En junio abre sus puertas el sitio de enseñanza artística más grande de AL

El nuevo Centro de Artes y Prácticas Artísticas de Mineral de Pozos, Guanajuato, pretende ser uno de los espacios de enseñanza más grandes de América Latina, para lo cual se invirtieron 80 millones de pesos
Foto: cuadrangular.mx
09/05/2017
16:32
Redacción
-A +A

En junio próximo se podrá comenzar a visitar el nuevo Centro de Artes y Prácticas Artísticas de Mineral de Pozos, Guanajuato, que pretende ser uno de los espacios de enseñanza más grandes de América Latina, para lo cual se invirtieron 80 millones de pesos para el rescate de un conjunto de edificios de 6 mil metros cuadrados de construcción, informó Daniel Esquenazi, uno de  los inversionistas.

Esa localidad, a unos 40 kilómetros de San Miguel de Allende, fue uno de los pueblos que vivió durante siglos el auge de la minería pero que, tras procesos históricos como la Revolución y la Guerra Cristera, se transformó y quedó abandonado al punto que muchos lo llaman un pueblo fantasma.

El nuevo centro en el que hace más de 100 años fue fundada la Escuela de Mineral de Pozos, está distribuido en dos edificios, en la que fuera la escuela modelo estará el museo de sitio, las salas de exposiciones, las aulas de cine, una tienda con productos artísticos de alta calidad y de diseño, y las sala de conferencias. En el otro inmueble estarán las áreas de talleres de grabado, litografía, serigrafía, fotografía y video, animación digital, cerámica, textil, performance, danza y música. Son 6 mil metros cuadrados de construcción.

Esquenazi detalló que después de tres años de restauración arquitectónica, se cuenta con áreas para la exhibición y producción de arte, museo de sitio, cineteca, tienda de artesanías, auditorio y salas de conferencias, entre otros espacios.

El 10 de febrero de 2016, EL UNIVERSAL publicó que el centro será un lugar de creación que invitará a los artistas nacionales e internacionales de media carrera y de nivel superior.

Convoca a jóvenes, estudiantes de artes, entre otros, y es un lugar de creación de prácticas artísticas, así como de educación en ese ámbito, donde lo importante es que los jóvenes están junto a grandes artistas colaborando en la producción de piezas.

Esquenazi destacó que el proyecto arquitectónico estuvo a cargo de Patrimonio Guanajuato AC, con la colaboración de urbanistas, antropólogos y especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que supervisaron la obra para que se respetara el diseño original.

Mineral de Pozos, originalmente llamado Ciudad Porfirio Díaz, fue un pueblo minero de plata y mercurio principalmente, que tuvo su auge a finales del siglo 19 y principios del 20, con 50 mil habitantes.

Daniel Esquenazi recordó que las más de 200 minas interconectadas sufrieron una inundación donde murieron muchos trabajadores y con la inutilización de las mismas y la llegada de la Revolución, el lugar fue abandonado al grado de que solo quedaron 100 habitantes, por lo que se convirtió en un "pueblo fantasma".

Permaneció en ruinas durante décadas y los edificios se deterioraron casi al punto de derrumbarse y sufrieron el saqueo de materiales, entre ellos los techos de madera, que fueron rehabilitados en su totalidad.

Sólo había quedado el cascarón de la otrora Escuela Modelo (primaria) de Porfirio Díaz, que ahora recupera la majestuosidad que la caracterizó, destacó Esquenazi.

Resaltó que hace seis años, un grupo de inversionistas, a través de la Asociación Civil "Señores de Pozos" y los ejidatarios del lugar, hicieron sinergia y convirtieron los ejidos en propiedad privada para poder donar la Escuela Modelo al gobierno de Guanajuato.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS