Predicciones sobre ciberseguridad de AT&T

Las funciones de seguridad virtual basadas en analítica avanzada, se convirtieron en nuevas herramientas para proteger a una organización
En los últimos años, la ciberseguridad se ha convertido en protagonista, ha atrapado la atención de líderes de negocios y medios de comunicación
20/02/2017
17:33
Redacción
-A +A

El entorno de ciberseguridad cambia todos los días. Cada dispositivo nuevo que se conecta a la red necesita estar seguro para evitar convertirse en blanco de los hackers. Cada comentario nuevo en las redes sociales crea riesgos para ataques de phishing o ingeniería social.

Como resultado, la industria está evolucionando para enfrentar estos cambios. En los últimos años, la ciberseguridad se ha convertido en protagonista, ha atrapado la atención de líderes de negocios y medios de comunicación. Se constituyeron nuevas plataformas para manejar el nicho de soluciones de seguridad y fomentar la innovación. Los negocios comenzaron a incluir la ciberseguridad en sus agendas cotidianas de las juntas directivas.

Pero hoy en día, estamos viendo un cambio que nos conducirá a través de 2017. Los ciberataques son tan prevalentes y evolucionan tan rápido, que están sobrepasando de manera acelerada las defensas que muchas organizaciones han implementado recientemente.

Este año las funciones de seguridad virtual basadas en software y analítica avanzada, se convirtieron no sólo en las tendencias de seguridad más recientes, sino también en nuevas herramientas esenciales para proteger a una organización. Contar con la habilidad de elevar y actualizar las defensas de seguridad en tiempo real y automatizar la detección de amenazas, es esencial para manejar el creciente volumen de ciberataques.

Como resultado, considero que el mercado continuará cambiando de las siguientes formas en 2017:

La seguridad se está externalizando: Las pequeñas y medianas empresas no cuentan con recursos de tiempo completo para implementar y actualizar de manera constante los centros de seguridad, o para tener equipos dedicados a la ciberseguridad. Como resultado de ello, continuarán recurriendo a terceros y consultores para la protección de su seguridad y mantener sus defensas actualizadas de una forma más económica.

Más conexiones, más datos: Mientras los negocios continúan adoptando dispositivos conectados, la cantidad y tipos de datos que requieren protección aumentarán. Esto significa que los negocios necesitan que su estrategia de seguridad se establezca para manejar la escala y el alcance de la información en sus dispositivos de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Incremento en trabajos de ciberseguridad: Los programas de educación en ciberseguridad continuarán incrementando, y los trabajos en este rubro dentro de las organizaciones experimentarán un aumento a gran escala. Este campo continuará representando índices muy bajos de desempleo, a pesar del incremento de profesionales en el sector.

Mientras los negocios se adaptan a estas dinámicas, también podemos esperar algunos cambios que nos afectarán a todos como individuos, consumidores y organizaciones:

En países como Estados Unidos, la seguridad en IoT será la principal preocupación de seguridad este año. Los hackers seguirán buscando vulnerabilidades en los dispositivos a través de distintos sectores. Artículos como wearables conectados a la red, o cafeteras inteligentes atraerán aún más a los hackers, ya que frecuentemente le presta poca atención a la seguridad de aparatos de este tipo.

Nuevas tecnologías para autentificación como reconocimiento facial o “selfie scanning”, huellas digitales, o el uso dispositivos propios para identificarse, comenzarán a reemplazar las claves personales para tener acceso a contenido digital o a edificios.

Los ataques a una infraestructura crítica podrían ser más prevalentes. Los hackers estarán buscando afectar fuentes de energía, agua y otros recursos, ya sea por motivos de manifestación o para obtener una ganancia financiera.

Habrá un llamado para generar más apoyo gubernamental para la ciberseguridad. En particular los legisladores se enfocarán en proteger mejor los sistemas de TI Federales, fomentar el desarrollo de tecnologías más resistentes en las redes, y el papel de la política preventiva y defensa activa en Estados Unidos. También habrá un llamado para continuar desarrollando estándares y lineamientos de la industria, y posiblemente la certificación de programas para dispositivos IoT, ya que rápidamente se han convertido en el campo de batalla más reciente.

La seguridad recorrió un gran camino en 2016, y continuará evolucionando en 2017. En AT&T, estamos avanzando para desarrollar nuestras soluciones y tecnologías con el fin de enfrentar los ciberataques, y ayudar a que los negocios de la actualidad estén equipados para hacerlo también.

Texto cortesía de Jason Porter, Vicepresidente, Soluciones de Seguridad, AT&T

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS