Se encuentra usted aquí

Propician la urbe conectada

En las ciudades inteligentes las máquinas y aplicaciones interactúan para facilitar la vida cotidiana de los humanos
Los gobiernos de diversas naciones realizan esfuerzos para que sus ciudades gocen de servicios futuristas en transporte, conectividad y vivienda inteligente. Entérate de cuáles de esas tecnologías ya se están implementando en México
17/02/2017
00:05
Ariadna Cruz
-A +A

#EnPortada

Para el año 2050, 70% de la población mundial vivará en zonas urbanas, lo cual implica desarrollar ciudades con acceso a servicios, seguridad y comunicaciones que garanticen la calidad de vida de sus habitantes.

En ese contexto, “los futuros ocupantes de las ciudades inteligentes disfrutarán de una calidad de vida sin igual en los centros de trabajo y en sus viviendas, en una ciudad totalmente conectada que ofrece servicios futuristas como servicios de autobuses y de estacionamientos inteligentes, edificios sustentables y conectados, conectividad en toda la ciudad y un entorno homogéneo para las actividades cotidianas. Todos los servicios se gestionarán desde un centro de control centralizado”, aseguró David Rodríguez, responsable de Soluciones de Networking en Alcatel-Lucent Enterprise, en un estudio difundido por esa firma.

Y agregó que: “las ciudades inteligentes abarcan muchos aspectos, pero tienen algo en común: la conectividad y, al mismo tiempo, tienen la necesidad de optimizar los recursos con los que cuentan. Cabe destacar que una ciudad conectada es aquella en la que máquinas, humanos y aplicaciones interactúan”.

Si bien ciudades como Estocolmo, Londres, París, Singapur y Copenhague llevan la delantera en cuanto a la incorporación de estos servicios automatizados, Ericsson, en su reciente informe Networked Society City Index (que clasifica a las ciudades por maduración en torno a la implementación de tecnología), resalta que las ciudades que estaban situadas con baja madurez están mejorando más rápido que las anteriormente consideradas de alto rendimiento.

De acuerdo con la firma, son los ciudadanos, más que las instituciones, los que impulsan el progreso urbano en mayor medida a través de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). De hecho, Ericsson cuenta con una área de Ciudades Inteligentes para América Latina y el Caribe a través de la cual asesora a empresas e instituciones públicas para que inviertan en los beneficios de la Sociedad Conectada que garantice la seguridad de los ciudadanos, la distribución de energía y agua, las casas sustentables, los vehículos y el transporte conectados, así como también la movilidad urbana sustentable.

“Asegurar que nuestras ciudades sean creativas, conectadas y sustentables es un gran reto, pero también una gran oportunidad para mejorar la vida de miles de millones de personas, junto con la salud y el futuro del propio planeta. Si los residentes se sienten seguros, obtienen los mejores servicios y sienten que su ciudad está a la vanguardia, serán más felices y comprometidos con el bienestar de su ciudad”, señala el informe.

 

Es por eso que, en general, los expertos señalan que, entre otras, se deben contemplar las siguientes variables en los planes de los gobiernos y sociedades de crear ciudades inteligentes:

Gobierno electrónico. Este modelo trae grandes ventajas al proveer de más y mejores servicios públicos a los ciudadanos quienes pueden realizar trámites de manera más eficiente y sin la necesidad de hacer filas.

El Sector Público en todo el mundo ha invertido grandes cantidades de dinero para adquirir sistemas y aplicaciones tecnológicas que hagan posible la integración de bases de datos y el flujo constante de la información.

El reto, señala la empresa Informatica Corporation, es el conseguir la óptima conectividad y colaboración entre las distintas dependencias de manera que todas tengan acceso a datos de calidad, actualizados y listos para la toma de decisiones. El problema es que, entre otras variables, en la actualidad el almacenamiento no se realiza siguiendo un estándar, lo que da como resultado que los miles de millones de datos se encuentren en diversas aplicaciones y sistemas, versiones y con diferentes formatos. Esto hace casi imposible que la información pueda encontrarse y utilizarse por otras organizaciones ajenas al propio proceso de almacenamiento.

Lo anterior representa un problema mayor ya que, con la sistematización de esos datos no solo sería posible tramitar servicios en línea (como el pago de los impuestos), sino que el ciudadano recibiría información de acuerdo a su perfil. Por ejemplo, si tiene hijos, la plataforma le ofrecerá información sobre campañas de vacunación. Asimismo, se busca que la totalidad de los trámites gubernamentales puedan realizarse a través de Internet desde cualquier lugar del mundo.

Seguridad. Ante alguna emergencia las autoridades requieren de acceso inmediato y seguro a la información para llevar a cabo sus tareas. En ese sentido, empresas como Motorola Solutions proponen sistemas de misión crítica que procesan gran cantidad de datos para anticipar y responder a todo tipo de incidentes de seguridad.

Con estos sistemas será sencillo encontrar a un sospechoso en una multitud, gracias a tecnologías de reconocimiento facial; poder prevenir un delito antes de que suceda; con base en el análisis inteligente de información; utilizar drones para filmar y dar apoyo a un rescate ante un desastre natural en zonas de difícil acceso, por solo mencionar algunos ejemplos.

Además, en los sistemas de comando central de las ciudades inteligentes se integrará streaming de video, sensores y alarmas para monitorear toda la situación en una sola pantalla, que además incluirá información generada por los ciudadanos en redes sociales, con el fin de decidir acciones o asignar personal de seguridad de una manera más certera e inteligente.

También, en el caso de México, se propone designar una parte de la Red Compartida para que, en un caso de desastre natural, se tenga la capacidad en primer lugar de alertar a la ciudadanía y prevenir a los cuerpos de seguridad para que actúen a tiempo y lograr así un menor impacto. Una vez transcurrido el episodio, los elementos encargados podrán analizar en una sola pantalla imágenes de las calles afectadas, videos de cámaras de seguridad y de dispositivos de ciudadanos subidos en redes sociales.

Alumbrado público y estacionamientos. Las luces de la calle representan una elevada suma de energía desperdiciada, pero estas pueden ser controladas remotamente, durante toda la noche, de acuerdo al flujo de autos y personas, aprovechando el análisis en tiempo real y reduciendo el consumo sin comprometer la seguridad.

Por ejemplo, Huawei cuenta con una solución que equipa cada faro con un regulador de energía y brillo que permiten calcular automáticamente la duración de la iluminación basada en la temporada específica, mes y día. Con esto se reduce automáticamente el brillo del faro o únicamente se cambia a otra lámpara a media noche, cuando el volumen de tráfico es bajo.

También cuenta con un Sistema de Información Geográfica que muestra datos como el número de faros en cada calle, su estado actual y su ubicación, en caso de alguna falla se envía una alerta automáticamente.

En el área de los estacionamientos, la empresa Ho1a propone una herramienta para que, a través de aplicaciones móviles, los conductores sepan si hay o no un lugar cercano para estacionar su vehículo. Se cre que este tipo de sistemas serán capaces de contribuir a disminuir el tráfico pues, por ejemplo, en la Ciudad de México 50% del tránsito que hay en las áreas y vialidades más congestionadas es causado por personas que están en búsqueda de un lugar dónde estacionarse.

Servicios de limpia, logística y medio ambiente. Los camiones de basura se conectarán a redes para saber cuándo los contenedores se encuentran llenos en una ciudad como la de México, una de las cinco entidades en donde se recoge más basura que en el resto del país y que diariamente genera más de 13 mil toneladas de desechos al día, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por otro lado, se plantea que en toda ciudad inteligente se debe tener una mejor distribución de mercancías al planear de manera más estratégica las rutas y reducir el consumo de combustible de las flotillas y el tránsito vehicular. Por ejemplo, es posible conocer con antelación cómo se encuentra transitada una vía, qué avenidas o carreteras se cerraron por manifestaciones o accidentes, lo que contribuiría a disminuir el tráfico.

Asimismo, para mejorar el medio ambiente, existen propuestas como la de Siemens, empresa que presentó el primer Sistema de Predicción de Contaminación del Aire, basado en “neuronas inteligentes” que pueden, con tres días de antelación, alertar sobre el riesgo de contingencia ambiental en una ciudad. Esta tecnología es capaz de conocer con anticipación qué zona de la ciudad tendrá más niveles de polución y en qué fechas, para así poder contrarrestarla.

Este planteamiento holístico también contempla que los edificios y casas incluyan sistemas solares en sus estructuras que permitirán, por ejemplo, recuperar energía del sol para el consumo de sus habitantes. También se dice que la basura de esos edificios será procesada ahí mismo y transformada en energía. De acuerdo con Schneider Electric México, las edificaciones también tendrán sensores para identificar fugas.

Tecnología ya disponible en el país

SIRFID. Se trata de una solución tecnológica que integra etiquetas inteligentes, lectores y software que han sido utilizados por la Asociación Mexicana de Gaseros (AMEXGAS) para detectar con rapidez las pipas que no cuentan con autorización para distribuir gas LP. Para utilizarla sólo se requiere conectar el lector al teléfono celular y con ello, solicitar la autentificación de la pipa.

Gemalto. Lanzó la nueva generación de su tarjeta SIM UpTeq NFC que permite a los usuarios, a través de una aplicación móvil y tecnología NFC, pagar los servicios de transporte de diferentes redes urbanas.

SM!GHT. Creó una red de faros inteligentes que proporcionan puntos de recarga de vehículos eléctricos, Wi-Fi y botones SOS, también pueden detectar la contaminación, el ruido, la temperatura, la humedad y la congestión del tráfico.

Indra. La empresa se encarga del control del Sistema Metrobús de la Ciudad de México, cuenta con un centro desde el cual se visualiza la ubicación, ruta y velocidad de cada una de las unidades en tiempo real para tomar decisiones en caso de incidentes.

APP Mérida Móvil. Es una aplicación que permite a los usuarios monitorear diversos aspectos de los servicios que brinda el ayuntamiento y levantar de manera más rápida y eficiente reportes de fallas en algún servicio público, sin tener que escribir su nombre o ubicación, pues la aplicación ya tendrá registrados sus datos y los lugares exactos desde donde se emite el mensaje.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS