Explosión de móviles Android; un reto para Apple

Las ventas de smartphones de Samsung recuperaron sus bríos después de varios años de dificultades
Las ganancias que anunciaron esta semana los principales fabricantes de smartphones del mundo revelan el cambio de suerte en el mercado de telefonía móvil
29/07/2016
11:22
GDA / El Mercurio Chile
-A +A

Las ventas de teléfonos inteligentes de Samsung Electronics Co., el mayor fabricante mundial por envíos, recuperaron sus bríos después de varios años de dificultades. Las ganancias del conglomerado surcoreano saltaron 56% en el segundo trimestre frente a igual lapso en el año pasado, mientras que los márgenes de ganancia alcanzaron su mayor nivel desde 2013. Sus ganancias pintan un cuadro claro de la competencia que enfrenta Apple Inc. a semanas de lanzar su nueva línea de iPhones.

El grupo chino Huawei Technologies Co., el tercer fabricante mundial de teléfonos inteligentes tras Samsung y Apple por volumen, anunció a principios de semana que se encaminaba a cumplir su meta de vender 140 millones unidades este año, un alza de 30% respecto al 2015.

Otros dos fabricantes chinos que operan en el mercado interno y son prácticamente desconocidos fuera del gigante asiático, Oppo Electronics Corp. y Vivo Communication Technology Co., han pasado a ocupar el cuarto y el quinto lugar por volumen de envíos, según la firma de investigación Counterpoint Technology Market Research.

El desafío de Apple

En conjunto, estos avances de los fabricantes de teléfonos inteligentes que utilizan el sistema operativo Android, de Google, representan un desafío formidable para Apple, cuyos ingresos han caído durante dos trimestres consecutivos y su cuota de mercado ha declinado, de la mano de una menor demanda de iPhones, en especial en China.

Apple anunció el martes un retroceso de 27% en su ganancia trimestral neta, conforme el precio promedio de venta de sus teléfonos descendió por debajo de US$ 600.

No hay que perder de vista que empresas como Samsung y Huawei no son tan rentables como Apple. Aun siendo inferior al de trimestres anteriores, el margen bruto de 38% que obtuvo Apple duplicó al de Samsung. Y el margen bruto de Samsung, de 16,3%, es el más alto entre los fabricantes que usan el sistema operativo Android.

El flujo del smartphone

En momentos en que el crecimiento del mercado global de smartphones es prácticamente nulo, los avances de Samsung, Huawei y otros fabricantes chinos, probablemente, tendrán lugar a expensas de Apple.

La firma de investigación International Data Corp. indicó que los envíos mundiales de smartphones siguieron con una tendencia débil en el segundo trimestre, arrastrados por las bajas ventas de los iPhones de la manzanita en China.

Los datos preliminares de IDC muestran que en el trimestre abril-junio los fabricantes despacharon 343,3 millones de smarphones , frente a los 342,4 millones de unidades enviadas en el mismo lapso el año pasado.

"Continuamos viendo una serie de dinámicas cambiantes en el mercado de smartphones ", dice Ryan Reith, vicepresidente de IDC, conforme los mercados se alejan de los planes subsidiados y adoptan otros en los que los usuarios pagan el precio completo del dispositivo en cuotas.

La participación de Apple en el mercado mundial de teléfonos inteligentes descendió a 11,9%, su menor nivel desde 2009, según la firma de investigación de mercado Strategy Analytics.

El surgimiento de las marcas pequeñas

Counterpoint halló que Oppo y Vivo fueron las únicas marcas que lograron un aumento considerable de sus despachos en el segundo trimestre, con alzas interanuales de 135% y 62%, respectivamente. Las dos compañías enviaron un total combinado de 39 millones de unidades en el segundo trimestre, básicamente la misma cantidad que Apple, cuyas entregas se redujeron 15% en igual período.

Samsung divulgó una ganancia de US$ 5.200 millones en el segundo trimestre, su período más rentable en dos años, gracias en buena parte a las ventas del Galaxy S7. Las ganancias de la división móvil se dispararon 57%, frente a igual lapso en 2015.

Los sólidos resultados de Samsung sirven para reivindicar a una empresa que hace apenas un año parecía haber perdido el rumbo cuando el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus dominaban el segmento premium del mercado y las ventas de los modelos Galaxy S5 y S6 de Samsung no despegaban. Sin embargo, el iPhone perdió fuerza en 2016, y no se prevé que Apple introduzca grandes cambios cuando presente las nuevas versiones de este año.

Mientras tanto, el Galaxy S7 tuvo una mejor acogida al resolver los problemas de cadena de suministro que afectaron a la marca el año pasado y ofrecer funciones que los usuarios desean, como teléfonos resistentes al agua y un cuerpo de metal.

La renovada fortaleza de su negocio de smartphones no pudo haber llegado en mejor momento, cuyo éxito depende en partes iguales de la venta de móviles a los consumidores y de componentes como semiconductores y pantallas a otros fabricantes.

El negocio ha tenido dificultades en los últimos trimestres, por un exceso de suministro de chips de memoria que redujo sus precios. Las ganancias operativas de la división de componentes de Samsung cayeron 28% en el segundo trimestre, frente a idéntico lapso del año previo.

La situación podría revertirse en los próximos trimestres. Los ejecutivos del sector prevén un repunte de las ventas de componentes, y el negocio de smartphones enfrenta una mayor competencia y mayores gastos de publicidad.

Samsung espera que la anticipación en un mes del lanzamiento de su teléfono inteligente de mayor tamaño, el Galaxy Note, le otorgue una ventaja respecto de la presentación de los nuevos modelos de Apple.

En la medida en que Samsung ha mostrado señales de estabilidad en su negocio de teléfonos inteligentes, los inversionistas la han recompensado al disparar la acción a su mayor nivel de los últimos tres años, aunque cayeron 1,3% el jueves, debido a las cautelosas previsiones de la compañía para el próximo trimestre.

En cambio, la acción de Apple acumulaba una caída de 22% en los últimos 12 meses, antes de una fuerte recuperación el miércoles y el jueves, y se ubica a 30% del máximo que alcanzó en 2015.

-Lisa Beilfuss contribuyó a este artículo.

Futuro de Apple

El iPhone perdió fuerza en 2016, y no se prevé que introduzca grandes cambios cuando presente las nuevas versiones de este año.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios