los fundadores de Bitso, señala que startups ya la utilizan como un mecanismo para transferir dinero a bajo costo. “Imagínate una PyME que necesita importar de India, si manda sus pagos con bitcoin es más fácil y barato. Lo mismo las remesas y créditos”.

Los fundadores identificaron la oportunidad de negocio mientras vivían en Canadá en donde desarrollaron un sistema para procesar pagos con bitcoin que llegó a estar disponible en casi 100 comercios de Vancouver. Sin embargo, en aquella ciudad el nivel de bancarización es alto y existe una infraestructura financiera importante, a diferencia de México.

“Quería hacer algo por y para México y me di cuenta que era un mercado lleno de oportunidades en el área de servicios financieros. Tenemos el mismo nivel de bancarización que Somalia, pero una población muy joven, con un promedio de 26 años, además de una enorme penetración de teléfonos celulares en donde puedes bajar una aplicación para tener las mismas herramientas que un banco, que a su vez llega a más clientes de una manera más rápida”, explicó González.

Cuando llegaron al país no había una empresa con un servicio similar, no obstante la economía digital comenzaba a tomar auge. “Lo que hicimos fue desarrollar una plataforma en donde puedes comprar, vender y almacenar bitcoins de manera fácil, y aunque al principio no sabíamos qué tanto mercado había disponible, sí sabíamos que era necesario brindar una buena experiencia al cliente, porque no había otra oferta igual”.

Para utilizar el servicio un usuario debe ingresar a la plataforma y abrir una cuenta, el sistema se encargará de asignarle un número Clabe único con el cual deberá realizar una primera transferencia en bancos o tiendas de conveniencia para tener fondos con los cuales se compran bitcoins los que pueden guardarse esperando que aumenten de valor o también pueden ser utilizados para realizar transacciones.

Son justamente las oportunidades del mercado internacional donde González identifica más beneficios, “habilita pagos internacionales más baratos, la recepción de remesas con más valor y transacciones más seguras, por ello creemos que es una buena opción para aumentar la inclusión financiera y el comercio electrónico, pues solo el 12% de los internautas tienen una tarjeta de crédito y muchas no sirven para pagar en Internet, pero el bitcoin cambia todo eso, si los clientes tienen un celular ya pueden usar bitcoin”.

En sus tres años de operación Bitso se ha encontrado con el reto de cambiar los paradigmas del sistema financiero, por lo que inicialmente consideraban que su servicio solo iba a ser atractivo para cierto tipo de personas que adoptan lo último en tecnología y tienen conocimientos técnicos, pero se han dado cuenta de que cada vez más personas con necesidad de realizar pagos internacionales están optando por este modelo.

Sobre la seguridad de las operaciones explican que aunque no existe una regulación para las criptomonedas en el país, trabajan con las mejores prácticas en el tema y, por ser propietarios de la tecnología, pueden ofrecer los más altos estándares de protección. “El foco de la empresa no solo es ser ética sino responsable en sus procesos de manejo de los bitcoin. Las criptomonedas son muy seguras, nunca se han falsificado, pero los accesos sí dependen de los procesos de cada persona, por ello nos hemos asociado con empresas de seguridad y tendrían que vulnerar a ambos al mismo tiempo para llegar a mover fondos y sería muy poco porque las llaves no están online, así que somos más seguros que muchos bancos”.

Incluso González señala que han invitado a hackers blancos a intentar vulnerar sus sistemas, para que en caso de que lleguen a localizar alguna falla, en lugar de explotarla, les informen y a cambio reciban una recompensa.  

Comentarios