Se encuentra usted aquí

Rehabilitar a Bashar al-Assad

Proteger a Al-Assad era y sigue siendo un objetivo constante para Moscú. Las condiciones son favorables para enlistar a Egipto en los esfuerzos de normalización
24/08/2017
01:50
-A +A

Delegaciones sirias se reunieron esta semana en Riad, Arabia Saudita, para discutir la posibilidad de representar a la oposición en las próximas conversaciones de Ginebra en un solo grupo. Este avance es el resultado de un largo proceso en el que Moscú desempeñó el papel principal.

El enviado especial de las Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, llevaba tiempo promoviendo la idea, respondiendo a los esfuerzos diplomáticos rusos. Las tres plataformas de la oposición en Riad, El Cairo y Moscú, acordaron un plan respaldado, de un modo u otro, por los gobiernos de las tres capitales.

En una conferencia de prensa con su homólogo egipcio visitante, Sameh Shukri, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, dijo que los objetivos de Rusia y Egipto en Medio Oriente y el Norte de África son los mismos y destacó el papel de Egipto en establecer zonas de tensión reducida en Siria. Mencionó los esfuerzos de los dos países para formar una delegación unida de la oposición siria para enviar a Ginebra con el fin de iniciar las negociaciones con el régimen. A este respecto, dijo que se estableció una cooperación con Arabia Saudita para crear las condiciones para una delegación unida de la oposición.

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores confirmó el compromiso de Egipto de rescatar al pueblo sirio de siete años de catástrofes, a través de sus esfuerzos para reducir la tensión militar entre el régimen y la oposición. Aclaró que el papel de su país se limita al marco político y no tendrá participación en el terreno. Circulan informes en la región una autorización de Rusia y Arabia Saudita para que Egipto se una a la arena diplomática en el tema de Siria y para fungir el rol de mediador entre el régimen y la oposición, dadas sus buenas relaciones con ambas partes. Que Egipto asuma tal posición representa una opción segura para ambos países y ofrece una alternativa a las otras potencias regionales, Irán y Turquía.

Israel, el otro jugador en la ecuación estará muy contento de tener a Jordania y Egipto de su lado para limitar la expansión iraní en cualquier acuerdo futuro sobre Siria, especialmente dado que sus preocupaciones sobre este tema no encontraron una respuesta positiva de Washington en su más reciente contacto con el gobierno de Donald Trump. El primer ministro Benjamin Netanyahu se reunió con el presidente ruso Vladimir Putin el miércoles para pedirle, principalmente, contener la presencia iraní en Siria para evitar otra guerra en la región, de acuerdo con fuentes israelíes. Israel no sólo está pidiendo prohibir la presencia militar iraní en el sur de Siria, sino la retirada de todas las milicias chiítas del país en cualquier acuerdo futuro.

Las delegaciones sirias en Riad no llegaron a un acuerdo. La plataforma de Moscú objetó cualquier mención a Bashar al-Assad en el periodo transitorio y no acordó una constitución temporal o el nombre del futuro cuerpo gobernante. Las partes acordaron intensificar sus contactos antes de la próxima reunión de Ginebra y sobre la necesidad de contar con una delegación unida para lograr una solución para el conflicto sirio. La diplomacia rusa trabajó duro en apoyo del régimen en Damasco a lo largo de los años de la crisis. Con los logros militares de las fuerzas rusas en el terreno, el largo proceso de domesticar a la oposición está ganando más ímpetu.

Otra ronda de negociaciones con mucha presión política desde distintos lados y la oposición estará más dispuesta a aceptar las propuestas rusas. Proteger a Al-Assad era y sigue siendo un objetivo constante para Moscú. Las condiciones son favorables para enlistar a Egipto en los esfuerzos de normalización, especialmente con su compromiso de preservar las instituciones estatales sirias. Rehabilitar a Al-Assad es una opción aceptada en muchas capitales de la región, y la cifra podría aumentar. La idea sería vendida como una solución temporal para una crisis que está destinada a durar…

El autor fue embajador de Líbano en México entre 1999 y 2011[email protected]
Embajador de Líbano en México entre 1999 y 2011.

Más sobre el autor

Comentarios