Pide CNDH prevenir impunidad en casos de violencia en niños y adolescentes

El organismo destacó que entre las situaciones que se registran contra la niñez y la adolescencia se incluye el castigo físico y humillante, especialmente entre la población vulnerable
02/07/2017
12:35
Astrid Sánchez
-A +A

En nuestro país 73% de la población infantil menor de 14 años ha sido víctima de maltrato, en contraste con las cifras del Instituto Nacional de Salud Pública y UNICEF, que señalan que la mitad de la población menor de 18 años ha experimentado esta situación a nivel mundial.

Por ello, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió a autoridades de los tres niveles de gobierno que se refuercen acciones para prevenir, investigar, sancionar y evitar la impunidad en los casos de violencia contra la niñez y la adolescencia.

La CNDH destacó que entre las situaciones que se registran contra la niñez y la adolescencia se incluye el castigo físico y humillante, especialmente en población en situación de calle, migrante, indígena, afrodescendiente, con discapacidad y en pobreza extrema.

Este posicionamiento fue pronunciado en la ceremonia de clausura del Foro de Análisis “Los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en México y la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible”, encabezada por Ismael Eslava Pérez y Héctor Daniel Dávalos Martínez, Primer Visitador General y Secretario Ejecutivo de la CNDH. 

En el evento participó Sonia Bozzi, directora nacional de la organización internacional ChildFund México. 

La CNDH y ChilFund concluyeron que los niños y adolescentes deben de gozar de un ambiente donde se respeten sus derechos, que sea seguro, pacífico y donde exista la igualdad de género. 

Eslava Pérez, quien acudió en representación del presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, destacó que el Estado, la comunidad y las familias son corresponsables de asegurar que todos los menores de edad puedan alcanzar su máximo potencial físico, mental, ético, moral y espiritual, para construir sociedades estables y propiciar el desarrollo sostenible e incluyente de nuestro país.

"La niñez no admite demora, es impostergable y la mejor manera de hacerlo es mediante los esfuerzos de todos los actores, ya que de ser omisos las complicaciones se extenderán a toda la población. No hacerlo desde un principio significa hipotecar el futuro de la humanidad", señaló la CNDH en un comunicado.

Sonia Bozzi, de ChilFund, señaló la necesidad de que autoridades impulsen el cumplimiento de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, asignando el presupuesto adecuado para su implementación, para materializar su contenido y mejorar la calidad de vida, condiciones de bienestar y desarrollo de esa población.

Alertó sobre el alto impacto negativo que tienen las manifestaciones de violencia contra niños y adolescentes y urgió a realizar acciones de prevención a través de políticas públicas integrales, transversales con perspectiva de derechos y enfoque de género, "para lograr el cambio cultural que se requiere para eliminar creencias, prácticas tradicionales, imposiciones e ideas que justifican la violencia hacia la niñez y la adolescencia".

En la clausura del Foro se concluyó que se debe garantizar la articulación de toda la sociedad, especialmente del sector privado (empresarial), en el diseño de mecanismos, espacios y formatos adecuados para la participación activa de este sector en el diseño, implementación, evaluación y rendición de cuentas de las políticas públicas destinadas a su atención.

Se ratificó la importancia de la participación comprometida de los organismos públicos de derechos humanos, de la sociedad civil organizada y las comunidades, en la implementación y seguimiento de la Agenda 2030 con especial énfasis en el empoderamiento de niños y adolescentes.

Ismael Eslava Pérez señaló que todas las formas de expresión de la violencia son inaceptables y que en materia de niñez no hay nivel alguno que pueda ser autorizado.

“Debemos erradicar cualquier disposición normativa, interpretación, práctica o tradición que posibilite su maltrato; los castigos corporales como forma de educación o corrección; los matrimonios forzados o adolescentes; la violencia sexual o la psicológica y, en general, las acciones u omisiones que interrumpan su salud física, emocional o su desarrollo psicológico”, expresó.

Señaló que se debe de dar prioridad a la prevención y evitar factores de riesgo que favorezcan su existencia.

"Se deben elaborar protocolos especializados para atender a víctimas, que eviten su revictimización cuando han sufrido actos de violencia y que promuevan la no repetición; establecer mecanismos efectivos de participación de la niñez en la elaboración de indicadores que permitan compilar, analizar y difundir datos desglosables y confiables sobre la violencia de este sector de la población", señaló el organismo nacional.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS