Con muerte cerebral, sacerdote apuñalado en la Catedral

Agradece Norberto Rivera esfuerzos de médicos; Arquidiócesis pide a fieles orar
Autoridades de la Iglesia Católica en México piden a los fieles orar por la salud del padre Machorro, apuñalado en la Catedral Metropolitana (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
03/08/2017
04:10
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

El padre José Miguel Machorro Alcalá, quien fue apuñalado el pasado 15 de mayo en la Catedral Metropolitana, fue declarado con muerte cerebral, según estudios neurológicos que se le practicaron al sacerdote.

El último informe médico emitido por la especialista Elida Roque, de la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, indicó que Machorro Alcalá presentaba un cuadro de muerte cerebral, por lo que se estaba a la espera de que el corazón del cura “se agote y deje de latir”.

“Siendo las 20:15 del día 2 de agosto del año en curso, se da informe del estado de salud por parte de la médico Elida Roque, médico de la Unidad de Terapia Intensiva de este hospital informando que José Miguel Machorro Alcalá presenta un cuadro de muerte cerebral apoyándose de los estudios neurológicos correspondientes”, indicó el parte médico.

Luego de la difusión del parte médico, José de Jesús Aguilar, subdirector de Radio y TV en el Arzobispado de México, publicó en su cuenta de Twitter: “Lamentablemente, el P. Machorro acaba de fallecer. Nos unimos en oración”; Aguilar acompañó la publicación con una oración en la que pide por su eterno descanso: “Dios de misericordia y de amor, en tus manos amorosas ponemos a nuestros hermanos difuntos”.

Más tarde, Aguilar señaló en la red social que hubo una confusión entre muerte cerebral y fallecimiento total. “Disculpa por la confusión que se puede dar entre muerte cerebral y ‘muerte o fallecimiento total’. Ésta se considera hasta que para el corazón. Nos unimos en oración y esperemos el reporte oficial”, expresó.

Por su parte, la Arquidiócesis de México informó anoche que Machorro Alcalá tenía muerte cerebral.

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió orar por el sacerdote, quien fue apuñalado hace más de dos meses en el Altar del Perdón de la Catedral Metropolitana.

El martes, Machorro Alcalá abandonó el Hospital General de Tehuacán, Puebla, para ser trasladado en helicóptero al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, ubicado en la Ciudad de México, a fin de que fuera atendido por problemas de desnutrición que presentaba y posteriormente, ser atendido a nivel neuronal, donde se encontraba la raíz de las complicaciones de salud que registraba.

Personal médico del Hospital General de Tehuacán había informado previamente que el sacerdote se encontraba sumamente delicado, debido a un problema intestinal de carácter infeccioso, lo que provocó inflamación del cuerpo, presión baja y distensión del intestino, al punto de la parálisis; además de tener problemas de riñón, producto de las heridas que sufrió el 15 de mayo con arma punzocortante, a manos de un hombre identificado como Juan René Silva Martínez, cuando terminaba de oficiar una misa en la Catedral.

Por la tarde, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los fieles orar por el padre Machorro Alcalá, puesto que su estado de salud es delicado.

A través del Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México, Rivera Carrera agradeció a las autoridades de salud todos los esfuerzos que se hicieron por salvarle la vida y pidió a los fieles elevar sus oraciones a Dios por la recuperación del sacerdote, quien se debate entre la vida y la muerte en el área de Terapia Intensiva de ese hospital.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA