Tragos coquetos en el corazón de Puebla

Por las noches todo cambia. Recorre las calles del centro histórico y descubre los rinconcitos y cocteles que pocos turistas conocen
22/05/2015
13:40
Diana Briseño
-A +A

[email protected]

Dicen por ahí que fue trazada por los mismísimos ángeles. Son famosas sus iglesias y gastronomía. ¿Quién no ha probado una deliciosa cemita o el mole poblano? Pero en esta ocasión vamos a presentarte algunos rinconcitos en donde puedes literalmente tomarte unas copas al puro estilo poblano, no  a donde van los turistas sino a esos lugares que la gente local guarda para sí.

Héctor Fernández, gerente general de El Sueño Hotel + Spa, fue el encargado de darnos las recomendaciones para pasar una tarde y noche divertidas, entre amigos. 

A unas cuantas calles  del hotel se llega al Bar La Ópera, una cantina con más de 50 años de tradición, famosa por su ‘menjule', una bebida de raíces francesas, que en un inicio incluía whisky de Bourbon para su preparación. Pero con los años se ha vuelto muy poblana. El whisky fue reemplazado por ron y se sirve con   como hierbabuena, amargo de angostura y azúcar. Nos recuerda al mojito.

El lugar es muy pintoresco, un poco vintage ya que conserva su decoración original. Héctor sugiere  que  sea la primera parada ya que cierran como a las nueve de la noche. El bar se estableció en la Calle 16 de Septiembre 1303.

Caminamos un poco más  y llegamos a La Pasita. Por supuesto, el trago principal es ‘la pasita', un licor elaborado con pasas y servido en caballitos de tequila. Su sabor es dulce pero se ofrecen  diferentes versiones para todos los paladares. Esta cantina es diferente a la que se encuentra en el centro y es normalmente visitada por turistas

La cantina, de espacio muy reducido,  tiene una llamativa decoración y la carta incluye otras bebidas elaboradas de manera artesanal como el rompope. Cierra al filo de la una de la mañana y se encuentra en la Calle 3 sur 504.

No podemos dejar de visitar La Terminal, otra cantina tradicional que toma su nombre de la época en que, precisamente, la terminal de autobuses estaba en el centro de la ciudad.

La estrella es la sangría, preparada con varios licores, limón y vino tinto, principalmente. En verano se antoja para calmar el calorcito. No falta el trío  que ameniza el lugar. En Calle 4 Sur 708.

Para la cena

Si después de los coctelitos ya hace apetito, es momento de una rica cena. Héctor Fernández nos da tres opciones. Iniciamos con Intro Restaurant,  un menú diseñado por el chef Ángel Vázquez.

Hay que probar la minihamburguesa de sirlón con cebolla caramelizada o los tacos de lengua. Además, tiene una buena carta de vinos y ginebras. En Calzada Concepción Zavaleta 5624. introrestaurant.com

A unos 10 minutos del centro histórico abrió  el restaurante La Noria, de  cocina  típica poblana, con moles y chiles en nogada (sólo en temporada).  La atmósfera del sitio es agradable, sobre todo su terraza rodeada por laureles.

De beber sobresale la amplia carta de vinos mexicanos y los   mezcales. En Avenida 41 Poniente 2120. www.restaurantelanoria.com

El Sindicato es  un restaurante construido  en las instalaciones del viejo sindicato de una fábrica textil. La decoración es art déco y el menú incluye gastronomía mexicana contemporánea: cortes, aves y algunos platillos tradicionales como los moles poblano y  pipián. Todo ello acompañado con un buen vino. Localizado en Carretera a Fábricas 112.

Para finalizar, no puede faltar la coctelería de El Sueño Hotel + Spa, convertido ya  en un referente   de martinis, con más de 35 opciones.

Destacan los de temporada en los que  se aprovechan frutas y sabores exóticos. Muestra de ello son los que se ofrecen durante mayo: el martini de limón sevillano y el Manhattan con limón. Uno de los favoritos de los clientes es el Ginger Cosmo, versión del famoso Cosmopolitan pero con jengibre. Y para saborearlos mejor, no hay como la nueva terraza,  con vista a la catedral.

El Sueño concibió 20 habitaciones temáticas, nombradas y diseñadas en honor a mujeres que dejaron huella en la historia, las artes o la ciencia como Sor Juana Inés de la Cruz y Dolores del Río. Ocupa una vieja casona del siglo XVIII.

Dónde queda

El Sueño está en el centro histórico de Puebla, cerca de atractivos como la catedral.

Dirección: Avenida 9 Oriente 12

Web: www.elsueno-hotel.com

Web turismo Puebla: www.puebla.travel

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS