ONU arranca en Tijuana campaña para limpiar playas

Demanda a gobiernos federal y locales preservar ecosistemas marinos; implementan municipios fronterizos estrategia de recolección de basura
Las playas de Tijuana son algunas de las más contaminadas del país. La basura es una constante s que reportan voluntarios del programa de limpieza en litorales nacionales (ASTRID RIVERA. EL UNIVERSAL)
06/06/2017
03:32
Astrid Rivera
Tijuana, BC.
-A +A

[email protected]

En una de las playas más contaminadas del país, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) puso en marcha una campaña de limpieza de mares con la que llamó a los gobiernos federales y estatales para limpiar las playas del país, a fin de preservar los ecosistemas marinos.

Colillas de cigarro, botellas de plástico, platos desechables y envolturas de comida chatarra fueron los principales residuos que encontraron los más de 130 voluntarios que participaron en la campaña de las Naciones Unidas “Mares Limpios” , acción que esperan se replique en las demás playas del país.

Mediante la firma del Convenio de Adhesión a la Campaña de Mares Limpios el PNUMA y el municipio de Tijuana acordaron sumar al municipio fronterizo a la iniciativa para la recolección de basura.

Al participar en el evento conmemorativo del Día Mundial del Medio Ambiente, Alfonso Blancafort Camarena, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), señaló que la protección de los mares es uno de los compromisos más importantes para el gobierno mexicano, por lo que resaltó la necesidad de reforzar la coordinación con los gobiernos municipales y estatales, para purificar las aguas residuales que muchas veces se vierten a los mares.

“Es importante redoblar esfuerzos de coordinación para detener la contaminación de los mares que comienza en las costas, la principal causa de contaminación de las playas mexicanas proviene de aguas residuales urbanas e industriales sin depurar o con un tratamiento deficiente”, dijo.

En el acto realizado en la zona costera de Playas de Tijuana, añadió que además de la contaminación de las aguas residuales, depositar desechos urbanos en las cañadas y ríos representa un riesgo no sólo para la población sino también para la protección de los ecosistemas marinos, puesto que en época de lluvia esos residuos son arrastrados hasta el mar.

“El cuidado y protección de nuestros mares es responsabilidad que compartimos todos”, enfatizó.

Serge Dedina, alcalde de Imperial Beach, Estados Unidos, ciudad colindante con Tijuana, aseguró que continuarán colaborando con México como “amigos” a fin de encontrar soluciones conjuntas para combatir la contaminación de los océanos y la protección del medio ambiente; lamentó que en días recientes el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara la salida de la Unión Americana del Acuerdo de París, lo cual consideró como una “vergüenza”.

“No hay nada más importante que tener el compromiso de preservar el medio ambiente y el planeta, así como seguir trabajando en ambos lados de la frontera para mejorar la calidad de vida y conservar las playas. En los mares no existen fronteras”, dijo.

Dolores Barrientos Alemán, representante en México del PNUMA, destacó que la contaminación marina es uno de los problemas que enfrenta la población a nivel mundial, por lo que exhortó a la población a reflexionar sobre la importancia de la limpieza de los mares y que cada acción que los habitantes de las ciudades realizan, impacta, pese a la distancia de los ecosistemas marinos.

Juan Manuel Gastélum Buenrostro, presidente municipal de Tijuana, aseguró que el futuro de los mares no puede esperar, porque los efectos del cambio climático son cada vez más visibles “si no hacemos algo hoy, mañana podría ser demasiado tarde, el llamado es a trabajar sin excusas ni pretextos”.

Erika Gutierrez, una de las 130 voluntarias de la campaña dePrograma de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente comentó que todos los fines de semana visita Playas Tijuana con su familia y la basura es una de las constantes en cada uno de esos paseos.

“Es muy incómodo estar caminando y pisar una tapa de refresco o encontrarte colillas de cigarros, la basura ahuyenta a la gente, por eso tenemos que limpiar y si consumimos algo, tirar la envoltura o el envase en un bote”.

Durante el acto conmemorativo un grupo de manifestantes pertenecientes a la organización Mexicali Resiste protestó por las diversas problemáticas que enfrenta el estado de Baja California, como es la contaminación de las playas y la escasez de agua.

Mientras las autoridades emitían sus discursos, los inconformes levantaron pancartas en las que se leían consignas como “Gobierno, corrupto y ecocida”; “Ensenada, Baja California playa contaminada”; “No a la privatización del agua en Baja California”.

Recriminaron ante los asistentes, sin que las acciones de los manifestantes alteraran el desarrollo del evento en ésta playa, una de las más contaminadas del país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS