Luego de ataque a la CEM, Norberto Rivera pide orar

El prelado llama a mandatarios a distinguir entre el bien y el mal; fracasaron políticas para evitar embarazos en menores: Desde la Fe
En las oraciones de la homilía de ayer, Norberto Rivera rezó por el pueblo de Venezuela para que encuentre el camino de la reconciliación y democracia “eliminando las divisiones ideológicas que los separan en estos momentos” (CUARTOSCURO)
31/07/2017
02:07
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Tras la detonación de un artefacto explosivo en la puerta principal del edificio de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el pasado lunes, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los fieles que acudieron a la misa dominical orar por los obispos de este recinto, “para que a pesar de los ataques en su contra, sigan su labor evangelizadora, mostrándonos con sabiduría el camino que conduce a la paz”.

Se elevó una súplica por los dirigentes de la nación; por el Presidente, el Jefe de Gobierno y sus gabinetes, “para que puedan gobernar con sabiduría y sepan distinguir entre el bien y el mal”.

En las oraciones, también rezó por el pueblo de Venezuela para que encuentre el camino de la reconciliación y democracia “eliminando las divisiones ideológicas que los separan en estos momentos”.

El prelado pidió por la salud del sacerdote Miguel Machorro Alcalá, quien fue apuñalado en la Catedral Metropolitana, y quien se vio afectado en su salud esta semana, “para que se restablezca y se reincorpore a su ministerio”.

En su mensaje litúrgico, Rivera Carrera mencionó que para entrar a la vida eterna es necesario dejar todo y así encontrar a Jesús. “Encontrarlo, seguirlo, ser su discípulo y después su enviado para predicar el evangelio, es la sola cosa que asegura la posesión del tesoro en los cielos. Jesucristo es el tesoro, Jesucristo es la perla preciosa que debemos encontrar”.

Problemas de embarazos. Por otro lado, a través del editorial del semanario religioso Desde la Fe, la Arquidiócesis Primada de México aseguró que en el país las políticas de desarrollo social para los jóvenes no han logrado reducir la maternidad no deseada.

Bajo el título El empecinamiento, el artículo menciona que el fracaso de estas políticas y de otras más tiene que ver con la manera de afrontar los problemas; dado que se instrumentan políticas de reacción que no inciden en la prevención ni en la adecuada formación de la responsabilidad de los adolescentes y jóvenes del país, quienes desconocen las particularidades de la salud sexual y reproductiva, así como sus riesgos.

“Se insiste más en políticas basadas en el ‘cuidado’ con métodos anticonceptivos, mismos que, sin una adecuada formación y orientación, son falibles absolutamente”, se detalló.

El editorial resaltó que en 2013, 8 mil niñas y adolescentes, de 10 a 14 años, eran madres criando a un hijo, y la proyección hacia 2025 vislumbra que 75 mil adolescentes y niñas de estas edades estarán en las mismas condiciones al ser mamás jóvenes.

“No debe pasarse por alto otra problemática: los embarazos en niñas y adolescentes”, aseguró el artículo y retomando datos del Diagnóstico sobre la Situación de los Jóvenes en México 2013, del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), observó que siete de cada 10 jóvenes iniciaron su actividad sexual entre los 15 y 19 años, y que más de la mitad de los jóvenes, aproximadamente 55.6%, usaron algún método anticonceptivo durante su primera relación sexual.

“La denuncia también va hacia el jugoso negocio de estos métodos promovidos por empresas y farmacéuticas que lucran con la salud de nuestros jóvenes; sus inmensas ganancias son el mejor botín, que obtienen a costa de la salud y la vida de millones de adolescentes engañados con promocionales, quienes terminan creyendo que el amor humano es sinónimo de relaciones sexuales”, señaló la arquidiócesis encabezada por el cardenal Rivera.

El texto exhorta a la sociedad a comprometerse para promover políticas de desarrollo integral “y no sólo paliativos que no resuelven los problemas de un sector muy vulnerable de la población. El diseño de las actuales estrategias no es adecuado; sin embargo, las autoridades parecen empecinadas en dar un tratamiento que, poco a poco, oscurece el futuro de millones de jóvenes mexicanos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS